Receta de bizcocho de leche condensada

helena ballesterosLa cocinera Helena Ballesteros nos ofrece cada semana las mejores recetas

Parecido al bizcocho de yogur, este dulce es típico de San Isidro, junto a las rosquillas, las listas y las tontas

Esta semana en nuestra capital se ha celebrado la festividad de San Isidro. Es común en esta fecha ver las pastelerías repletas de dulces, como rosquillas, listas y tontas, barquillos, manzanas caramelizadas, almendras garrapiñadas, algodón dulce y bizcochos con chocolate. Yo hoy os traigo un bizcocho que se lleva preparando hace décadas en Madrid.

El bizcocho de leche condensada es muy esponjoso, perfecto para tomar con chocolate a la hora del desayuno, o para cualquier hora, porque la verdad es que está muy rico. Esta es una variación del típico bizcocho de yogur, ya que lleva leche condensada. Espero que os guste.

¡Que lo disfrutéis!

Bizcocho de leche condensada

Tiempo de preparación

  • 40 minutos
  • Para 8 personas

Ingredientes

  • 3 huevos
  • Un yogur natural
  • Harina: 3 vasos de yogur
  • Azúcar: un vaso de yogur
  • Leche condensada: misma cantidad que azúcar.
  • Aceite de girasol: medio vaso de yogur.
  • Levadura royal: un sobre.

Preparación de la receta

  • Comenzamos echando en un bol de buen tamaño los huevos de uno en uno.
  • Ahora agregamos el yogur natural y, usando como medida el vaso del yogur, echamos la leche condensada y el aceite de girasol.
  • A continuación vamos a coger unas varillas eléctricas, y batimos todos los ingredientes con bastante intensidad.
  • Cuando se empiece a formar una masa homogénea agregamos el azúcar, utilizando también como medida el vaso del yogur natural.
  • Seguimos batiendo unos segundos más para integrar el azúcar a la masa.
  • A continuación echamos las tres medidas de harina y el sobre de levadura. La harina siempre nos costará un poco más de trabajo mezclarla, pues la masa se volverá bastante más espesa. Recomendamos que lo hagas poco a poco, así que cada vez que eches un vaso de harina sigues batiendo, y te resultará más sencillo de hacer. También ayuda el uso de unas varillas automáticas, con las que la masa siempre queda mezclada de forma más compacta y sin que tengamos que hacer tanto esfuerzo; merece la pena utilizarlas.
  • Una vez tenemos una masa homogénea y sin apenas grumos, engrasamos el molde con un poco de mantequilla y vertemos la masa.
  • Precalentamos el horno a 180 grados y metemos el molde.
  • Dejamos unos tres cuartos de hora y comprobamos que está bien hecho antes de sacarlo.

Una receta de Helena Ballesteros

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.