Inicio Madrid Medio Ambiente Continúa la construcción del Bosque Metropolitano en Orcasitas

Continúa la construcción del Bosque Metropolitano en Orcasitas

18324
2
bosque metropolitano

El 1 de septiembre comienzan las obras para acondicionar el borde forestal de Orcasitas, que durarán siete meses

La construcción del Bosque Metropolitano de Madrid sigue adelante, ahora con la aprobación del contrato para acondicionar el borde forestal de Orcasitas, en Usera. Las obras comenzarán el próximo 1 de septiembre y tendrán una duración de unos siete meses, previsiblemente. Se trata de una zona que pertenece al Patrimonio Municipal del Suelo.

El objetivo es acondicionar el espacio y poner en valor varias parcelas para su uso verde, ya que actualmente presenta una alta degradación medioambiental debido a la falta de uso. Esto propicia el vertido de escombros y otras incidencias que perjudican a los vecinos. De esta forma, esta zona se recuperará para la ciudadanía.

Bosque Metropolitano

Para ello, se va a sanear el terreno y se van a construir caminos de acceso y tránsito, así como zonas estanciales con mobiliario urbano. Asimismo, se van a plantar especies arbóreas autóctonas que protejan el suelo y se instalarán las redes de riego automático necesarias para mantenerlo, entre otras acciones. Tiene una dotación de 2,2 millones de euros.

El Bosque Metropolitano de Madrid comenzó en el Cerro Almodóvar

Las obras del Bosque Metropolitano, infraestructura verde de 75 km que bordeará Madrid, dieron el pistoletazo de salida el pasado mes de junio con el acondicionamiento del terreno de su kilómetro cero. Este punto se encuentra en el cerro Almodóvar que, una vez finalicen dichos trabajos, pasará a ser una zona verde. Durarán seis meses, aproximadamente, y costarán 2,49 millones de euros.

El proceso de renaturalización permitirá recuperar este gran espacio medioambiental de 726 metros de altitud que actualmente se encuentra en plena desertificación. Las acciones más urgentes se centran en evitar que el espacio siga deteriorándose.

Para ello, se plantea limitar la red de caminos y sendas; canalizar el tráfico peatonal y ciclistas por los espacios habilitados; prohibir el tráfico rodado y restaurar los caminos y laderas provistos de vegetación.

Además, se va a proceder a la estabilización de los taludes, que se están desmoronando. Se va a hacer mediante un plan de drenaje y de plantaciones, fundamentalmente arbustivas, que vayan definiendo un tejido vegetal que consiga estabilizarlos.

Cerro Almodóvar

Como añadido, se van a arreglar los caminos y los dos accesos existentes, en los que se pondrán zonas verdes, dejando el de la calle Cerro Almodóvar como principal y el del Pinar de Santa Eugenia como secundario. Uno de los caminos acaba en una plataforma que se plantea habilitar como mirador, con vista a la zona de Berrocales y el sureste de Madrid.

Con respecto a la vegetación en los caminos, se ha planificado un primer estrato con árboles de mayor porte y que den sombra (chopo u olmo); y un segundo, con un árbol de floración enfática como el almendro, y alguno más identitario como el ciprés o el olivo. Todo ello estará acompañado de especies arbustivas de gran porte como el tamarindo y de otras más bajas y de colores llamativos: olivillas, lentisco, aceropalus, genistas.

El cerro Almodóvar, además podría contar con algunas de las propuestas planteadas por los vecinos de Vicálvaro y Villa de Vallecas para el espacio, a través de la plataforma de participación ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, Decide Madrid.

Primera fase de construcción del Bosque Metropolitano

Es precisamente en el cerro Almodóvar donde comenzó el futuro Bosque Metropolitano, con la elaboración de un Plan Especial de Protección Arqueológica para la zona. Este plan se llevó a cabo, por un lado, por el interés geológico de la zona, al haber sido un lugar de explotación de sepiolita; por otra, por albergar un yacimiento con utensilios de sílex labrados hace unos 30.000 años.

El objetivo final es conectar este kilómetro cero con otras zonas ambientales como el parque forestal de Valdebernardo, el Pinar de Santa Engracia y el parque forestal de Vicálvaro. El Bosque Metropolitano es un proyecto concebido a 12 años, con el que se contribuirá al reequilibrio territorial y a la mejora de la calidad del aire.

Cerro Almodóvar

En él, se plantarán especies autóctonas acondicionadas al clima de la capital, como pinos, encinas, enebros, cipreses, olmos, almendros o madroños. Los primeros árboles se colocaron el pasado mes de noviembre. En palabras de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que eligió algunos de ellos, «es la mayor infraestructura verde que se va a implantar en Europa en la próxima década». 

Estas actuaciones forman parte de la primera fase de construcción del Bosque Metropolitano. En ella, también se incluyen los avances en la cuña norte de O’Donnell, la avenida del Talgo o en Anillo Verde de Villaverde, entre otras zonas.

