Inicio Distritos de Madrid Centro El Teatro del Barrio cumple 10 años

El Teatro del Barrio cumple 10 años

285
0
teatro del barrio

En diciembre, este teatro, heredero de la Sala Triángulo y ubicado en Lavapiés, celebra su décimo aniversario y lo hace con una temporada feminista, antirracista y ecologista

El 4 de diciembre de 2013, el Teatro del Barrio subía el telón tomando el testigo de Sala Triángulo. Se iniciaba un nuevo proyecto artístico y social en el armazón de aquel espacio que había sido un baluarte fundamental de la escena alternativa. El equipo del Teatro explica que lo hicieron como un eslabón de la explosión de indignación que supuso el Movimiento 15M para una parte de la sociedad.

Temporada 2023/2024: ‘A las calles’

El Teatro del Barrio cumple sus primeros diez años, y para la temporada 2023/2024 quiere mantenerse más que nunca a pie de calle. Por eso ha elegido ‘A las calles’ como lema de una temporada que será feminista, antirracista, intergeneracional, ecologista, abierta y antiprivilegios.

El programa completo está en su página web, y aquí se puede leer un adelanto:

  • Feminismo. ‘Arrancamiento’ es el nuevo título de Pamela Palenciano y denuncia la violencia institucional que sufren las madres que denuncian abuso sexual contra sus criaturas. Estará toda la temporada, de la misma manera que otro clásico de esta casa, ‘No solo duelen los golpes’.
  • Anitrracismo. El Teatro del Barrio está convencido de que no basta con no ser racista: hay que ser activamente antirracista. Por eso estará en cartel toda la temporada las producciones propias ‘No soy tu gitana’, de Silvia Agüero y Nüll García, que nos demuestra que casi todo lo que te contaron de las mujeres gitanas es mentira.

teatro del barrio interior

  • Para todas las familias. Vuelven los espectáculos para todas las familias que ya son marca de Teatro del Barrio: ‘Aúpa Leré’, de Cia. Percumento, diversión para futuros percusionistas. Y ‘Piccolino en la ciudad’, de Canti Vaganti, con la célebre oruga verde conquistando la ciudad.

Una doble vocación en el Barrio

Ellos mismos dicen que el Barrio es un teatro respondón. Es un firme defensor de la cultura y quisieron coger el testigo del acontecimiento del 15M para servir de altavoz de la clase trabajadora, y aportar una mirada crítica de las estructuras sociales y económicas. De hecho, está ubicado a pocos metros de la Puerta de Sol, donde se instaló la mítica acampada. Concretamente se encuentra en Lavapiés, un rincón a la vez castizo y multicultural.

‘Hambre de realidad’ fue uno de los primeros lemas del Barrio, al que acompañaron más tarde otros gritos de guerra como ‘no hay mayor entretenimiento que la realidad’ y ‘Casa Alegría’, que subrayaba la vocación inspiradora por la que apuesta esta iniciativa.

escenario teatro del barrioEste grupo de teatro siempre ha entendido su escenario como un lugar donde analizar el presente e imaginar otras realidades posibles, haciendo periodismo escénico, utilizando como herramienta el lenguaje artístico. Según explican desde el equipo, se constituyen como una vía alternativa y honesta frente a los espacios mediáticos sometidos a controles y manipulaciones del poder económico.

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces o escanea el QR!

WHATSAPP
TELEGRAM

El Barrio se organizó como una cooperativa de socias, que hoy supera las 600 personas, y que se vertebra en comisiones de trabajo.

Humanismo, conciencia de clase y nuevas sensibilidades 

Con el paso de los años, el Teatro del Barrio ha ido convirtiéndose en un lugar pionero en detectar nuevas sensibilidades y servir de puente directo con ellas, al incorporarlas también a la programación y actividades. Tratan temas como el feminismo, el amor libre, el anticolonialismo, el antirracismo o el ecologismo.

Teatro del Barrio de Lavapiés Alberto San Juan lideró la tarea en sus primeras temporadas, y Ana Belén Santiago en las más recientes. Han pasado por el Barrio nombres reconocidos como José Sacristán, Núria Espert, Aitana Sánchez Gijón y Pepe Viyuela, entre otros.

Producciones propias y cara social

La risa, la fiesta y la verbena, que son propias de la vida vecinal, están también en el ADN del Barrio. Por eso la comedia, la música, los conciertos y las noches de baile han sido otra constante de esta cartelera. Eso sí, el Teatro del Barrio no se ha limitado a ser un escenario de exhibición. También impulsa producciones propias, historias y voces que han girado por festivales y teatros nacionales e internacionales como ‘El pan y la sal’ o ‘El Rey’, que se convirtió también en película.

teatro-barrio
‘Yo soy Don Quijote de la Mancha’, de la compañía argentina Tejido Abierto. Fuente: Teatro del Barrio

Otro rasgo definitorio es la experimentación. Han querido resignificar el destino que tiene un escenario poniéndolo bajo los pies de activistas o analistas del presente, que poco o nada tenían que ver con el lenguaje escénico antes de enfrentarse a este patio de butacas, como Nerea Pérez de las Heras, Silvia Agüero o Moha Gerehou.

Discurriendo en paralelo a su proyecto artístico, el Teatro del Barrio refuerza su identidad callejera con un proyecto social que teje comunidad. Mantienen el espíritu de patio de vecinas y de acampada del 15M como mostró el documental ‘Libre te quiero’, de Basilio Martín Patino. Los dos ejemplos más importantes en este sentido son la Universidad del Barrio y Re@cción vecinal, dos actividades de entrada libre ideadas para ceder el escenario a voces no hegemónicas.

teatro-barrio

Mucho más que ‘teatro de barrio’

Además, el teatro ofrece talleres, desarrolla actividades con espectadoras como sesiones de escucha mensuales, ha creado un Grupo de Teatro Aficionado para Socias, un Club de Lectura y se mantiene abierto de par en par al vecindario como un espacio de encuentro y reunión lejos del consumo.

Durante la pandemia se convirtió en despensa solidaria. Cada temporada atiende recogidas de material escolar o da clases de español a personas refugiadas. También colabora de forma habitual con asociaciones y ONG. Toda esta labor de agitación artística y cultural ha sido reconocida como ‘Lo mejor de la cultura’ en el informe del Observatorio de la Cultura 2022, poniendo el énfasis en que se trata de gran teatro de solo 130 butacas.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.