La Charca Verde en La Pedriza

Ruta a la Charca Verde: disfrutando de La Pedriza

Un tesoro a pocos kilómetros de la ciudad
Ruta a la Charca Verde: disfrutando de La Pedriza

Pasear por La Pedriza es una asignatura obligatoria para todos los madrileños. Se trata de una de las zonas naturales más conocidas y frecuentadas de la Sierra madrileña, atractiva por su impresionante conjunto granítico, sus piedras, sus formas… Las rutas dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares nos llevan a pozas y zonas de agua que hacen realmente apetecible su visita en estos días de calor. Un lugar realmente imprescindible tanto para aficionados al senderismo como los que lo son menos. Hoy proponemos la que nos lleva a la conocidísima Charca Verde, pasando por Quebrantaherraduras y el Tranco.

Cómo llegar

  • En coche:  por la M-607 hasta pasar Colmenar Viejo, donde se toma la M-609 hacia Soto del Real para después coger la M-608 a Manzanares El Real. Está a unos 50 km de Madrid. Al pasar el pueblo, un desvío indica la entrada al Parque Regional. A Canto Cochino se llega por la carretera del Parque Regional, tras pasar el collado de Quebrantaherraduras.
  • En coche: por la carretera A6, dirección A Coruña. Hay que coger la salida 39 a Collado Villalba. Desde allí, seguir en dirección a Cerceda, para después coger la carretera que lleva directamente a Manzanares el Real.
  • En coche: desde la A-1, se toma la salida en Venturada con dirección oeste por la M-608 hasta Manzanares El Real, habiendo rebasado Guadalix de la Sierra y Soto del Real.
  • En autobús: de Plaza Castilla parte el autobús de la línea 724. La frecuencia aproximada es de 45 minutos. En Manzanares el Real parten autobuses desde la Plaza de la Iglesia a Canto Cochino. Son gratuitos pero no funcionan todos los meses del año. Se pueden consultar horarios pinchando aquí.

Ficha técnica

  • Tipo de itinerario: circular.
  • Señalización: en parte señalizada.
  • Dificultad: media-alta.
  • Distancia aproximada: 16 km.
  • Duración aproximada: 5 h y 30 min.
  • Desnivel: 900-1200 m.
  • Época aconsejada: evitar los días de mal tiempo en invierno y los de mucho calor en verano.

Se trata de una extensa ruta de más de cinco horas que da acceso a La Pedriza por sus dos lugares más concurridos, Quebrantaherraduras y El Tranco, sin usar el vehículo privado. La entrada al parque en coche está restringida. Si se desea evitar el recorrido a pie desde el aparcamiento hasta Canto Cochino, donde se encuentra un chiringuito y se inician las rutas hacia el interior de La Pedriza, se puede intentar entrar en coche, pero para ello hay que estar temprano en la entrada y así evitar las colas que se forman durante toda la mañana para poder acceder.

Si se hace a pie desde el aparcamiento, dejaremos el coche estacionado en un pequeño descampado donde además para el autobús. Desde allí, caminaremos en dirección oeste, bajaremos una pequeña cuesta con un arroyo, que en seguida volveremos a subir, llegando a un cruce. Continuaremos de frente, aunque bajando a la derecha también llegaríamos a La Pedriza, a El Tranco. Cruzaremos el río Manzanares y nos desviaremos por un camino de tierra, el de El Boalo, que deja a la izquierda el antiguo castillo, en ruinas.

Hacia Quebrantaherraduras

Poco después, llegamos a la pequeña carretera que baja hasta Canto Cochino (1 km y 15 minutos), pero continuamos en paralelo a la carretera y desde ahí veremos el aparcamiento que está frente al chiringuito. Este es el último punto donde se puede acceder con vehículo, pues aquí ya comienza el parque y sus rutas. Continuando por nuestro camino, encontramos el Centro de educación ambiental del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, que se puede visitar (1600 metros y 25 minutos) y un poco más adelante, la barrera y el control.

Tras ella, el camino que hay que tomar va por la derecha de la carretera y está señalado con carteles de madera como Senda de Quebrantaherraduras. El camino es aquí completamente llano, con un cerro con bolos graníticos a nuestra derecha del que nos separa un pequeño arroyo estacional, y la carretera a mano izquierda. Cruzaremos el arroyo por un puente de madera (2 km y 500 m. y 45 minutos), el camino comienza a inclinarse y se abre un claro en el bosque.

