Hallados restos arqueológicos del siglo XVII en El Retiro

Recibe nuestro boletín de noticias

 Entre los restos arqueológicos encontrados en el paseo de Méjico de El Retiro destaca un camino que conectaba con Vicálvaro

Durante las obras de rehabilitación que se estaban llevando a cabo desde el 4 de julio en el paseo de Méjico del parque de El Retiro, los técnicos del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento localizaron algunos restos arqueológicos. A principios de septiembre se inició la limpieza y excavación para analizarlos.

Lo que en principio se creía que podía ser el antiguo río Chico se trata de la adecuación estructural de un antiguo camino con un trazado horizontal perfecto. Se habría construido para facilitar el tránsito de los carros, con escombros de ladrillos macizos fragmentados, mortero de cal y algunos pedernales de sílex.

Un camino que quedó soterrado

Se ha comprobado en los planos anteriores a la construcción del parque del Buen Retiro que existía un camino hasta principios del siglo XVII que llegaba justo hasta la puerta de Alcalá y era la entrada a Madrid por el este.

El entonces denominado ‘Camino viejo de Vicálvaro y Ambroz’ era una vía secundaria que conectaba el pueblo de Vicálvaro con la actual capital de España. Tras la construcción del parque se interrumpió y quedó inutilizado solo en el tramo que atravesaba esos terrenos. Se tuvo que soterrar para desviarlo por el exterior de las tapias de la avenida Menéndez Pelayo (antigua ronda de Vicálvaro) y girar después hacia la actual calle Alcalá.

Los materiales cerámicos encontrados corroboran esas fechas pues son fragmentos de vasijas cerámicas realizadas a principios del siglo XVII. En estos momentos se están estudiando.

Este camino secundario de Vicálvaro a Madrid es el descubrimiento más importante entre los restos arqueológicos del paseo de Méjico.

Nuevos restos en el parque de El Retiro

También durante este pasado mes de octubre se localizaron otros restos constructivos, que seguramente pertenecían al muro de alguna gran edificación del interior del Parque de El Retiro. Todavía no hay datos concluyentes al respecto, pero podría tratarse de una cimentación o zócalo de un muro construido con mampostería trabada con mortero de cal y arena.

Cuando se termine todo el estudio arqueológico, se volverá a cubrir el terreno y continuarán las obras de mejora previstas en el paseo de Méjico, que se retrasarán dos meses. La obra va a restaurar la fuente más próxima a la entrada de la plaza de la Independencia y se renovará el arbolado.

Restos arqueológicos en la Casa de Campo

En Madrid se han encontrado recientemente también otros restos arqueológicos, en este caso en la Casa de Campo, entre las vías del metro y el arroyo Meaques, que pertenecen a una vivienda romana.

Se han encontrado monedas romanas, trozos de cerámica e incluso una especie de imperdibles para sujetar la ropa. Además, se ha hallado un suelo de cantos rodados y diferentes materiales de construcción que demuestran que en esta zona se produjo un asentamiento romano.

En esta zona ya se habían realizado excavaciones antes de la Guerra Civil, en 1933. En aquel  momento se encontraron huesos de animales, restos de cerámica, pesas de telar, un fragmento de molino de granito y los muros de dos piscinas. Sin embargo, se llegó a la conclusión de que la construcción debía de haber desaparecido.

Como estas ruinas no son susceptibles de alojar un museo o de incorporarse a la colección de alguno, cuando finalicen los trabajos se realizará una restauración medioambiental protegiéndolas con geotextil. Además, alrededor de la zona se plantarán 400 plantas autóctonas para convertir el lugar en una zona forestal por su gran significación ecológica.

Otros hallazgos en la ciudad

Por otra parte, hace un mes el Ayuntamiento anunció que los restos arqueológicos encontrados bajo la calle Bailén durante las obras de la plaza de España correspondían al Palacio de Godoy del siglo XVIII. Eran unas galerías, muros y un gasómetro que en un principio se relacionaron con las caballerizas reales del siglo XVI. Tras mes y medio de excavaciones se descubrió su verdadero origen.

plaza españa bailén restos arqueológicos muros palacio godoy

Estos descubrimientos son de un verdadero valor histórico y científico para el estudio de la historia de la ciudad y para conocer y entender mejor lo que sucedió en épocas anteriores en las calles y lugares que en la actualidad frecuentamos.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.