Inicio Madrid Transportes Regresa el bus sin conductor a la Universidad Autónoma

Regresa el bus sin conductor a la Universidad Autónoma

1566
0
Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias semanal!

Este bus es el primer vehículo autónomo, autosuficiente y eléctrico que circula en tráfico abierto en España

El primer autobús bus autónomo eléctrico y sin conductor, que se puso en marcha en el campus de Cantoblanco de la Universidad Autónoma de Madrid hace un año, regresa con mejoras.

Ahora circula con una frenada más suave, cinturones de seguridad para los seis viajeros sentados de los 12 que pueden viajar en su interior, mejor definición de la ruta, y opción de salvar obstáculos en determinados puntos para ganar seguridad y confort

Recorre un itinerario circular de 3,8 km de longitud, con siete paradas en las principales instalaciones del campus. La cabecera está situada en la estación de Cercanías de Cantoblanco y recorre las principales instalaciones del campus. Son siete paradas, todas accesibles, entre las que se encuentran las facultades de Derecho y Psicología, el Rectorado, la Politécnica y las residencias.

Para facilitar la circulación del bus se ha señalizado el carril por el que va a circular con una cuerda o línea continua en el eje del carril. El servicio se presta entre las 7:15 h y las 15:15 h. Aunque su capacidad es de 12 personas, cuando se inauguró en octubre pasado el aforo estaba reducido a siete, por la situación del coronavirus.

Aunque se prescinde del conductor, por motivos de seguridad lleva obligatoriamente en su interior a un técnico. El objetivo es que pueda manejar el bus en modo manual en caso de cualquier incidencia, como encontrarse un coche estacionado en doble fila. Además, controla el aforo y que los pasajeros hagan uso de la mascarilla.

Mejoras en el bus sin conductor 

El autobús, operado por la empresa ALSA, es un vehículo de EasyMile que incorpora la tecnología LIDAR, un sistema de medición y detección de objetos mediante láser. Dispone ahora de una actualización de hardware y dos dispositivos LIDAR más. Esto supone una mejora en seguridad, definición y supervisión del terreno tanto de peatones como de vehículos.

También se ha introducido, en el software del vehículo, un mapeo de la ruta que introduce las mejoras del recorrido, así como una actualización del sistema de frenado para que sea más suave. Todo ello permite aumentar la velocidad gracias a la nueva versión instalada para sortear obstáculos donde sea posible.

Por otro lado, presenta modificaciones que permiten incrementar la dirección y revisión en remoto del autobús desde el puesto de control.

Prueba piloto que comenzó en octubre de 2020

Antes de su puesta en marcha, el autobús pasó dos meses de pruebas de circulación por el campus para evaluar el recorrido y hacer un mapeo. Durante el proceso también se analizaron los posibles obstáculos adaptando el itinerario y las paradas para asegurar el funcionamiento óptimo del vehículo.

Se trata del primer bus completamente autónomo y eléctrico que presta servicio en tráfico abierto en una línea del Consorcio Regional de Transportes, y en España. En un inicio, estaba previsto que el vehículo iniciara sus recorridos en marzo, pero la pandemia de coronavirus obligó a aplazarlo hasta octubre.

Este proyecto es la constatación de una nueva movilidad basada en el vehículo eléctrico, compartido y autosuficiente. En ella, los principios de sostenibilidad ambiental y seguridad son prioritarios.

Fruto de un convenio de colaboración firmado el pasado mes de enero entre el Consorcio Regional de Transportes de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid, la Dirección General de Tráfico y el operador de movilidad ALSA, con él se busca desarrollar planes de movilidad sostenible en el mundo universitario.

A partir de este proyecto de bus autónomo, se van a desarrollar otros de I+D+i que contarán con el apoyo tecnológico de la Universidad Autónoma. Además, la participación del Consorcio Regional de Transportes servirá para futuros modelos de explotación en otras líneas o vehículos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.