Inicio Nacional e Internacional Un americano se «adueña» de un territorio africano para que su hija...

Un americano se «adueña» de un territorio africano para que su hija sea princesa

44
0
África con bandera

[lightbox full=»https://elmiradordemadrid.es/wp-content/uploads/2014/09/Africa660x330.jpg»]Un americano se "adueña" de un territorio africano para que su hija sea princesa.[/lightbox]

  •  Bir Tawil es un territorio africano que linda con Egipto y Sudán.
  • Heaton clavó una bandera creada por él para hacer suyo el lugar.
  • El Derecho Internacional le exige que ocupe físicamente el territorio para ser legalmente el «dueño».

[dropcaps]B[/dropcaps]ir Tawil es posiblemente, junto a Tierra de Marie Byrd en la Antártida, el único territorio que no pertenece a ningún país. Sus 2.000 kilómetros de superficie se encuentran en la frontera entre Egipto y Sudán, sin embargo ninguno de estos dos países se muestran interesados en su propiedad. Esto es lo que descubrió Jeremiah Heaton, un americano de Virginia de 38 años, que buscaba un lugar para convertir a su hija en princesa.

Emily, de siete años, deseaba ser una princesa real. Y su padre, dueño de una empresa de seguridad en minas, deseaba complacer a su pequeña, e indagó en internet si existía un lugar en el planeta para ofrecérselo.

Encontró este terreno desértico donde no hay habitantes ni infraestructuras y que nadie reclama y viajó hasta allí para clavar una bandera creada por él: con un fondo azul, cuatro estrellas que representan a su mujer y sus tres hijos, y una corona en el centro. Y decidió que su amada hija sería la princesa de este lugar.

Queda por ver si Heaton logrará que ese acto se considere legalmente aceptable. Al parecer, según el Derecho Internacional, es imprescindible, además de demostrar que ningún Estado reclama ese territorio, que los que dicen ser dueños ocupen físicamente el lugar. Y al parecer Heaton no tiene intención de mudarse a su nuevo “reino”, principalmente porque es un lugar sin infraestructuras. Por último, tiene que ser reconocido por la ONU y por sus países vecinos, es decir Egipto y Sudán.

Aunque este autoproclamado monarca tiene intención de transformar el territorio y hacerlo habitable, a base de técnicas agrarias avanzadas, no está aún claro que vaya a contar con la aprobación internacional para llevar a cabo su cruzada por la corona de su hija.

Recibe nuestro boletín de noticias

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.