Bosque Metropolitano

Asimismo, se está trabajando en la parcela del Campo de las Naciones, donde se ubica el Bosque de los Abrazos Perdidos, en homenaje a las víctimas por la Covid-19. Los familiares de fallecidos pueden solicitar a través de un formulario que se asigne el nombre de su ser querido a uno de los árboles. También se ha habilitado un espacio web donde se recrea el bosque en 3D y donde se puede localizar el árbol asignado al familiar fallecido.

Proyectos ganadores del concurso para construir el Bosque Metropolitano

El Bosque Metropolitano está valorado en 3,6 millones de euros y se divide en cinco lotes, siguiendo criterios de continuidad geográfica. Se construirá siguiendo los cinco proyectos ganadores del concurso internacional de ideas que lanzó el Ayuntamiento de Madrid en julio de 2020. Todos ellos se pueden ver en una exposición itinerante que ya ha estado en el parque de El Retiro y en Latina, y que recorrerá el resto de distritos.

Lote 1

Corona noroeste – ‘Entre montes naturales’. Conectará El Pardo con las lomas de Valdelatas y la Casa de Campo.

Ganador: ‘Aguaila Madrid Puerta de la Sierra’, de Pino Forestal Ingeniería, S.L. La propuesta se basa en el vuelo de un águila imperial que se aproxima a la urbe desde la Sierra y el monte de El Pardo.

  • Manzanares Norte: consolidar y renaturalizar la senda fluvial paralela al curso del río y adecuación estancial del Puente de San Fernando.
  • Valverde: turismo ornitológico y cultural, y apuesta por la conexión con la Quinta del Duque del Arco.
    Bosque Metropolitano
  • Mina del Cazador: renaturalizar el entorno de la olmeda existente, una laguna artificial y un jardín de aromáticas.
  • Valdegrulla: senda botánica con un observatorio de aves a lo largo del recorrido, creación de una nueva superficie de encinas mixto con alcornocal y pinares y un vivero, así como un centro de interpretación de oficios tradicionales forestales.

Este proyecto pretende recuperar espacios para la mejora del águila imperial ibérica y su cortejo faunístico, así como el encinar adehesado degradado, los sotos y riberas del Manzanares y los cursos fluviales estacionales, entre otros.

Bosque Metropolitano

Una avenida forestal que conecte todos los parques en la corona noreste (lote 2)

Lote 2

Corona noreste – ‘Uniendo parques urbanos’. Conectividad ambiental de Arroyo y parque de Valdebebas, recintos feriales, Nueva Centralidad del Este, parque de cuña de O’Donnell y cerro Almodóvar. Este último será el kilómetro 0 del bosque.

Ganador: ‘Efecto Mariposa’, de UTE Climent-Climent-Navascues-ARZV. La acción principal es el diseño de una avenida forestal de 23,82 km como eje vertebrado que conecte todos los parques existentes en la zona. Lo hará a través de una vía que permitirá la circulación de peatones y ciclistas, por calzadas separadas.

Bosque Metropolitano

En cuanto a la vegetación, la cuneta de la vía almacena agua para permitir el mantenimiento de especies arboladas de hoja caduca, que den sombra en verano y permitan paseos soleados en invierno. Se plantean varios tipos de bosque:

  • Frontera: denso y de hoja perenne. Con arbolado como el pino piñonero, encinas, enebro o madroños.
  • Bosque de ribera: con especies que aporten volumen y altura, como los chopos, arces, olmos, sauces, fresnos, etc. También otros de menor porte como el escaramujo, piruétano o juncos.
  • Adehesado: el arbolado principal se compone de pinos, alcornoques, fresnos, quejigos y se caracteriza por la mezcla con arbustos.
  • Bosque de cultivo de fruto: el arbolado se ordena y prepara para la recolección del fruto, como almendros, membrillos e higueras.
  • Bosque de trinchera: en taludes artificiales del viario existente u otros elementos como escombreras, se plantarán arbustos y otras especies que permitan el aumento de la biodiversidad del entorno.Bosque Metropolitano

Además, se propone la creación de lagunas en las minas de cielo abierto existente. Esto puede permitir incluso la implantación de un parque acuadeportivo y ecoductos para la conexión de los espacios naturales, así como pasarelas para ciclistas y peatones.

Apuesta por la singularidad del espacio en la corona sureste del Bosque Metropolitano (lote 3)

Lote 3

Corona sureste – ‘El anillo verde del sureste’. Resaltar espacios libres de los Cerros, Cañaveral, Ahijones, Berrocales, Ensanche de Vallecas y Valdecarros, conectando el cerro de Herradura con la zona de Cantiles de Manzanares. Es el espacio de mayor extensión.

Ganador de este lote del concurso del Bosque Metropolitano: ‘A flor de Yeso’, de UTE Uxama Ingeniería y Arquitectura, SLPU, Gestión Integral del Suelo SL, y Eslava y Tejada Arquitectos SL. Busca el arraigo en los suelos áridos que se extienden en los márgenes de la ciudad y que asoman a los valles fértiles del Manzanares y del Jarama.

