Mirador de Robledos

Ruta al mirador de los Robledos, en la Sierra de Guadarrama

Con vistas al valle del Lozoya, un monolito en homenaje a los Guardas Forestales preside la pradera

EMirador de los Robledos es un lugar privilegiado de la Sierra de Guadarrama. Este espacio se aprovechó, en 1977, para inaugurar un monolito en conmemoración al cuerpo de los Guardas Forestales cuando se cumplía el centenario de su creación.

Después de visitar el lugar, ciertamente la zona tiene una visión excepcional de las montañas que lo rodean. Además desde aquí podemos ver una impresionante estampa del valle del Lozoya.

A la vuelta de esta visita, bajaremos a la zona del río Lozoya transitando por el valle de la Angostura. Transcurriremos entre arbolada, de Sur a Norte, hasta toparnos con el Bosque Finlandés. Lo atravesaremos para disfrutar de su exuberante vegetación.

Bosque del Finlandés en la ruta al mirador de los robledos

Cómo llegar al Monasterio de Santa María del Paular

  • En coche: A-6 dirección A Coruña, hasta Villalba; M-601 hasta el Puerto de Navacerrada. A la altura del restaurante Dos Castillas, C-604 hasta el Puerto de Cotos. A continuación M-604 dirección a Rascafría, y entre el km 27 y el 28, está el acceso al aparcamiento del Monasterio, a la izquierda. Si estuviera lleno, se puede dejar el coche en otra zona cercana, las Presillas, en el km 28 a la derecha, unos 600 m antes de llegar al Monasterio.

El recorrido se puede encontrar pinchando aquí.

Ficha Técnica

  • Tipo de itinerario: circular
  • Dificultad: fácil
  • Distancia aproximada: 15 km ida y vuelta
  • Duración aproximada: 5 h
  • Desnivel: + 170 m
  • Material: senderismo
  • Terreno: 80 % pista – 20 % caminos y sendas
  • Época aconsejada: primavera, verano, otoño

Track de la ruta. Si dispones de alguna aplicación para visualizar archivos gpx, puedes descargarte la ruta pinchando aquí.

Ruta al mirador de los Robledos

Saliendo desde el Monasterio de Santa María de El Paular, en dirección Sur, cogemos la senda paralela a la M-604 por el margen derecho, pasando por la Cruz Paular. Dejamos a la derecha el puente del Perdón, continuamos la senda adaptada para bicis y pasamos frente al aparcamiento gratuito de Rascafría. Desde este punto también podríamos haber arrancado sin problemas.

Seguimos y unos metros más adelante, entre arbolada y sin posibilidad de acercarnos a verla, encontramos a la derecha la ermita de la Virgen de la Peña. Ascendemos por unas escaleras con tablones de madera que, entre robles, nos colocan en la GR 10-1. Iremos ascendiendo suavemente entre altos pinares, paralelos al arroyo del Pedrosillo, que no vemos. Es una zona de grandes fincas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un verso tallado en el monolito 

Sobre la zona del Brezal, giramos hacia el Sur y cruzamos por los pasos naturales de los arroyos, que descienden tanto del puerto de los Neveros como de la Laguna de los Pájaros. Cuando este último se junta con el de la Umbría, tomamos la senda de nuestra izquierda o lo que es lo mismo, dirección Este.

Pronto llegamos a la bonita pradera donde encontramos el monolito del monumento al Guarda forestal. Ya estamos en el Mirador de los Robledos, con espectaculares vistas de todo el Valle del Lozoya y las cumbres que lo rodean.

