Diez uñas, diez: guía para conseguir una manicura perfecta

Limón y agua, vaselina y un secador, aliados para conseguir un esmalte ideal

Con la llegada del frío, os ofrecemos en nuestra sección de belleza algunos consejos para cuidar las uñas. Un poco de color en nuestras manos puede ser un buen complemento para nuestro look diario. Sin embargo, en el cuidado y la elaboración de la manicura hay varias cosas importantes a tener en cuenta para, además de mejorar el cuidado de nuestras manos, no tener los típicos y molestos problemas que nos impiden tener una manicura 10.

uñas cuidadas

Foto: Knowi

1. Antes de empezar a pintarnos las uñas es preferible meterlas durante5 minutos en agua con limón. Estolas  fortalece evitando que crezcan débiles y flexibles y haciendo más duradera la base del esmalte. El agua con limón es un truco que deberíamos repetir al menos una vez en semana para mantener las uñas sanas y fuertes.
2. En el momento de aplicar el esmalte, es recomendable coger un algodón y rodear la uña con vaselina. Si al aplicar la pintura nos salimos, será mucho más fácil después corregir los errores y eliminar los restos de esmalte de los dedos.
3. Siempre está bien pintar una primera base con un esmalte fortalecedor antes de aplicar el pintauñas que hayamos escogido porque así se dañará menos la uña. Además, al quitar el esmalte de color, no nos quedarán restos que puedan afear nuestras manos. 
4. Pasamos al esmalte. Para el invierno es mejor escoger unos colores más oscuros como el granate, el rojo vino, el verde oliva o negro. Conforme vaya acercándose la primavera, vienen mejor colores más cálidos y más alegres como pueden ser un coral, naranja oscuro, melocotones, color frambuesa o morados, rosas y azules claros.

Para verano, cuando la piel esté más bronceada son ideales colores que puedan contrastar con el tono moreno como el rosa chicle, el blanco, el azul claro, el salmón o tonos terracotas. También hay que tener en cuenta que los tonos más oscuros hacen las uñas más cortasmientras que los claros las alargan.

5. Una vez elegido el esmalte, antes de abrirlo, es mejor agitarlo para eliminar posibles burbujas que estropeen el esmaltado final.
6. Una vez tengamos todas las uñas pintadas, mantenerlas intactas hasta que se sequen puede ser una misión imposible. Para ello, se puede meter las uñas en agua fría, así se secarán más rápido. También podemos coger un secador y aplicar aire frío en la uñas.

Conseguimos una manicura perfecta del nivel de un centro de estética sin salir de casa.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.