Ruta a la Charca Verde: disfrutando de La Pedriza.

Seguiremos las indicaciones de la Senda de Quebrantaherraduras. Un poco más adelante, haremos una curva a la derecha, donde empieza a subir más el camino, hasta el punto de que los últimos metros se hacen por medio de tres enormes escalones de piedra. Alcanzamos otra vez la carretera en otra curva y cruzamos de frente. Una corta subida, ahora en medio del pinar, nos hace coronar el collado de Quebrantaherraduras (4,5 km y 1 hora y 30 minutos).

La carretera se queda a nuestra izquierda, unos metros debajo de nosotros, pero tras descender unos escalones, la cruzaremos de nuevo. El paisaje nos descubre las principales áreas de La Pedriza: el valle del arroyo de La Majadilla, a la izquierda la Cuerda de Las Milaneras, con su grupo de rocas verticales en primer término conocido como El Cancho de los Muertos, y hacia el este, la Peña del Yelmo y la Pedriza Posterior. Por detrás de todo este conjunto, la Cuerda Larga.

De Quebrantaherraduras a la Charca Verde

Hemos llegado al collado de Quebrantaherraduras y ahora bajaremos de nuevo hacia Canto Cochino, para continuar remontando el río, tras lo que descendemos por tres escalones entre dos muretes de piedras. Llegamos a otro cruce con la carretera y, al otro lado, encontraremos una fuente con un pilón. Desde ahí, giraremos a la izquierda. Volvemos a cruzar la carretera, en suave descenso, y el camino se nos hace horizontal. Llegamos a ir en paralelo a la carretera. La cruzamos por última vez (5,5 km. y 2 horas), y ya vamos oyendo el ruido del río Manzanares.

Cruzamos el arroyo de Las Casiruelas y llegamos a Canto Cochino (6 km y 2 horas y 10 minutos). De ahí seguimos paralelos al río hasta llegar a la Charca Verde. Este es el recorrido:

Descendemos por un camino asfaltado hacia el río, y lo cruzamos por un puente de madera. Vemos de frente la Escuela Taller del Parque Regional y giramos a la izquierda, subimos dos o tres escalones y, enseguida descendemos para ir por un camino paralelo al río, que va a quedar a nuestra izquierda. Llegamos a la altura de un puente, el de Las Ranas. Al otro lado del río continua el aparcamiento (7 km y 2 horas y 30 minutos).

Ruta a la Charca Verde: disfrutando de La Pedriza.

Continuamos por la margen izquierda del río. El camino parece perderse, pues existen multitud de ellos al ser una zona de mucho tránsito. Lo mejor es seguir en paralelo al río, lo más cercanos a él. Llegamos a una agrupación de rocas graníticas (7 km y 600 m. y 2 horas y 45 minutos), que se rodean por la derecha. Caminamos por un llano hasta llegar al puente de La Cola de Caballo (8 km y 3 horas). Lo cruzamos y tomamos un pequeño sendero que parte a la derecha, llegando a unas pozas unidas por pequeñas cascadas. Es el comienzo de la zona de Charcas Verdes, y un buen lugar para reposar.

Aún no ha terminado la ruta. Ahora desandamos lo andado y al llegar al puente, en lugar de cruzarlo, tomamos el sendero que continua de frente para llegar a la carretera que ascendía anteriormente por toda La Pedriza. Giramos a la derecha. La pista va a ir en continuo ascenso, pero es amplia y sin pérdida.

Arriba, a la derecha, en la margen izquierda del río, veremos una roca en equilibrio, es El Cáliz. En nuestra subida dejamos a la derecha una primera desviación, que no tomamos, y sí la segunda, que desciende hacia el río (9 km y 3 horas y 15 minutos).  Bajamos y llegamos a una especie de aparcamiento. Tras pasarlo, vemos el río Manzanares en todo su esplendor.

Cascadas, algunas de más de dos metros, y muchas pozas y piscinas naturales que rodean un lecho de roca pulida por la acción del agua, es el espectáculo que podemos ver aquí. El río hace un recodo y gira en dirección noroeste. Trepando un poco por las rocas, alcanzamos la poza más famosa, la Charca Verde, que también es la más grande (9 km 300 metros y 3 horas y 25 minutos). En ella desemboca una bonita pequeña cascada.