Son tres los elementos curiosos en esta pradera: una orientadora -girando y mirando hacia donde apunta la flecha podemos averiguar de qué cumbre se trata-, el monolito dedicado a los Guardas Forestales, y a sus pies una roca tallada con un verso, en un lateral aparte:

Altivo corazón en piedra y nube,
fiel dromedario del paisaje,
vano grito del valle,
centinela hermano
de todo lo que ayer tuve y sostuve.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Saltos, pozas y un lago

Después de un rato disfrutando del lugar, regresamos a la pista asfaltada hacia abajo hasta la M-604. La cruzamos y, en dirección Sur, vamos hacia Los Claveles, el área recreativa de la Isla. Pasando por la misma puerta del restaurante la Isla, un puente en un esquinazo nos coloca en la otra orilla del Lozoya. Ahí cogemos la vereda de la senda verde de la PR-M25, ahora dirección Norte.

Llegamos a la altura de una antigua hidroeléctrica, punto donde abandonamos la pista principal. Descendemos por el caminito, echamos un vistazo y la rodeamos para continuar a orillas del río Lozoya.

Los saltos y pozas de agua del río adquieren una espectacular visión desde esta orilla. Así llegamos a las bonitas praderas entrecortadas por los arroyos y las bajadas de agua en el Arenal del Manzano. Lo atravesamos y llegamos a la zona de las Presillas, que se rodean por su lateral derecho.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dejamos los Batanes a la izquierda y, entre pequeños robles, llegaremos al extremo Noreste del Bosque Finlandés por el sendero que tenemos antes de llegar al puente del Perdón, dirección Norte. Lo acometemos por ese mismo extremo atravesando los inmensos árboles, entre ellos abetos, álamos y abedules. En mitad de este pasadizo, salimos por nuestra derecha para deleitarnos con el lago que genera a su paso el río Lozoya, por las aguas internas.

Regresamos a la pista principal, saliendo a la altura del puente del Perdón. Lo atravesamos y, al girar a nuestra derecha antes de cruzar al Monasterio, daremos un pequeño paseo por el Arboreto – Giner de los Ríos. Aquí damos por finalizado un espectacular recorrido apto para todos los públicos.

Qué ver en la zona

  • Rascafría: recorrer sus calles ya es de por sí una delicia que recomendamos a todos. No olvidarse de visitar la Iglesia de San Andrés Apóstol y la Casona.
  • Centro de Visitantes Peñalara: aquí podremos ver las diferentes especies de endemismos que contiene el parque. El centro cuenta además con dos sistemas de proyección de vídeo, en los que se resaltan los valores naturales y culturales de Peñalara y del Parque Nacional, y se promocionan los recursos turísticos de esta zona.
  • Monasterio de Santa María del Paular: es un lugar mágico que fue fundado en 1390 bajo el reinado de Juan I. Su parte superior fue antigua frontera con los musulmanes, avanzadilla de los reinos cristianos y centro de peregrinaje y mercadeo entre musulmanes y cristianos.

Recomendaciones para la ruta

  • Qué llevar en la mochila: un chubasquero fino, guantes, gorro de lana, un silbato, alguna pieza de fruta o frutos secos, cantimplora con 1 litro de agua, una navaja multiusos y un mini botiquín.
    Si vamos a usar un mapa impreso y la descripción de la ruta, siempre es recomendable una pequeña brújula. Será útil aunque utilicemos también la tecnología de las aplicaciones móviles para guiarnos. Puede ayudar a orientarnos, pues las descripciones dan puntos cardinales y los mapas también los marcan.
  • Material: los bastones, para los descensos y algunos repechos, siempre ayudan a ejercitar los brazos y no cargar todo el peso sobre las piernas. Es recomendable llevar impreso un mapa o el track que se ofrece aquí de la zona, además de la descripción de la ruta. Siempre nos ayudará ante cualquier duda saber los puntos clave por los que pasamos y los que nos quedan.
  • El tiempo: se debe consultar la previsión el día anterior y tener claro qué tiempo nos va a hacer. Estamos en puertos de montaña, así que es mejor evitar sorpresas.
Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Antonio Fernández Cortés (K2)

“Los sueños marcan al alpinista su camino, no los senderos”. Nos vemos en la montaña.

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment