Inicio Belleza y Moda Sangre para tu belleza

Sangre para tu belleza

313
0

[lightbox full=»https://elmiradordemadrid.es/wp-content/uploads/2015/02/20150225Sangre.jpg»]Sangre para tu belleza.[/lightbox]

 

  • Triunfa una nueva técnica de rejuvenecimiento cutáneo, la Biorevitalización Facial Plaquetaria.
  • Tras extraer sangre del paciente, centrifugarla y separar sus plaquetas, estas últimas se inyectan para activar los factores de crecimiento.

[dropcaps]S[/dropcaps]i algo compartían Edward (el protagonista de ‘Crepúsculo’), el conde Drácula y el personaje de Brad Pitt en ‘Entrevista con el vampiro’ era su eterna juventud. Los tres se alimentaban exclusivamente de sangre ajena y pertenecían al  mundo de la fantasía, pero alguien debió acordarse de ellos en el mundo real para idear una nueva técnica de belleza.

La Biorevitalización se basa en sangre, en plaquetas y en plasma, pero plaquetas y plasma de la sangre de uno mismo. Según la doctora Aurora Huergo, del centro médico-estético Hedonai, «la ventaja respecto a otros tratamientos es que lo que te inyectan es tuyo, de tu propia sangre».

Con una visita de 45 minutos al centro estético y por menos de 300€, la sesión de Biorevitalización Facial Plaquetaria deja la piel hidratada, elástica y con mejor aspecto. «Y con la ventaja», explica Huergo, «de que después de la sesión puedes volver al trabajo, ir a cenar o lo que quieras».

Envejecimiento cutáneo
El paso del tiempo y la genética generan en la piel una serie de mecanismos que tienen un nombre: el envejecimiento cutáneo. Pero no es solo eso, también hay otros factores que contribuyen a acelerarlo: la nutrición, los hábitos tóxicos, los medicamentos, la situación hormonal, las enfermedades, la exposición solar y los cuidados cosméticos.

La suma de todo ello provoca esos signos del envejecimiento cutáneo: arrugas, manchas y flacidez, aunque también hay otros signos menos aparentes que son determinantes en conjunto. Hablamos del aspecto, la textura, la luminosidad, el color, el brillo, etc.

Bioestimulación
Para combatirlo, existen diferentes procedimientos que tratan de restablecer el metabolismo y el funcionalismo cutáneos, uno de ellos (quizás el más importante) es la bioestimulación: sirve para la activación biológica de las funciones del fibroblasto (o sea, la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico).

«Se empezó a utilizar con deportistas, como método regenerador. Nosotros llevamos dos años aplicándolo como técnica de rejuvenecimiento», aclara la doctora Huergo. La activación se produce gracias a unas proteínas conocidas como GF o factores de crecimiento, los cuales pueden ser producidos y almacenados por múltiples células y tejidos: fibroblastos, glándulas lagrimales y salivares, plaquetas, etc.

[box type=»warning» ]
La técnica

Y en esto consiste este tratamiento, en extraer sangre del paciente y después centrifugarla. Con ello se consiguen separar las dos series de la sangre y el plasma, que es lo que se utiliza en el tratamiento.
El plasma también se separa en tres partes y es la fracción más rica la que se inyecta intradérmicamente.

«Ayuda a activar tus reservas», explica Aurora Huergo. «El efecto flash es inmediato». Estos factores activan la vascularización, lo que se traduce en una mayor hidratación, elasticidad, tono y mejor aspecto de la pielLa técnica se aplica tanto como tratamiento preventivo en una piel joven como restitutivo en una piel envejecida.
[/box]

Dónde aplicarlo
Se puede aplicar en rostro, cuello, manos, escote y brazos
. Los resultados se empiezan a notar, aproximadamente, a los 21 días ya que es el tiempo que necesitan los fibroblastos para aumentar la producción de la cantidad de colágeno y elastina.
 Con esta técnica quedan descartados los efectos adversos porque se trata de un tratamiento realizado con la propia sangre del paciente. 
Este tratamiento no dura más de 45 minutos pero se recomienda repetirlo una o dos veces al año para aportar a la piel el colágeno, la elastina y el ácido hilaurónico necesarios.

[box type=»note» ]El tratamiento paso a paso:

  • Limpieza y desengrasado de la/s zona/s a tratar. Se puede hacer un peeling suave en función de la piel del paciente.Anestesia tópica durante 30 minutos.
  • Limpieza de la zona a tratar.
  • Se extrae una pequeña cantidad de sangre del paciente.
  • Posteriormente se centrifuga a 1500 rpm durante 8 minutos a temperatura ambiente y se separa la fracción de plasma rico en plaquetas.
  • Se activan las plaquetas con una pequeña cantidad de calcio para obtener los factores de crecimiento.
  • Se aplica mediante microinyecciones en la zona a tratar.
  • Se aplica mascarilla refrescante o descongestiva en la cara.

Para pieles jóvenes: (hasta los 35 años) es necesaria 1 sesión cada 6 meses, 2 sesiones al año o según valoración médica.
Para pieles maduras: serían necesarias 3 sesiones al año – Entre la 1ª y la 2ª dista 1 mes y la siguiente a los 6 meses o según valoración médica. [/box]

Recibe nuestro boletín de noticias

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.