De regreso por El Tranco

Si queremos una vuelta rápida, la haremos por la pista asfaltada. El descenso es bastante veloz, hasta alcanzar la barrera de prohibición del paso de coches, después de rebasar el arroyo Umbría de la Garganta, que queda a la derecha (10 km y 300 metros y 4 horas). Desembocamos en Canto Cochino (11 km y 4 horas y15 minutos), y ya no volveremos por Quebrantaherraduras, sino por El Tranco, salida natural del Manzanares.

Ruta a la Charca Verde: disfrutando de La Pedriza

Descendemos un cerro pequeño, dejando a la derecha la señal que indica la Senda de Quebrantaherraduras, cruzamos el arroyo de Las Casiruelas y llegamos a una pasarela sobre el río (11 km y 600 m. y 4 h. Y 25 minutos). La cruzamos y llegamos a un merendero. Lo dejamos a nuestra derecha y nos introducimos en la Garganta Camorza, por donde el río sale de La Pedriza y va creando muchas pozas. El camino se hace entre rocas.

Un pequeño ascenso nos lleva a una curva del río. Saltando de roca en roca llegamos a una presa con varios sedimentos (12 km y 500 metros y 4 h y 45 minutos). Bajamos de la presa por una diaclasa (línea de separación en la roca) de una gran roca de granito y alcanzamos un canal que parte de la presa. El río va calmándose, se ven más piscinas, aunque no las pozas que se formaban aguas arriba.

Llegamos por fin a otra zona de merenderos, El Tranco (13 km y 4 horas y 55 minutos). Aquí acaba una carretera que viene desde Manzanares. Si queremos alargar un poco el camino, tomamos a la derecha una calle sin asfaltar que nos llevará a cruzar el río y ascender a la ermita de la Peña Sacra. Si no, la carretera que hemos alcanzado nos llevará en pronunciado descenso hasta nuestro punto de partida en Manzanares el Real (16 km y 5 horas y 30 minutos).

Qué ver:

  • Manzanares El Real (a 6,700 km de Canto Cochino): es un conocido escenario cinematográfico, donde se han rodado películas como El Cid, El bueno, el feo y el malo, Conan El Bárbaro o Airbag. El Castillo de los Mendoza es el más imponente y mejor conservado de la Comunidad de Madrid. Se puede visitar y ofrece incluso visitas teatralizadas. La Pedriza está dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y es un lugar perfecto para practicar la escalada. Declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO por su gran variedad de ecosistemas, es espacio protegido desde 1930. El Embalse de Santillana ofrece observatorios para contemplar su variedad de aves acuáticas.
  • Soto del Real (a 15 km de Canto Cochino): su pintoresco puente románico que cruza el arroyo de Chozas, data de la época medieval. Otro puente el de los Once Ojos tiene 11 arcos de medio punto formados por bóvedas de hormigón y es uno de los grandes viaductos proyectados para solucionar el paso de la Sierra de Guadarrama. También digna de ver, a unos 3 km del casco urbano, la estación de tren de Manzanares-Soto del Real, coqueta y pintoresca, que se inauguró en 1968.
  • Mirador de la Ponzonilla (a 6,500 km de Canto Cochino): desde aquí se observa el privilegiado entorno natural del imponente pico de La Maliciosa, una de las montañas más vistosas y significativas de la Sierra de Guadarrama, a las faldas del cual se encuentra el término municipal de El Boalo, Cerceda y Mataelpino.
  • Cerceda (a 6,500 km de Canto Cochino): merece la pena visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Blanca, de la segunda mitad del siglo XVI, construida en sillarejo y de estilo gótico abulense.

1comentarios
  • Elmagoverde
    Publicado a las 12:08h, 10 Julio Responder

    Excelente lugar la Pedriza, sin duda. Eso sí, imprescindible visitarla entre semana, los sábados y domingos allí no se disfruta de la tranquilidad y la belleza del lugar como se merece. Una de las pozas que más me gustan es la Charca Kindelán, más pequeña, pero menos visitada debido a que es un poco “desconocida”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: