Ruta a la Chorrera de los Litueros

La cascada más alta de Madrid

Con la llegada del verano, nada mejor que un paseo fresco y con agua. Y más todavía si se trata de una ruta es sencilla y no exige un gran esfuerzo. Es el caso de la que conduce hasta la Chorrera de los Litueros, en Somosierra. Se trata de una de las cascadas con más caudal y altura de la Comunidad de Madrid, situada entre impresionantes rocas que muestran la belleza y la fuerza de la Naturaleza al mismo tiempo.

Ruta a la Chorrera de los Litueros: la cascada más alta de Madrid.

Somosierra es la localidad más al norte de la región madrileña y es conocida históricamente por haber sido escenario de una de las batallas más épicas registradas durante la invasión napoleónica. De la mano de la web especializada en la Sierra Norte de Madrid, www.sierranorte.com, vamos a conocer este lugar que trae el agua de los manantiales de las cumbres y crea el arroyo del Caño, que tras caer formando una cola de caballo por los tres escalones pétreos de la Chorrera, se une al de las Las Pedrizas, y se convierte en el nacimiento del famoso río segoviano Duratón.

Cómo llegar

Ficha técnica

La ruta tiene una longitud de casi dos kilómetros, ida y vuelta, y su recorrido comienza en la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, que se encuentra en el mismo paso de Somosierra y a 1.448 metros de altitud, frente a una gasolinera. Una vez en este punto se toma el tramo que queda de la antigua carretera Nacional I siguiendo, nada más pasar la estación de servicio, por la carretera que desciende junto a una señales indicadoras de curva.

Este tramo inicial es posible hacerlo a pie o en coche ya que se recorre aproximadamente un kilómetro antes de llegar a una pista de tierra, que sale a la derecha. A partir de aquí, ya solo se continúa a pie. A unos 100 metros hay que sobrepasar una puerta metálica, que atravesaremos por la derecha, donde hay un cierre automático para el paso de personas. La puerta debe quedar cerrada para que no se escape el ganado.

Ruta a la Chorrera de los Litueros: la cascada más alta de Madrid.

Se prosigue por la pista y, 100 metros después, gira bruscamente ascendiendo, pero continúa otra pista de frente que es la que debemos tomar. Poco después, el camino se ve invadido por el Arroyo de Las Pedrizas: hay que cruzarlo por unas piedras que facilitan la labor para continuar la ruta.

Aproximadamente 50 metros más adelante, el caminante se encuentra con un cartel que indica perfectamente el sendero que suavemente sube por la ladera hacia una pared rocosa. Este sendero está rodeado de codesos o rascaviejas y tiene una longitud de aproximadamente 400 metros.

De estos, los últimos 50 pueden resultar dificultosos si se hace la ruta con niños pequeños ya que el camino cuenta con grandes escalones y pendiente. Desde unos metros antes, se ve perfectamente la cascada. Superados los escalones, el sendero desemboca en la impresionante Chorrera de los Litueros. Una vez que se ha disfrutado de la belleza de la Chorrera, la vuelta a Somosierra se hace recorriendo, en sentido inverso, el mismo camino.

Qué ver:

  • Somosierra. Ermita de Nuestra Señora de la Soledad: está situada sobre la cota más alta del puerto, posee la imagen de una virgen polaca y una placa conmemorativa de la Batalla de Somosierra. Iglesia Parroquial de Santa María de las Nieves: de gruesa fábrica de mampostería y dos veces destruida por conflictos bélicos (invasión francesa y Guerra Civil) se volvió a reconstruir con estilo barroco remozado, con imágenes actuales y una pintura con tema de ángeles en el presbiterio. Fuente de 1788 y pilón.
  • Robregordo (3,3 km de Somosierra). Iglesia Parroquial de Santa Catalina: fue levantada en el centro del pueblo, al borde del Camino o Calle Real, hacia 1700. Está dedicada a la Santa y cuenta con un pequeño atrio-mirador de forma semicilíndrica. La construcción es de mampostería vista, reforzada por sillares en las esquinas y tiene tres naves y una torre de planta cuadrada y de un solo vano central.
  • Horcajuelo (14,6 km de Somosierra). Fragua: es una de las más completas de la zona. Conserva el fuelle para avivar el fuego, la bigornia, la pila de templar el hierro, la rueda de afilar, tenazas, soldadores, martillos y útiles para dar forma a los clavos. Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari: es de construcción barroca, con una capilla gótica del siglo XV. En ella hay una escultura de San Roque del siglo XVI-XVII y una pintura barroca de San Jerónimo. Museo Etnológico: Reproduce una antigua vivienda rural típica de la zona, además cuenta con una pequeña exposición de trajes típicos. Se complementa con la fragua y un museo de pintura.

En la página web www.sierranorte.com, se puede descargar un mapa con el itinerario completo de la ruta para imprimir.

1comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: