Prohibida la entrada a motos en el carril bus de Castellana. Foto: Andrea Pita

Las motos ya no pueden circular por el carril bus de Castellana

  • Desde hoy está prohibido su paso en el tramo entre Joaquín Costa y plaza de Castilla.

  • La prohibición llega debido a los accidentes producidos en ese carril.

  • También se prevén cambios en el estacionamiento en la ciudad.

Apartir de hoy, domingo 26 de marzo, ciclomotores y motocicletas ya no pueden circular por el carril bus del paseo de la Castellana, entre Joaquín Costa y plaza de Castilla. Es el único carril reservado de la ciudad que prohíbe el paso de estos vehículos de dos ruedas, ya que en todos ellos está permitida su circulación. Según el Ayuntamiento, el motivo es para mejorar la seguridad vial.

En ese carril solamente pueden circular ahora autobuses y taxis ocupados. Esta medida se ha tomado con carácter urgente, “para poner freno a la siniestralidad”. Así se ha adaptado el carril al nuevo uso desde el pasado viernes modificando la señalización vertical y horizontal.

El consistorio considera que los accidentes producidos en esa zona afectan mayoritariamente a las motocicletas y ciclomotores. “Existe un conflicto entre el giro a la derecha realizado desde los carriles centrales y los vehículos que pueden circular por el reservado, sobre todo las motos pues su diferencia de volumen respecto al resto dificulta su visibilidad”, aseguran.

Taquilla

La Unidad de Atestados de Tráfico de la Policía Municipal considera la intersección con la calle General Yagüe y la plaza de Cuzco como principales puntos de conflicto entre el giro a la derecha y el carril bus. Los accidentes donde se han visto implicados motocicletas y ciclomotores así lo confirman.



Modificaciones en los estacionamientos de la ciudad

Otros cambios que prepara el Ayuntamiento para la circulación en Madrid son los propuestos en el Plan A. Entre ellos, algunos relacionados con el estacionamiento. Por ejemplo, se plantea ampliar a los fines de semana el horario de la zona SER en algunos barrios, donde, según dice el consistorio, a los residentes les resulta difícil aparcar.

También se prevé crear plazas con tiempo de estacionamiento permitido más estricto para favorecer su uso a los vecinos. Incentivar el uso de vehículos menos contaminantes sería otra de las medidas, ofreciendo bonificaciones a partir de junio. Por último, se estudia regular el aparcamiento de no residentes fuera de la M-30, en zonas con problemas de ocupación y en función de las demandas de los vecinos.

Prohibida la entrada a motos en el carril bus de Castellana. Foto: Andrea Pita

Prohibida la entrada a motos en el carril bus de Castellana. Foto: Andrea Pita

El objetivo, afirma el Ayuntamiento, es reducir el uso del vehículo privado en la ciudad, causante -sobre todo los diésel– de los altos niveles de óxidos de nitrógeno que sufre Madrid. Así, se quiere fomentar el transporte público, la bicicleta y la movilidad peatonal. Para conseguir esta disminución de turismos en el centro, se proyecta también crear áreas de larga estancia en zonas de baja ocupación cercanas a estaciones de transporte público.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos enTwitter
Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.