Ruta a la Cascada del Hervidero

Ruta a la Cascada del Hervidero

Recibe nuestro boletín de noticias

Hoy nos vamos a San Agustín del Guadalix, a escasos minutos de Madrid, en la cuenca media del Jarama. Es una zona de turismo de naturaleza, gracias al paso del río Guadalix, donde podemos encontrar bosques de ribera, pequeños y grandes saltos de agua, vías pecuarias y mucha historia.

También podremos contemplar magníficas veredas e importantes infraestructuras hidráulicas, con acueductos como el de la Retuerta, el de Valcaliente y La Sima. Se combinan con almenaras y sifones, todo un lujo al alcance de la capital.

Muchas son las rutas que se ofrecen por la zona, pero nos vamos a centrar en una con bajo desnivel y para disfrute en primavera. Se trata de una de las más bellas chorreras dobles de la Comunidad de Madrid, la Cascada del Hervidero.

Ruta a la Cascada del Hervidero por la Laguna de los Patos

Cómo llegar al área recreativa Lago de los Patos

  • En coche (40 km- 35 minutos desde Madrid): A-1 dirección Burgos y salida 36 hacia San Agustín del Guadalix. En la rotonda, tercera salida y a continuación cruzamos por debajo la A-1. En la siguiente rotonda, continuamos dirección a San Agustín, y en la próxima, giramos hasta la última salida, Avda Madrid. Avanzamos unos 100 metros y a nuestra izquierda tenemos la entrada al área recreativa.
  • En autobús: desde el intercambiador de Plaza Castilla, autobús 193.

El recorrido se puede encontrar pinchando aquí.

Ficha Técnica

  • Tipo de itinerario: circular
  • Dificultad: fácil
  • Distancia aproximada: 7,5 km ida y vuelta
  • Duración aproximada: de 3 a 4 h
  • Desnivel: + 200 m
  • Material: senderismo
  • Época aconsejada: primavera


Ruta a la Cascada del Hervidero  

El área recreativa de la Laguna de los Patos, en la zona norte de San Agustín del Guadalix, está en una zona con grandes chopos, alisos y sauces llorones. Atravesamos la primera pasarela de madera por encima del río, para disfrutar del Lago de los Patos, y seguimos por nuestra izquierda. Pasaremos por uno de los ojos del puente, paralelos al río, por donde no transita el agua del Guadalix, para situarnos en el margen opuesto.

Unos metros más adelante a la izquierda, encontramos otra pasarela de madera que cruzaremos para situarnos en la otra orilla del río. Iremos por ese margen izquierdo hasta la Cascada del Hervidero. Es lo que denominan el Canal Bajo. La senda se estrecha por momentos acercándonos a la orilla del río. Encontramos aquí una vegetación apabullante, con fresnos y alisos rodeados de mucho matorral bajo serrano, rosales silvestres, escaramujos y majuelos.

Track de la ruta. Si dispones de alguna aplicación para visualizar archivos gpx, puedes descargarte la ruta pinchando aquí.

Más adelante, las primeras coscojas se dejan ver. El discurrir del agua refresca el lugar y ofrece unas bonitas vistas al transeúnte. El sendero no tiene pérdida. Continuando el curso fluvial, los primeros ruidos nos alertan y, al acercarnos al río, vemos unas pequeñas cascadas. Seguimos y unos metros más arriba encontramos otra cascada pequeña. Está en la zona llamada Charco del Aliso, bautizado así por el gran número de esa especie de árbol que hay alrededor.

Continuamos por la vereda hasta alcanzar el puente de San Antonio. A nuestra derecha hay otro pequeño puente antiguo. Seguiremos por el ancho sendero y a nuestra izquierda nos topamos con la almenara del sifón de Guadalix. Bajamos unas escaleras y continuamos hasta el siguiente punto: nuestro objetivo del día. Está en su zona alta y ahora no la vemos pero ahí está la Cascada del Hervidero.

Los saltos de agua 

El ruido ensordecedor la delata. Unas escaleras estrechas de piedra dan acceso a la parte baja de la cascada. Hay que tener precaución en esta bajada, pues no hay barandillas ni reposamanos donde agarrarse, pero no tiene gran dificultad.

Una vez en la parte baja descubrimos la cascada en todo su esplendor con dos grandes saltos de agua por los extremos que nutren a la charca que a sus pies adormece. Ella pone tierra de por medio entre nosotros y la zona de los saltos de la Cascada del Hervidero.

Puente en la ruta a la Cascada del Hervidero

Esa ‘barrera’ natural es perfecta para su conservación y solo con poder visualizarla en la distancia es suficiente. Disfrutaremos totalmente de sus caídas, bilaterales.

Después de un buen rato en el lugar, nos toca la vuelta. Proponemos una ruta circular por los Castillejos y Prado del Toro. Así pues, cruzaremos el viaducto y, justo apenas terminarlo, a nuestra derecha tenemos una pequeña entrada por la que pasaremos. Tomaremos el sendero a la izquierda, que nos sube a la casa del lavadero.

Aquí de nuevo otro camino más ancho nos ascenderá hasta la Almenara de los Castillejos. Iremos a la izquierda para buscar la vereda del Carril de las Mentiras, donde la encina, la coscoja y el enebro ocupan todo lo que está fuera de pista.

Esta vía ancha nos dejará en San Agustín del Guadalix para devolvernos al parque de los Patos por la avenida de Madrid. Una estupenda ruta de senderismo no dejará a nadie indiferente.

Viaducto en la ruta a la Cascada del Hervidero

Qué ver en la zona

  • San Agustín del Guadalix: es de interés la propia población, la Iglesia de San Agustín, el parque Avenida de Madrid y la Dehesa de Moncalvillo, con fauna y flora autóctonas. No hay que perderse la Romería, celebración campestre en honor a la Virgen de Navalazarza, el tercer fin de semana de mayo.
  • El Molar: está construido con viviendas y cuevas típicas de arquitectura serrana, con calles estrechas, casas bajas, corrales y hornos. No faltará donde comer buena carne de la zona.

Recomendaciones para la ruta

  • Qué llevar en la mochila: un chubasquero fino, guantes, gorro de lana, un silbato, alguna pieza de fruta o frutos secos, cantimplora con 1 litro de agua, una navaja multiusos y un mini botiquín.
    Si vamos a usar un mapa impreso y la descripción de la ruta, siempre es recomendable una pequeña brújula. Será útil aunque utilicemos también la tecnología de las aplicaciones móviles para guiarnos. Puede ayudar a orientarnos, pues las descripciones dan puntos cardinales y los mapas también los marcan.
  • Material: los bastones, para los descensos y algunos repechos, siempre ayudan a ejercitar los brazos y no cargar todo el peso sobre las piernas. Es recomendable llevar impreso un mapa o el track que se ofrece aquí de la zona, además de la descripción de la ruta. Siempre nos ayudará ante cualquier duda saber los puntos clave por los que pasamos y los que nos quedan.
  • El tiempo: se debe consultar la previsión el día anterior y tener claro qué tiempo nos va a hacer. Estamos en puertos de montaña, así que es mejor evitar sorpresas.

Todos los detalles de como usar el Móvil como GPS

Pulsa aquí para todos los detalles

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

Antonio Fernández Cortés (K2)

“Los sueños marcan al alpinista su camino, no los senderos”. Nos vemos en la montaña.

Sin Comentarios

Post A Comment