Competición breakdance infantil en Fuenlabrada

Pequeños ‘breakdancers’ se miden en Fuenlabrada

Primera competición de breakdance de Madrid entre niños de 6 a 16 años

“Bboy Javier, bgirl Sandra, todos piden ruido”… Son las animadas palabras que se escuchan a través de los altavoces y con las que comienzan las presentaciones de los concursantes de ‘Don’t Touch Kids‘, la primera competición infantil de breakdance de Madrid, que tiene lugar en Fuenlabrada.

Se trata de un ‘1 versus 1’, a modo de enfrentamiento o cara a cara donde cada niño muestra lo mejor de lo aprendido durante el año añadiendo su toque personal, que hace de este baile algo muy individual y libre. Es la empresa de espectáculos Gambini Producciones, a través de sus eventos Campeonatos Bboying, la que se ha lanzado a trasladar entre los niños este tipo de competiciones a la americana.

Llevan tres años seguidos organizando esta competición, que recuerda a las ‘batallas’ entre bandas de las películas de los 80, como ‘Beat Street’. Sin embargo, “en España el mundo hip hop, al que pertenece el breakdance, no se ha vivido así, como banda callejera ni como una reivindicación sino más bien como algo de gente de barrio”, aclara Rosemary Cocchiglia, directora del centro.

Así, en una gran pista de baile en forma de cuadrilátero, primero se presentan todos los ‘bboys‘ y ‘bgirls‘ que van a bailar. Son unos 50 en total, divididos en infantiles y juniors (de 6 a 11 años, y de 11 a 16, respectivamente). “Cada año tenemos más participantes, incluso algunos vienen de fuera, de Valencia, de Salamanca, para competir“, cuenta la gerente. “El primer año eran unos 30 los concursantes y entre el público teníamos unas 100 personas; este año ha habido más de 250 espectadores“.

Mezcla entre lo callejero y lo académico

‘Bboy dark Trébol’, el nombre artístico de Mateo, es el maestro de ceremonias de esta original competición, el que anima a los bailarines y el que pide “ruido” (aplausos en el mundo break) para ellos. Él mismo es profesor en la escuela de Rosemary, Gambini Estudio de Danza: “llegó con los conocimientos de breakdance de la calle y le planteé aprender mi técnica de enseñanza para academizar el baile; al principio nos costó ajustar ese mundo urbano a la forma de dar clase en las escuelas pero al final encontramos un método de enseñanza seguro donde los niños podían aprender sin hacerse daño”.

 

Comienza el ‘combate‘. Después de las primeras presentaciones, donde los ‘bboys’ y ‘bgirls’ muestran un retazo de su baile ante el público y sus contrincantes, se da paso al primer filtro del concurso. De cuatro en cuatro se enfrentan los ‘breakdancers’ en la pista de baile y de cada grupo saldrán elegidos dos para pasar al ‘1 vs 1’. Así es como se escogen a 16 finalistas. No faltan los saludos cordiales entre ellos, tanto al inicio como al terminar.

16 finalistas para el ‘1 versus 1’

En cuanto el dj allí presente lanza los primeros ritmos, uno a uno los bailarines exhiben lo mejor de ellos mismos en el centro de la pista. Alguno incluso se atreve a retar a sus compañeros del ‘cuadrilátero’ bailando lo más cerca posible de cada uno de los otros tres. “El concurso precisamente se llama ‘Don’t touch kids’ porque se busca ese respeto, que por mucho que se acerquen para provocar al rival, nunca se toquen”, aclara Cocchiglia. Enfrentarse con el baile es la esencia.

DJ en la competición de breakdance 'Don't touch the kids'

El jurado, compuesto por tres profesionales del breakdance y de diversas nacionalidades, es el que escoge a los 16 finalistas. Tras la pausa para tomar la decisión, llega el ‘1 vs 1’. Todos los niños esperan a ser llamados, pero solo sabrán si han superado la fase anterior si escuchan su nombre para participar en el cara a cara.

Frente a su contrincante, cada uno tratará de demostrar a los jueces que es mejor que el otro y solo uno de cada dos pasa a la siguiente fase. Con estas eliminatorias, se llega a la final, donde dos infantiles y dos junior se debatirán para el puesto de ganador.

Baile personal y único

Cada baile es distinto y cada niño añade ingredientes de su propia cosecha en sus distintas exhibiciones. Es lo que más atrae del breakdance a los pequeños, poco amigos de lecciones, clases y órdenes. “Es muy dinámico, tiene una técnica diferente de otros bailes y cada uno puede desarrollar su propio movimiento“, nos explica Rosemary.

Competición de breakdance

El breakdance parecía pasado de moda. Fue un boom en los 80, los chicos bailaban en la calle de esta manera que no conocíamos en España, pero luego se olvidó un poco, y ahora ha regresado al introducirlo los americanos en los videoclips. Y ha vuelto para convertirse incluso en disciplina de academia. “Era un mundo underground que se vivía en los barrios, un baile muy callejero, pero de pronto la gente pedía aprenderlo, así que hace seis lo introduje en mi escuela”, comenta.

Aunque se lamenta de que en ciudades como Barcelona y regiones como Galicia hay “más interés por el breakdance que en la capital y también más apoyos económicos”, en Madrid cada vez tiene más seguidores. La cultura de competir en el baile no es muy conocida en España, sin embargo en otros países los niños lo hacen desde muy pequeños incluso en las escuelas.

Regalos para los ganadores

“Ahora hay competiciones en distintos puntos de España, pero no hay ninguna federación y mejor así”, reconoce, “nos organizamos entre nosotros, Barcelona, Segovia, Salamanca, Sevilla, para no solaparnos en fechas”. Este año, el mejor bboy y la mejor bgirl de ‘Don’t Touch Kids’ pasan a competir en Salamanca, con ganadores de otras ciudades.

Además de ese reconocimiento, los vencedores se llevan su obsequio: “un pack experiencia, una camiseta y un trofeo; intentamos que sean regalos y no dinero en efectivo”. Este año Gambini Academia de Baile cumple su 30 aniversario, por eso ellos mismos han patrocinado los premios. Así todos los pequeños se llevan un recuerdo de esta experiencia: sus espaldas lucen nuevas mochilas donde queda grabado el nombre de su primera competición de breakdance, ‘Don’t Touch Kids’.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment