Día de la madre 2019

Día de la Madre, momentos para compartir y regalar

El primer domingo de mayo se celebra en España el día dedicado a las madres

El próximo domingo 5 de mayo se celebra el Día de la Madre, un homenaje al primer punto de referencia de nuestras vidas. En España este día se ha establecido para el primer domingo del mes, como también en otros lugares, Portugal, Sudáfrica y Lituania, por ejemplo. En otros países se festeja en distintas fechas: en Italia y en la mayoría de las naciones es el segundo domingo de mayo, mientras que en Indonesia corresponde al 22 de diciembre, por citar algunos.

Día de la madre teatro

Propuestas para invitar a tu madre al teatro

El origen de esta festividad se remonta al Antiguo Egipto donde la diosa Isis era objeto de culto. En la Grecia antigua pasaba algo parecido con Rea, madre de los dioses del Olimpo, y en el Imperio Romano se rendía culto a la diosa madre Cibeles.

Con el catolicismo se comenzó a celebrar esta festividad el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción hasta que en el siglo XX en Estados Unidos Julia Ward Howe y Anna Reeves Jarvis lucharon porque se brindara a esta fecha un sentido más parecido al actual. Ellas empezaron una campaña a nivel nacional hasta que el presidente estadounidense Wilson Woodrow declaró oficialmente que se celebrara el día de la madre en el segundo domingo de mayo. Desde entonces (1914) cada país adoptó esta festividad aunque no en la misma fecha.
 En España la celebración se trasladó, en 1965, del 8 de diciembre al primer domingo de mayo. La declaración de Woodrow tuvo el propósito de distinguir la dos celebraciones: la Inmaculada Concepción y el Día de la Madre como celebración de la maternidad.

Regalos para el día de la Madre

Además de felicitar a las madres en su día, esta es una cita que cientos de españoles aprovecharán para tener un detalle con ellas. Pero, ¿cuáles son los regalos más habituales? El último informe realizado por la firma de joyería sostenible Collartz.com nos da algunas pistas.

Su investigación revela que los españoles dan más importancia a esta cita que al Día del Padre y que hasta 8 de cada 10 le harán un regalo a su madre. Y no solo eso, sino que gastarán hasta un 20% más en el presente.

El principal motivo -aparte del componente emocional- es que consideran que para ellas es más importante esta fecha que para ellos, y que les hace más ilusión recibir un regalo. No obstante, existen ciertos matices en función de la franja de edad. Son las madres de entre 50 y 70 años las que se perciben como más “emocionadas” y “agradecidas”.
El gasto medio en el regalo se sitúa en los 50 € en hasta siete de cada diez casos. A pesar de que la mayoría de hijos acaban sucumbiendo a la compra del regalo, una amplia mayoría piensa que se trata de una costumbre comercial -el 66%-. Las hijas gastan menos que los hijos, y, por comunidades, son los andaluces, los madrileños y los vascos los más generosos regalando. Catalanes, valencianos y baleares se encuentran en el lado extremo de la lista. En creatividad ganan murcianos y canarios.

Qué regalan los hijos

Entre los regalos más frecuentes para el Día de la Madre, el análisis de Collartz sitúa a la moda y los complementos como regalo más frecuente. Por orden, las joyas, relojes, bolsos y pashminas o fulares se sitúan a la cabeza.

De entre las joyas, triunfan especialmente los pendientes y las pulseras de plata, sobre todo aquellos que cuentan con un diseño original o están personalizadas.  En cuanto a la ropa, la mayoría prefiere probársela, a no ser que se trate de una prenda más cara como una chaqueta de piel o similares. La gastronomía y los elementos decorativos también son un regalo frecuente.
Como regalos socorridos no faltan los libros, las flores y los bombones que, como veremos más tarde, no son precisamente un acierto.

Lo que ellas quieren (y lo que no quieren)

Entre los peores regalos para las madres se cuelan los perfumes de imitación, las batidoras y electrodomésticos similares (a no ser que lo hayan pedido), las muñecas de porcelana, prendas de liquidación con taras, y -ojo- cajas de bombones sin envolver. Estas últimas se relacionan con la compra de última hora, las prisas, el desinterés y la falta de personalización.
Ni los ramos de flores, ni el dinero o las suscripciones al gimnasio, que pueden llegarse a malinterpretar, son obsequios demasiado bien recibidos.
 ¿Qué quieren ellas? Según los datos de Collartz, y a parte de complementos y joyas, la mayoría desearía recibir una escapada romántica o viaje, una sesión intensiva de belleza y, en definitiva regalos experienciales. En cualquier caso, hasta el 90% afirma que lo importante es el gesto y que en el regalo se perciba que han pensado en ellas.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.