Bosque Metropolitano

Para ello, propone la creación de:

  • Centro de investigación, formación y desarrollo de economía circular.
  • Escuela de oficios. A partir de las yeseras existentes, generar un lugar de formación, conocimiento e innovación.
  • Centro aerológico.
  • Islas de biodiversidad. Proponen un tratamiento forestal diferente y particularizado para aquellas zonas con fuerte presencia de vertidos descontrolados o antiguos vertederos, potenciando su regeneración vegetal.

Uno de sus principales retos es lograr la continuidad de este ámbito, así como incluir dentro de la vida de la ciudad espacios naturales como el arroyo de los Migueles o el Cerro de la Herradura. También quieren trabajar sobre los suelos no urbanizables en torno a Valdemingómez.

Bosque Metropolitano

También se incluirán sendas ciclistas y peatonales y se crearán charcas para su colonización por anfibios en la zona del arroyo de los Migueles.

Transformación de la cuenca del Río Manzanares (lote 4)

Lote 4

Corona sur – ‘Los parques fluviales del sur’. Conectar los sistemas fluviales del río Manzanares y arroyo de la Gavia e integrar grandes piezas periféricas de espacios libres en Entrevías, La Atalayuela, Mercamadrid y Butarque.

Ganador: ‘Manantial Sur’, de Alday Jover Arquitectos S.L.P. El equipo pretende cambiar la perspectiva sobre las depuradoras situadas en la cuenca sur del Manzanares, entendiéndolas como grandes manantiales de las que depende este desarrollo paisajístico. Por ello, su intención es crear dos tipos de reservorios para acumular agua de cara a los periodos estivales: los humedales y las balsas.

Bosque Metropolitano

Esta zona también es una de las principales vías de entrada a la ciudad de Madrid y por tanto de gran movilidad. Así, proponen jerarquizar los caminos y cañadas ya existentes e implantar otros nuevos para su conexión, con dos ejes principales:

  • Continuidad del camino longitudinal del Bosque Metropolitano a través del pinar que acompaña a la M-45 y las conexiones históricas de las cañadas que acompañan el Arroyo de la Gavia hasta Vallecas.
  • Paseo fluvial del Manzanares. Se le da continuidad por ambos márgenes del río desde el Parque lineal existente hasta el Parque agro-fluvial del Manzanares-Jarama.

Bosque Metropolitano

Corredores ecológicos para la corona suroeste (lote 5)

Lote 5

Corona suroeste – ‘El anillo metropolitano’. Integración del sistema metropolitano suroeste (Getafe, Leganés, Alcorcón) con la Casa de Campo, poniendo en valor los entornos fluviales de arroyo Meaques.

Bosque Metropolitano

Ganador de este lote del concurso del Bosque Metropolitano: ‘Del Manzanares a Guadarrama’, de Rubio Arquitectura S.L.P. Amplio corredor verde que conectará el Manzanares con el Guadarrama, y Madrid con su Sierra. El objetivo es proteger los cauces fluviales que actúan como corredores ecológicos, fomentando el movimiento de especies animales, la dispersión de semillas y la biodiversidad. Su proyecto se basa en: 

  • Recuperar la memoria del entrono perdido de la dehesa de los Carabancheles. Para ello, se utilizará un vivero forestal.
  • Convertir el área de Cuatro Vientos y la M40 en un entorno fértil, bajo la estrategia ‘Polinizando Cuatro Vientos’.
  • Reconversión industrial del anillo de Villaverde actuando también en el parque fluvial de Butarque.

Bosque Metropolitano

Además, se creará un centro agroecológico, y se recuperará la fábrica de Arcelor. Esta última albergará el Centro de Restauración Ambiental de Madrid, para la monitorización y gestión del Bosque Metropolitano.

Por último, se pretende ampliar el anillo verde ciclista de Madrid al área metropolitana, para conectar los cursos del Manzanares y el Guadarrama. Para ello, se crearán dos grandes arcos ciclistas: el arco de Butarque y el Arco Guadarrama. La continuidad se hará a través de ecoductos. 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



2 Comentarios

  1. Si finalmente se construye todo lo que está previsto en los llamados desarrollos del sureste, este parque se va a quedar muy corto y seguramente, menguando drásticamente la idea inicial. Madrid no puede con todo lo que se le viene encima. Ya estamos saturados (ahora mismo el covid da una tregua a la movilidad) y pretenden duplicar la población de un sur y sureste ya saturado.
    Para esos desarrollos se ha destruído, y aún queda por destruir, naturaleza en buen estado, joyas arqueológicas de increíble interés (necrópolis visigodas y silos, amén de la ciudad visigoda supuesta) y una naturaleza muy especial, con especies botánicas tan raras que en el inmediato sureste urbano tienen sus mejores poblaciones mundiales y que gracias a la especualción y a un supuesto parque, mitigador de destrozos ecológicos enormes, probablemente desaparezcan, a parte de los paisajes más genuinamente madrileños. Pero eso sí, tendremos pinarcillos de arrabales de segunda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.