Inicio Madrid hoy Solidaridad Historia de un refugiado ucraniano: seis días para llegar a Madrid

Historia de un refugiado ucraniano: seis días para llegar a Madrid

97
0
refugiados ucranianos
Foto: Vitalii Voloshyl, refugiado ucraniano. El Mirador de Madrid

Actualmente, él, su mujer y sus hijos conviven con una familia española

Cada vez son más los refugiados ucranianos que llegan a España en busca de un hogar en el que estar a salvo del conflicto de su país. Es el caso de Vitalii Voloshy, un hombre procedente del Donesk (región del Donbás), al este de Ucrania, que salió de su ciudad el pasado mes de marzo y que tardó unos seis días en llegar a Madrid, junto con su mujer y sus tres hijos.

Voloshy vivía en Awdiiukd, una ciudad perteneciente al Donesk, una de las zonas más afectadas por el conflicto en Ucrania. «Desde 2014 tenemos guerra en aquella parte«, explica. De hecho, la situación afectó a los embarazos de su mujer, provocando en sus hijos problemas en el desarrollo físicos y mentales. A pesar de ello, habían decidido no salir del país y convivir con el conflicto.

Sin embargo, la caída repentina de una bomba en la empresa en la que trabajaba Voloshy el pasado mes de marzo, les hizo cambiar de opinión. Su mujer se mostró reticente en un primer momento, pero finalmente asumió que debían irse. Así, la familia partió el pasado 15 de marzo a España.

Acogida refugiados de Ucrania en Madrid
La guerra de Ucrania ha generado un éxodo masivo al resto de países europeos.

La dura realidad de los refugiados ucranianos: seis días de travesía para alcanzar España

Como sucede con la mayoría de historias narradas por los refugiados ucranianos que han conseguido escapar de la guerra y llegar a España, se necesitan varios días de travesía para alcanzar Madrid. En el caso de Voloshy y su familia fueron en total seis, jornadas durante las cuales tuvieron que atravesar varios países prácticamente con lo puesto.

Por suerte, se toparon con la solidaridad de los ciudadanos que se encontraron a su paso. Les ofrecieron alimentos, alojamiento y todo aquello que pudieran necesitar. Voloshy, su mujer y sus tres hijos llegaron un 21 de marzo a la capital, donde les recibió la familia de Conchita, una mujer también casada y con tres hijos que decidió abrirles las puertas de su casa y acogerlos.

«A nosotros se nos pidió acoger en España a familias ucranianas y decidimos aceptar, ya que tenemos un apartamento adosado al nuestro que les podíamos ofrecer«, asegura. Allí, es donde actualmente se aloja la familia de Voloshy. «Es verdad que acoger a alguien te provoca una sensación de vértigo porque no sabes qué va a pasar ni a quién te vas a encontrar, pero en este caso son encantadores«, admite.

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!
familias ucrania
Foto: Conchita, representante de una familia de acogida en Madrid. El Mirador de Madrid

“No queremos ser una carga”

Uno de los grandes problemas que se han encontrado ha sido la comunicación entre ellos ya que sus acogidos solo hablan ruso y ucraniano. Pero Conchita explica que se entienden a través de los traductores del móvil. Además, han decidido acudir a cursos de español para poder aprender el idioma y encontrar un trabajo.

«No queremos ser una carga, entendemos que estamos robando su tiempo personal«, confiesa Voloshy. Por su parte, sus hijos más pequeños ya están escolarizados en la Comunidad de Madrid y se espera que el mayor, de 16 años, entre en un instituto madrileño, ahora que ha pasado la Semana Santa.

«Son personas con muchas ganas de luchar y seguir adelante«, afirma Conchita. Su idea es volver a su país en cuanto puedan y, aunque Voloshy mantiene la esperanza, confiesa que la realidad podría ser otra. «Viendo la situación, sobre todo en el Donbás, es complicado«, concluye.

Esta es una de las historias que rodea a la Carrera de las Familias que se celebra el próximo 8 de mayo. Este año, a raíz de la crisis ucraniana, el evento se vuelca en promover el acogimiento de personas que provienen de ese país huyendo de la guerra. Se puede participar tanto de forma virtual como presencial.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.