Henna

Cuidado con los tatuajes de henna negra

Cuidado con los tatuajes de henna negra.

 

  • La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) advierte del uso de colorantes como la p-fenilendiamina o PPD en la elaboración de la henna negra.

  • Esa sustancia está prohibida para uso directo sobre la piel, por las posibles alergias graves que puede provocar.

  • En algunos casos podría necesitarse incluso atención médica u hospitalización.

  • La henna natural no tiene estos efectos.

Es muy frecuente en los últimos años encontrar puestos donde hacerse un tatuaje temporal con henna, en zonas de playa, mercadillos, ferias, etcétera. Es fácil y cómodo -se aplica directamente sobre la piel y no exige inyección-, y atractivo estéticamente, tanto para niños como para adultos, que pueden escoger entre multitud de dibujos y formas. Pero no es tan inofensivo como pueda parecer al ser algo que no penetra la epidermis: el riesgo se encuentra en el efecto alérgeno del producto, que podría llegar a ser grave.

El peligro no está en la henna natural, sino en la henna negra, que se obtiene añadiendo algunos colorantes a aquella. Esto es lo que advierte la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS): puede desencadenar reacciones alérgicas cutáneas graves y además, los usuarios pueden quedar permanentemente sensibilizados.

A través de su página web, la AEMPS, perteneciente al Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, explica que la henna natural se obtiene de hojas y flores de un arbusto, del que se saca un polvo que se mezcla con distintos productos hasta formar una pasta de color rojo castaño. El dibujo que se hace sobre la piel con esta mezcla dura unos tres o cuatro días.

La henna negra, con colorantes prohibidos para uso directo sobre la piel

Sin embargo, desde hace unos años ha proliferado el uso de henna negra para conseguir un dibujo más brillante, atractivo y duradero. Esta tinta se consigue añadiendo colorantes como la p-fenilendiamina o PPD, que está prohibida para uso directo sobre la piel, por las posibles alergias graves que puede provocar: picor, enrojecimiento, manchas, ampollas o incluso la decoloración permanente de la piel y cicatrices en la zona donde se aplicó el tatuaje.

Estas reacciones pueden aparecer hasta varias semanas después de haberse hecho el dibujo y en algunas ocasiones se podría requerir incluso atención médica urgente y hospitalización. Por otro lado, el afectado puede quedar permanentemente sensibilizado a ese tipo de sustancia, que está presente en otros productos sin contacto directo con la piel, como tintes de pelo. Una persona afectada podría después sufrir un cuadro de dermatitis alérgica de contacto al usar un tinte, por ejemplo.

Ante esta situación, la AEMPS recomienda ser precavido ante estas ofertas para hacerse un tatuaje en playas, mercadillos y otros eventos al aire libre; y evitar los tatuajes temporales de color negro y los que ofrecen una permanencia prolongada. En el caso de haberse aplicado un tatuaje de estas características y sentir alguno de los síntomas mencionados, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios aconseja acudir a un servicio médico.

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.