El Sanatorio Psiquiátrico Esquerdo seguirá funcionando

 

El Sanatorio Psiquiátrico Esquerdo seguirá funcionando.

 

  • La Consejería de Sanidad anunció la suspensión cautelar del hospital psiquiátrico privado por deficiencias de seguridad.

  • Los pacientes y sus familiares protestaron contra esta decisión.

  • El centro ha subsanado dos de los requerimientos: el riesgo de incendio y el riesgo de suicidio de los pacientes.

La suspensión cautelar del Sanatorio Psiquiátrico Esquerdo, ubicado en Avenida de los Poblados, 70, en el barrio de Aluche, anunciada hace unos días por la Consejería de Sanidad, ha quedado sin efecto. La mayoría de los 85 pacientes del centro y sus familias protestaron en su momento ante esta circunstancia que les obligaba a ser reubicados en otros centros. Ahora, el sanatorio ha subsanado dos de los motivos que provocaron la suspensión, por lo que de momento podrá seguir abierto al público.

La Consejería anunció, tras una inspección, hasta 14 irregularidades y deficiencias en el hospital psiquiátrico privado, la mayoría relacionadas con la seguridad de los pacientes, como no disponer de plan de incendios y no contar con personal sanitario adecuado. En el centro se habían llevado a cabo ya varias inspecciones anteriormente y se había solicitado la subsanación de las deficiencias, pero al parecer no se atendieron estas solicitudes debidamente.

A principios de año, la Consejería, a raíz de la reclamación de un familiar por mala praxis de uno de los profesionales del centro, decidió llevar a cabo esta nueva inspección. Al no atender el centro el requerimiento y solucionar únicamente problemas menores pero no los que afectaban a la seguridad de los pacientes, se procedió a la suspensión cautelar, lo que obligaba a los propietarios a reubicar a los pacientes en los siguientes 15 días.

Protestas de los pacientes y sus familiares

Al parecer los enfermos y sus familias, en su mayoría, no compartían el descontento ni habían detectado esas irregularidades, según se desprende de un comunicado que enviaron a la Consejería pidiendo que no se cerrara el hospital. “Son muchos años los que algunos de ellos llevan ingresados, esta es su casa y su familia y abandonarla puede suponer un shock para ellos”, afirmaban algunos de los que firmaron el comunicado, que también aseguraban que el trato del personal era muy bueno y que no se sentían en absoluto en peligro.

Ahora, el centro ha tomado la decisión de subsanar dos de las circunstancias que motivaron la suspensión cautelar, el riesgo de incendio y el riesgo de suicidio de los pacientes, lo que ha llevado a la Consejería a dejar sin efecto la suspensión. Esta decisión del hospital forma parte de un plan que va a garantizar la seguridad de los pacientes y los profesionales, y que está avalado por la Dirección General de Protección Ciudadana de la Comunidad de Madrid.

La Consejería de Sanidad, sin embargo, mantiene el requerimiento de que se solucione el resto de problemas, entre ellos algunas mejoras estructurales del edificio, y revisará a través de inspecciones periódicas que se cumplan.

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.