Una nueva señalización orientará mejor a madrileños y visitantes

Basada en el concepto de ‘wayfinding’ (encontrando el camino) de Nueva York o Londres

La señalización para los peatones va a cambiar en Madrid. Se van a incorporar novedades tecnológicas que equipararán la ciudad a otras como Nueva York y Londres. Las señales actuales son prácticamente inexistentes y los soportes de información están obsoletos, según valoración del Ayuntamiento. Así pues se va a implantar un sistema unificado de señalización universal, sostenible e inteligente.

‘Leermadrid’ es el nombre de este nuevo proyecto. Favorecerá la movilidad peatonal de madrileños y turistas, potenciará la visibilidad del patrimonio cultural y facilitará la accesibilidad universal. Se va a conseguir con soportes físicos de información y nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC), que servirán para intercomunicar el conjunto de elementos y ejes de la ciudad.

Calle CarretasLa idea es orientar a los peatones basándose en el concepto de ‘wayfinding’ (‘encontrando el camino’). Así se desarrollan recursos y sistemas de información espacial para dirigir a las personas en los entornos arquitectónicos, urbanos y naturales. Para ello se necesita una gran tarea documental y analítica, y un diseño secuencial con gráficas.

Señalización espacial hacia un destino

Para poder implantarlo es importante saber la forma en que los ciudadanos y visitantes se mueven en la ciudad. Así se podrán establecer conclusiones que harán del recorrido una ‘navegación’ orientada: con los principios de señalización espacial se crea una red que orienta hacia un destino determinado.

Cuenta con cuatro fases: orientación en función de los edificios cercanos, decisión del camino a seguir para llegar a un destino, seguimiento del camino decidido con señales que verifican que se está yendo por el recorrido elegido, e identificación del destino cuando se ha alcanzado.

Primer proyecto piloto en 2018

Para no romper el paisaje urbano y salvaguardar los valores patrimoniales, la nueva señalética se va a integrar en los elementos instalados en el espacio público. Además, este sistema está pensado para que todos los peatones puedan ser autónomos. También los que tienen necesidades especiales (personas con dificultad visual, dislexia o movilidad limitada, personas mayores y niños).

Este nuevo sistema estará en marcha para principios de 2018. De momento, el Ayuntamiento ha licitado un contrato de servicios para la elaboración de un plan. Entre enero y septiembre de 2017 se llevará a cabo, con un presupuesto de licitación de 99.220 euros. Y se implantará el primer proyecto piloto en 2018. La financiación corre a cargo del Foro de Empresas por Madrid.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.