200 nuevos autobuses para Madrid

Recibe nuestro boletín de noticias

 

Nueva flota de autobuses para Madrid

  • Han pasado tres años desde la última vez que se renovó la flota.

  • Son más ecológicos e incorporan novedades en seguridad y accesibilidad.

  • Todas las unidades tendrán una plataforma doble para que quepan dos sillas de ruedas al mismo tiempo.

Después de tres años sin renovarse la flota de autobuses de la ciudad, la Empresa Municipal de Transportes de Madrid incorpora este año 200 nuevos autobuses. Entre otras novedades cuentan con doble plataforma para el viaje simultáneo de dos sillas de ruedas.

La inversión en los nuevos vehículos es de más de 63 millones de euros. Incluyen 130 autobuses estándar, 40 autobuses articulados propulsados por gas natural y 30 autobuses híbridos. Las primeras unidades ya están prestando servicio en las líneas 6 (Benavente-Orcasitas) y 25 (Ópera-Casa de Campo). El resto estarán en marcha antes de finalizar enero de 2017.

El objetivo de este plan es reducir la edad media de los autobuses municipales de los 9,4 años actuales a 6,7 años a finales de 2019. Durante 2017 y 2018 se comprarán otros 500 vehículos. Así entre 2016 y 2018 se habrán renovado más de 700 autobuses, casi la mitad de la flota. Y para finales de 2019 todos podrían ser ‘verdes’, es decir poco contaminantes.

Taquilla

Con idea de hacer un reparto homogéneo por toda la ciudad, estos nuevos vehículos se distribuirán por los cinco Centros de Operaciones con que cuenta la EMT: Sanchinarro, Fuencarral, La Elipa, Entrevías y Carabanchel.

Novedades en seguridad y accesibilidad

Las principales novedades tienen que ver con la seguridad y accesibilidad. Por un lado, cuentan con sistemas automáticos de extinción de incendios. Por otro, incorporan una plataforma central doble, lo que permite el viaje simultáneo de dos sillas de ruedas. Asimismo, disponen de las últimas novedades tecnológicas: cargadores USB para dispositivos móviles, WiFi y pantallas de información multimedia.

En cuanto a la sostenibilidad, los 170 nuevos vehículos propulsados por Gas Natural Comprimido (GNC) reducen en un 75 por ciento las emisiones contaminantes respecto al diésel. Y los 30 restantes, que son de propulsión híbrida (motor diésel + eléctrico), consumen un 30% menos que un bus estándar. Todos ellos cumplen la más estricta normativa europea vigente en materia de emisiones.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.