Cuidado de la piel del rostro

La piel del rostro, siempre a punto

La piel del rostro, siempre a punto.

 

  • Sencillos hábitos caseros saludables ayudan al mantenimiento de la piel
  • Los tratamientos profesionales son una opción para no tener que pasar por un quirófano 

Una vez pasados los excesos del verano, no hay que dejar pasar más tiempo para recuperarnos y volver a adquirir hábitos saludables en el cuidado de nuestra piel. Con el fin de ponerse bien a tono, sin necesidad de acudir a costosos procedimientos quirúrgicos ni invasivos, hay una serie de tratamientos que tenemos a nuestra disposición en centros especializados  con los que poder recuperar la salud y lozanía de la piel del rostro.

Sin salir de casa
Si queremos mantener nuestra piel tersa y no queremos hacer inversiones en tratamientos, hay una serie de rutinas que podemos realizar sin salir de casa y que nos serán de gran ayuda para el mantenimiento de nuestra piel.

Beber agua. Es bueno para todo, pero es fundamental para que la piel luzca un buen aspecto.

Exfoliación suave periódica para eliminar células muertas.

Hidratación de la piel: es fundamental, en cualquier época del año, mantener la piel nutrida con una buena crema.

Protección solar: siempre que se sale de casa, hay que utilizar una crema con un buen índice de protección solar, porque los rayos de sol nos llegan, aunque pensemos que el sol de invierno “no pega”.

Alimentación: es básico llevar una alimentación sana para tener una piel en buen estado. Las frutas y las verduras son una gran ayuda como antioxidantes para la piel.

Utilizar productos con aloe vera: esta planta tiene grandes cualidades para mejorar el aspecto y la nutrición de la piel.

-Además, para mantener un buen cuidado de la piel, es muy recomendable  aplicarse una mascarilla facial al menos una vez por semana.

Tratamientos
Por otra parte, existen otro tipo de opciones, que proporcionan establecimientos profesionales que nos ayudan de una manera más activa a cuidar la salud y el aspecto de nuestra piel:

Microdermoabrasión: sirve para exfoliar la piel en profundidad, elimina la suciedad y las células muertas y le devuelve a la piel el brillo y luminosidad perdidos.

Tonificación: consiste en un masaje suave que se realiza en el rostro y que produce la liberación de colágeno y elastina, lo que da tono y flexibilidad a la piel.

Máscara antiage: devuelve a la piel los minerales, oligoelementos y el oxígeno que hayamos podido perder.

Láser facial antienvejecimiento: es una tecnología que utiliza la luz láser para energizar las células, en la dermis,  que estimula la regeneración celular de la capa más profunda de la piel, rellenando las arrugas y liberando colágeno y elastina.

Luz pulsada intensa: libera colágeno y elastina de las células con efectos que se notan desde la primera sesión.

Radiofrecuencia bipolar y multipolar: produce un calentamiento en las capas profundas de la piel y superficiales del tejido adiposo subyacente,  generando una respuesta inflamatoria que produce un efecto levantamiento de cejas, pómulos, de la punta nasal y un mejoramiento general de la zona tratada.

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.