Especial control a los establecimientos de juguetes

Especial control a los establecimientos de juguetes.

 

  • Estos productos para los niños tienen que llevar el marcado CE en su etiquetado y la instrucciones en castellano.
  • Los establecimientos que los venden deben tener hojas de reclamaciones para el consumidor.
  • Este año se inspeccionarán los juguetes magnéticos con ventosa.

La venta de juguetes está especialmente vigilada y protegida por las autoridades de Consumo, ya que si no se cumplen los requisitos obligatorios que exigen estos productos se puede poner en riesgo la salud de los más pequeños. El hecho de no llevar las instrucciones de uso en castellano, de estar construidos con piezas pequeñas o de tener alguna arista puede ser motivo de retirada de ese producto ante el peligro que supone.

Por eso, la Comunidad de Madrid y concretamente la Dirección General de Consumo dedica parte de su actividad a la inspección de los juguetes. Esta vigilancia permitió retirar un total de 56.410 unidades de este tipo de productos el año pasado, el 25,3% del total de los retirados.

Más de la mitad provino de la denominada operación ‘Black Toys’, realizada el pasado mes de diciembre, antes de Navidad, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid y la Policía Nacional en el Polígono Industrial Cobo Calleja de Fuenlabrada y en un local de Valdemoro.

Requisitos
Lo que se debe tener en cuenta principalmente en el momento de comprar un juguete es que debe llevar de forma obligatoria el marcado CE en su etiquetado para asegurar que cumple con la normativa europea, igual que los datos del responsable del producto.

Además, el juguete debe tener el etiquetado en castellano, instrucciones de uso, mostrar la edad mínima desde la que se puede jugar con él, así como las advertencias sobre los riesgos que puede entrañar su utilización. Los establecimientos que los venden tienen que disponer de hojas de reclamaciones para el cliente que las solicite.

Campaña para inspeccionar juguetes magnéticos con ventosa
Este año, se realizará una campaña nacional de juguetes, durante la que se controlará el marcado CE, etiquetado y seguridad de juguetes magnéticos con ventosa. El año pasado tuvo lugar una sobre disfraces, en la que se localizaron irregularidades en más de la mitad de los artículos inspeccionados.

El 9,3% de las 129 alertas sobre productos inseguros emitidas por la Comunidad en 2014 correspondió a juguetes (12), principalmente por riesgo de asfixia por partes pequeñas, intoxicación por el uso de sustancias no permitidas, y cortes, heridas o lesiones diversas.

En 2014 se redujeron un 11,6% las reclamaciones sobre este tipo de productos, de 69 a 61, en su mayor parte motivadas por cambios y devoluciones (28%), venta de objeto defectuoso (14,7%), publicidad engañosa (11,5%) y precio superior al informado (11,5%).

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment