Inicio Madrid hoy Sanidad Cuál es la mejor postura para dormir y qué otros factores influyen

Cuál es la mejor postura para dormir y qué otros factores influyen

294
0
dormir bien

El descanso y dormir bien son aspectos vitales para nuestra salud y bienestar. Te contamos las claves para lograrlo

Dormir es una necesidad básica, y a pesar de ello, muchas personas tienden a restarle importancia al sueño, sacrificando horas para cumplir con múltiples responsabilidades y actividades diarias, incluso para cumplir ciertos con caprichos.

Es esencial comprender que el descanso adecuado juega un papel vital en nuestra salud y bienestar general. Sin embargo, no basta con simplemente acostarse en la cama para obtener un descanso que permita reponer energías.

Muchos no lo saben, pero la postura que adoptamos al dormir es fundamental para fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la memoria y la concentración. También lo es para regular las emociones y el estado de ánimo, entre otros varios. Por ende, vale la pena conocer más acerca de cada uno de estos.

dormir sueño reparador
Foto: Unsplash

¿Dormir boca arriba o boca abajo?

Un gran número de personas duerme boca arriba o boca abajo, de hecho existen quienes alternan estas posiciones para dormir, aunque no son las mejores.

Por un lado, el hecho de dormir boca arriba facilita en numerosas ocasiones abrir la boca, lo cual modifica negativamente la manera de respirar. La lengua se posiciona a la parte posterior, lo cual reduce el espacio por el cual pasa el aire. Y es que, cuando se duerme de esta manera, se suele respirar por la boca en lugar de por la nariz, llegando a roncar o a tener apneas del sueño.

Por otro lado, quienes duermen boca abajo se ven mayormente perjudicados, porque la columna vertebral se ve afectada, así como el cuello y la cervical. El hecho de tener que girar la cabeza hacia un lado, no es precisamente lo más cómodo, y trae consecuencias a corto, mediano y largo plazo, generando sensación de cansancio en lugar de lo contrario.

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces o escanea el QR!

WHATSAPP
TELEGRAM
sueño reparador
Foto: Unsplash

La mejor postura para dormir es…

La postura más apropiada que se puede asumir al dormir es de lado, sea del lado izquierdo o derecho, ya que con esta, no se recarga el peso sobre el área de la espalda o sobre el pecho, como ocurre cuando se duerme boca arriba o boca abajo.

Es más cómoda para conciliar el descanso y saciar las necesidades del sueño si la acompañas de dos almohadas. Una para recargar la cabeza, colocando el hombro en la parte de abajo y la otra, entre tus piernas, para dar soporte a la cadera.

Por cada noche que duermas de lado, vas a lograr tener una respiración de mayor calidad. También vas a mantener la columna segura al estar alineada, y en ocasiones, la digestión se ve facilitada. Por lo tanto, dormir de lado debe hacerse un hábito.

El colchón: un aspecto que influye

No se puede pretender lograr dormir como se debe, si no se tiene un buen colchón, puesto que el colchón es la base de todo buen descanso. Entonces, adicionalmente de las posturas para dormir, adquirir un colchón, como los disponibles en Colchones.es, es una buena idea.

descanso sueño reparador
Foto: Unsplash

Recordemos que un colchón adecuado proporciona varios beneficios que repercuten en nuestra salud física y mental, siendo su compra, no un gasto, sino una inversión totalmente necesaria. Algunos aspectos en los que el colchón influye al momento de dormir, los siguientes:

  • Base firme y soporte adecuado. Estos medios deben ofrecer como mínimo una base firme y un soporte adecuado, para mantener una postura correcta durante el sueño. Al mismo tiempo, con ello se evitan dolores y tensiones en los músculos y la columna.
  • Comodidad y relajación. Un colchón cómodo nos permite relajarnos más fácilmente y conciliar el sueño de manera efectiva. La comodidad es un factor clave para lograr un descanso profundo y reparador.
  • Menos transferencia de movimiento. Si se trata de un colchón de calidad, este va a minimizar la transferencia de movimiento, lo que significa que si duermes acompañado, no serás tan propenso a despertarte por los movimientos del otro.
  • Regulación de la temperatura. Algunos colchones están diseñados para regular la temperatura durante el sueño, manteniendo una sensación fresca y confortable. Eso contribuye a un descanso más placentero.
  • Prevención de alergias. Más personas de las que se creen sufren de alergias, que a veces empeoran los colchones. Aquellos fabricados con materiales hipoalergénicos pueden ayudar a prevenir las mismas, incluso problemas respiratorios durante la noche.

¿Y los hábitos? ¡También importan!

Tanto la postura como un buen colchón son dos aspectos de gran peso para lograr dormir plácidamente, pero los hábitos no pueden dejarse de lado, porque también hacen peso.
Los hábitos y rutinas relacionadas con el sueño desempeñan un papel crucial en el descanso, siendo recomendado revisar y cambiar aquellos que entorpecen el poder dormir:

  • Limitar el consumo de cafeína. Tomar una taza de café en la mañana para beneficiarse de los efectos de la cafeína, está muy bien, pero seguir consumiendo cafeína durante el día, o peor aún, durante la noche, es un auto sabotaje. No se puede esperar dormir bien cuando la cafeína está haciendo de sus efectos en plena noche, por ende, limita su consumo.

atletismo

  • Establecer una rutina de sueño. Las rutinas hacen a medio plazo que todo sea más sencillo. Por ejemplo, establecer una para irse a la cama y despertarse a la misma hora todos los días ayuda a regular el reloj biológico, facilitando la conciliación del sueño y mejorando la calidad del mismo.
  • Evitar pantallas antes de dormir. La luz azul de las pantallas de dispositivos electrónicos que tanto usamos durante muchas horas del día, puede afectar la producción de melatonina, que es la hormona que regula el sueño. Es ideal desconectase de los dispositivos al menos una hora antes de acostarse.
  • Un ambiente propicio para dormir. Un dormitorio tranquilo, en el cual no entren los sonidos fácilmente, oscuro, que tape la luz exterior, y bien ventilado, contribuye a un sueño más reparador. Asimismo, una cama limpia y cómoda aumenta la sensación de relajación, por lo que debe cambiarse la sabana cada tanto.
  • Practicar ejercicio regularmente. El ejercicio puede mejorar el estado físico de manera positiva, siendo recomendado. Si lo haces, también el sueño se verá beneficiado. Pero se debe evitar realizar actividades intensas justo antes de dormir.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.