El domingo, una hora menos: a las dos serán las tres

  • Entramos en la ‘hora de verano’, por lo que se adelantan los relojes.

  • El cambio de hora es obligatorio para todos los países de la UE.

  • Se estableció para reducir el consumo de energía y aprovechar más la luz natural.





Hemos llegado ya a la primavera y con ella, damos los primeros pasitos hacia el verano. El primero de ellos, el cambio de hora, vamos hacia la estival. El domingo, 26 de marzo, a las 2:00 a.m. serán las 3:00 a.m, así que tendremos que adelantar nuestros relojes, ‘perdiendo’ de este modo una hora en nuestra rutina pero ‘ganándola’ en luz y en ahorro energético, según los expertos.

El cambio de hora es una medida obligatoria que afecta a todos los países miembros de la Unión Europea. Comenzó a generalizarse a partir de 1974, con la primera crisis del petróleo. Algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol. Consideraron que así se consumía menos electricidad en iluminación.

Desde 2001, la directiva europea, que hasta entonces se renovaba cada cuatro años, se aplica con carácter indefinido. Se busca dar una estabilidad a largo plazo a la medida.

Así, se realizan ya de forma permanente dos cambios de hora al año, uno el último domingo de marzo. En ese caso, se adelanta el reloj una hora y se da inicio al periodo de la ‘Hora de verano’. El segundo cambio se produce el último domingo de octubre, retrasando el reloj una hora. Así se da por finalizado ese periodo, regresando a la hora ‘normal’ u ‘Hora de invierno’.

Pros y contras

Aunque según el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), el ahorro producido por el cambio horario puede suponer en España un 5% del consumo eléctrico en iluminación, también hay voces contrarias a esta medida. Algunos expertos afirman que el cambio horario afecta al reloj biológico y puede provocar trastornos en el sueño sobre todo en niños y ancianos aunque solo duraría un par de días, y otros opinan que no es tal el ahorro que las autoridades defienden.

Sea como sea, el cambio horario se inició con la finalidad de reducir el consumo global de energía, al hacer coincidir el comienzo de la jornada laboral con las horas de luz. Se alarga por la tarde la luz natural cuando se pasa al ‘horario de verano’ y se alarga por la mañana cuando se entra en el ‘horario de invierno’.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

 

Tags:
, , , , , , ,
Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: