Policía menor prostitución

Una menor obligada a prostituirse es liberada tras contarlo a un desconocido

Una menor obligada a ejercer la prostitución es liberada tras contarlo a un desconocido.
  • Viajando de Madrid a Vigo en autobús, la joven subsahariana explicó a un viajero que la engañaron para ejercer la prostitución.

  • Tras el viaje, comunicó con él para decirle que la tenían encerrada en una habitación.

  • El hombre denunció y la Policía Nacional acabó liberando a la joven.

Una joven subsahariana, menor de edad, explicó a un desconocido, durante un viaje en autobús entre Madrid y Pontevedra, que le estaban obligando a ejercer la prostitución y cómo estaba sucediendo todo. El ciudadano acudió a la comisaría de Policía de Marín (Pontevedra) y así comenzó una investigación que ha terminado con la liberación de la joven y la detención de tres personas.

La víctima relató al viajero que había aceptado una oferta, desde Sierra Leona -de donde le contó que procedía-, para venir a trabajar como modelo a España. Había llegado dos o tres meses atrás y su intención era también estudiar. Pero al llegar a Madrid había sido engañada. Fue recogida por una pareja que le quitó todas sus pertenecías y la encerró en un piso contra su voluntad. Le habían obligado a trabajar, ejerciendo la prostitución, en un club de alterne de la capital.

La menor, de 17 años, le explicó además que, como se negó a trabajar en el club, la habían trasladado a Vigo para prostituirla, pues tenía que devolver la supuesta deuda contraída con la organización en concepto de viaje y estancia, un total de 60.000 euros.

Taquilla

Después del viaje en autobús, la joven de Sierra Leona continuó el contacto con el desconocido por mensajería instantánea y fue así como le contó que al llegar a la ciudad gallega, una mujer la había recogido y llevado a un piso, donde estaba encerrada en una habitación. Aunque no fue capaz de decirle la dirección exacta de donde se encontraba, le detalló algunas referencias de lo que podía ver desde la ventana.

El viajero denuncia y la Policía inicia la investigación

Así fue como el viajero desconocido decidió presentarse en  la comisaría de Policía de Marín (Pontevedra) para denunciar lo que le había contado la chica y que podría constituir un delito. Agentes de la Policía Nacional iniciaron la investigación, en el marco del Plan Policial contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual.

Pudieron localizar el piso en el que, al parecer, se encontraba la víctima. Entraron en el domicilio y la encontraron encerrada. La liberaron y detuvieron a las dos personas, un hombre y una mujer, que la retenían. Continuando con las pesquisas, los agentes de la Policía averiguaron que se trataba de una organización perfectamente estructurada: contaba con captadores en los países de origen y localizaban víctimas entre los estratos más pobres de la población.

Detenido el dueño de un club de alterne en Madrid

El clan tenía también intermediarios que trasladaban a las víctimas hasta los países de destino y las aleccionaban sobre cómo responder a la Policía en los controles fronterizos. En el caso de esta joven, le dijeron que debía decir que tenía 18 años para que la dejaran entrar en España.

Y por último estaban los explotadores, que recibían a las víctimas y las obligaban a ejercer la prostitución en clubes de alterne o en la vía pública. Estos se convertían en verdaderos propietarios de las jóvenes: les costeaban sus traslados, documentación y alojamiento y, a cambio, iban a cobrar las supuestas deudas adquiridas por ellas, mediante su explotación sexual.

Los agentes consiguieron localizar y detener a uno de los principales responsables de esta organización, dueño de un club de alterne en Madrid. La joven liberada recibió unas primeras medidas de asistencia y protección, y después fue acogida por una organización integrada en la Red Nacional de Asistencia a víctimas de trata de seres humanos, a quienes relató cómo fue engañada para venir a España.

Plan contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual

El Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual se puso en marcha en 2013 y dio lugar a la creación de una nueva unidad de referencia en esta materia: la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional.

La Policía Nacional activó la línea telefónica 900105090 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos. Dentro de la II Fase de este plan, que comenzó en enero de este año, se ha iniciado una gran campaña de comunicación con el lema ‘Con la trata, no hay trato. Denúncialo’, para concienciar a la población y animarla a implicarse contra los delitos cometidos por redes que trafican con personas para su prostitución.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.