Cara a cara entre Carmena y vecinos de Las Rosas, por un polémico súper

Recibe nuestro boletín de noticias

Cara a cara entre Carmena y vecinos de Las Rosas, por un polémico súper

  • La construcción de un Mercadona en un espacio residencial, entre chalets, ha desatado la ira de los vecinos.

  • Acusan a la alcaldesa de tener “un interés desmesurado en aprobar ese proyecto”, que no entienden.

  • El próximo jueves, Carmena se reunirá con ellos para hablar del tema: “quiere convencernos”, dicen los vecinos.

Los vecinos del barrio de Las Rosas, en el distrito de San Blas, se han levantado contra la alcaldesa Manuela Carmena. El motivo: la previsible construcción de un Mercadona en un solar entre chalets, ubicados en una de las zonas más tranquilas y residenciales del barrio. Se quejan de la falta de información y transparencia, y de que está actuando “como comercial del Mercadona”.

El próximo jueves, 12 de mayo, la regidora va a recibir a los vecinos en la Junta Municipal del Distrito para hablar únicamente de este tema. “Viene con la idea de convencernos”, afirma Vicente Pérez, vicepresidente de la FRAVM (Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid) y portavoz en las comisiones de urbanismo, “todo esto es un empeño de la alcaldesa”.

“Es el único grupo político que apoya la decisión de que se construya un Mercadona en ese lugar y lo que no entendemos es por qué“, relata Juan Ramón Ibáñez, uno de los vecinos y colaboradores en la plataforma de protesta creada para la ocasión, www.contramercadonacalleestocolmo.es, en una reunión convocada para debatir el tema. Añade que “es un partido al que muchos hemos votado precisamente por su voluntad de consensuar con los ciudadanos y de ser transparentes, pero en este caso nos están demostrando lo contrario”.

“Construir el supermercado en la calle Estocolmo“, continúa, “va a suponer un gran perjuicio para los vecinos, que ya no podrán aparcar; ocasionará muchos problemas de movilidad en una calle que solo tiene un carril, y pérdida de calidad de vida, por la contaminación, tanto ambiental como acústica”. Añade que los vecinos no están en contra de un Mercadona en el barrio, pero sí de la ubicación, pudiendo construirlo 200 metros más abajo, donde hay un gran solar.

Reunión de los vecinos para debatir la construcción del Mercadona

Los inicios

Toda la polémica comenzó cuando en mayo de 2015, la anterior alcaldesa, Ana Botella, estando en funciones, firmó un preacuerdo para admitir a trámite el expediente del Plan Especial que solicitaban los dueños del terreno ubicado en la calle Estocolmo, entre las calles Bélgica y Albania, para poder alquilarlo a Mercadona, cambiando así el fin residencial por un fin comercial.

El Plan Especial, que quiere ratificar Ahora Madrid para dar luz verde a la construcción del supermercado, no modifica la edificabilidad, sino únicamente el uso, que pasa a ser comercial. Permite utilizar más terreno, al modificar la colocación de los edificios y solamente necesita la aprobación del Ayuntamiento, ya que, al ser compatible el uso, no hay que modificar el Plan General.

Falta de transparencia

A lo largo de este año, según explican los vecinos portavoces de la plataforma www.contramercadonacalleestocolmo.es, se han ido tomando decisiones sin informar a los vecinos ni escucharles. “El 26 de octubre de 2015 se dice que hay un informe de contestación a nuestras alegaciones, pero a nosotros no nos lo hacen llegar”, protesta Juan Ramón.

Mientras, el ex vicepresidente y actual miembro de la Asociación de Vecinos Las Musas-Las Rosas, Pablo Morena, añade que “la concejala ha evitado en todo momento aclarar la situación a los vecinos, hay muy poca transparencia y nos están engañando desde el primer momento“.

La actual presidenta de la Asociación de Vecinos, Nelly Solana, se queja también de que el Ayuntamiento, con el que tienen un trato constante en representación del barrio, como todas las asociaciones vecinales, no solo no ha pedido su opinión ni les ha consultado sobre este tema, sino que además “han afirmado oficialmente que la Asociación se ha posicionado a favor de la construcción del Mercadona en la calle Estocolmo, y eso no es cierto“. Concluye que “parece un interés desmesurado en sacar esto adelante, y es algo que no entendemos”.

Carteles en contra de Mercadona en la calle Estocolmo

Un primer paso

A partir de las protestas de vecinos y de la Asociación, el pasado 27 de abril, en el pleno del Ayuntamiento se decidió no llevar el tema de la construcción del supermercado en el orden del día, aunque estaba previsto, “y se iba a aprobar ese día”, explica la presidenta de la Asociación de Vecinos, “pero conseguimos que se retirara ese punto en el pleno, si no, ya estarían las máquinas trabajando”.

Ahora solo queda la reunión cara a cara con la alcaldesa para el próximo jueves, donde los vecinos quieren dejarle muy claro que no es comprensible el empeño del Ayuntamiento en aceptar la construcción de una superficie comercial de esas características en un espacio que es residencial.

“El motivo que le vamos a plantear es principalmente la movilidad, pues se está aceptando el proyecto en base a un informe que describe la calle Estocolmo como una vía de dos carriles, cuando no es así”, dicen los portavoces. Las cifras apuntan a que “es completamente inasumible: el tráfico se multiplicará por cinco”. Este problema de tráfico y aparcamiento llegará también al barrio cuando aterrice el Atlético en La Peineta, por lo que la construcción del Mercadona en ese lugar complicaría aún más la situación.

Solución

Como solución, los vecinos plantean “algo tan sencillo como una permuta de terrenos: tan solo 200 metros más abajo de la calle, hay un enorme solar, vacío, sin uso de momento, que sería un espacio ideal para una superficie comercial”. Si se aceptara la permuta, los terrenos del Ayuntamiento pasarían al uso comercial, y los de la calle Estocolmo, se podrían utilizar “para poner un parque o lo que el consistorio quisiera”.

El inconveniente, ellos lo saben, es el tiempo de demora que eso supondría para Mercadona y la construcción de su supermercado, que en estos momentos podría comenzar inmediatamente con la firma del Ayuntamiento. Ahora aguardan impacientes las respuestas, explicaciones y soluciones de la alcaldesa, que ha accedido a sentarse a hablar con ellos.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.