Inicio Madrid hoy Consumo y Economía Historia y etiqueta de las tarjetas de visita: cómo empezó todo

Historia y etiqueta de las tarjetas de visita: cómo empezó todo

47
0
tarjetas visita
Foto: Freddy Castro. Unsplash

Las tarjetas de visita surgieron en el siglo XVII y al principio tenían un objetivo diferente al actual

Actualmente conocemos las tarjetas de visita, o de presentación -como también se las conoce-, como el instrumento de marketing que incluye los datos de contacto profesional de un sujeto o de una empresa y que sirve para conocer su perfil. Se pueden diseñar tarjetas de presentación gratis.

No siempre las tarjetas de visita personalizada cumplieron este fin. Atravesaron diversas etapas de transformación y de adaptación a la sociedad que imperaba en su momento, hasta llegar a la forma como las conocemos actualmente. Las tarjetas de visita en el siglo XIX desempeñaban distintos objetivos, conócelos a continuación:

Antecedentes históricos de las tarjetas de visita

Como suele suceder con casi cualquier acontecimiento o hecho histórico, no hay consenso sobre el lugar de origen de las tarjetas de visita y el momento de su aparición. Muchos expertos coinciden que en Europa surgieron en el siglo XVII y alcanzaron su máximo esplendor en el siglo XIX. Fue Francia el primer país europeo en usarlas.

tarjetas visita mano
Foto: Unsplash

Sin embargo, hay registro y constancia de que aparecieron por primera vez en China en el siglo XV. Como se trata de una época en la que imperaba el protocolo estricto en cada uno de los aspectos sociales, las tarjetas de visita personalizadas se usaron en principio para solicitar una reunión o visita por parte de los ciudadanos de las clases sociales más altas.

Con el cambio de las características sociales y de las necesidades de las épocas, las tarjetas de visita fotografía han abarcado distintos ámbitos y cumplido distintos fines, transformándose en tarjetas de visita online gratis, como las conocemos en la actualidad. En principio, solo incluían un retrato de la persona. Ahora, incluyen datos de contacto, breve presentación empresarial o personal y logotipo.

Objetivo romántico

Las tarjetas de visitas antiguas fueron usadas por los caballeros para conquistar a las damas que ocupaban sus corazones. Fue el método tradicional que se empleaba para demostrar afecto y cariño hacia una mujer y se esperaba que las damas contestaran este tipo de invitaciones, de lo contrario constituía una falta total de cortesía.

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!

La forma de entregar las tarjetas de visita fotografía eran esenciales para transmitir un determinado mensaje. Si se doblaban en la esquina superior derecha indicaban que habían sido entregadas personalmente. Por el contrario, si se entregaban dobladas por la mitad mostraban una clara señal de desafío.

tarjetas visita colores
Foto: Unsplash

Carácter social

En Asia se usaban para pedir autorización. Eran esenciales para poder efectuar una visita y se presentaban especialmente en las clases sociales más altas. Era una formalidad que siempre debía cumplirse porque formaba parte de las costumbres y códigos que imperaban en esos momentos. Eran normas de cortesía y muestras de educación.

El tratamiento dado en Europa a la tarjeta de visita personalizada fue similar. Se usaba para anunciar la visita cuando los dueños de las casas no estaban presentes o para dejar constancia de la asistencia a un evento o reunión. Constituían maneras distinguidas de los burgueses de presentarse o de anunciarse.

Fin comercial

Luego de esos primeros usos sociales y personales de las tarjetas de visita fotografía, evolucionaron al ámbito empresarial. Se aprovechó su utilidad para promocionar los negocios de aquellas épocas porque se determinó con precisión su potencial para conquistar a los clientes y promocionar las compañías. Poco a poco su objetivo fue cambiando.

tarjetas visita personalizadas
Foto: Lexie Janney. Unsplash

Incluso, cambió el formato de las tarjetas de visita en el siglo XIX. Son muy parecidas a como las conocemos actualmente. Los empresarios comenzaron a usarlas para posicionar sus bienes y servicios ante los potenciales clientes y consumidores. En ellas, exhibían sus productos, por lo general se trataban de fotografías.

Por qué se usan aún las tarjetas de visita

Todavía constituyen una fuerte herramienta de marketing y publicidad. Han perdurado por siglos, gracias a su utilidad práctica e idoneidad para destacar un perfil profesional o empresarial, incluso ante los avances de la informática y de la toma de conciencia de la contaminación ambiental. Son medios altamente efectivos y recomendados.

Los beneficios de las tarjetas de visita son amplios y todo profesional independiente y empresario que desee que su negocio crezca y prospere debe contar con una tarjeta de este tipo, porque entre otras cosas demuestra profesionalismo. Además, presenta brevemente el negocio de una persona y sus datos de contactos para estrechar relaciones comerciales.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.