Mahou-Calderón

Continúa el culebrón del proyecto Mahou-Calderón

 

Continúa el culebrón del proyecto Mahou-Calderón.

 

  • El Tribunal de Justicia de Madrid paraliza el plan aprobado por el ayuntamiento en noviembre de 2014.

  • Preveía la construcción de viviendas, rascacielos y torres de veinte pisos, lo que provocó la protesta de Ecologistas en Acción, que recurrió el plan.

  • Mientras no se decida qué se hace al demoler el Vicente Calderón, el club rojiblanco no se muda a La Peineta, donde las obras se ralentizan también.

Se aprueba, se rechaza, se replantea, se recurre judicialmente… Desde que Fomento de Construcciones y Contratas y el Atlético de Madrid acordaron en 2008 la construcción del estadio de los rojiblancos en ‘La Peineta’, a cambio del aprovechamiento de los terrenos del Vicente Calderón y de la ya derruida fábrica de Mahou, todo han sido idas y venidas, acuerdos y descuerdos que van empalmando bloqueo tras bloqueo. Lo último, la paralización cautelar que ordenó ayer el Tribunal de Justicia de Madrid del plan aprobado por el ayuntamiento de Madrid en noviembre pasado para los terrenos de Mahou-Calderón.


Ha sido a raíz del recurso de Ecologistas en Acción contra el plan parcial de reforma interior, así como su solicitud para que se paralizase. La organización, apoyada por la asociación de vecinos Pasillo Verde-Imperial, que recogió 57.000 firmas, consideraba que el proyecto permitía una actuación especulativa, más a favor de los beneficios de propietarios de suelo y constructoras, y menos de las necesidades vecinales: “Los vecinos no necesitan rascacielos, sino dotaciones cotidianas como un centro cultural, un centro de día o una escuela de idiomas”, expresan en su página web.

El plan se aprobó solo con los votos del Partido Popular

El plan fue aprobado definitivamente por el ayuntamiento el 27 de noviembre de 2014, con el único apoyo del Partido Popular, y preveía la sustitución del estadio Vicente Calderón por una zona verde con viviendas –algunas de las cuales en rascacielos y torres de veinte plantas– y algunos servicios públicos. Además, el plan suponía el soterramiento de la Calle 30 en ese tramo para finalizar con el proyecto de Madrid-Río. El recurso de la organización ecologista se presentó el pasado 30 de abril.

En su adopción de medidas de paralización cautelar, el Tribunal recuerda que el plan parcial ha sido objeto de anulación por medio de dos sentencias, en 2012 y en 2015, por permitir la construcción de edificaciones de más de tres alturas. Ecologistas en Acción se muestra muy satisfecha con esa decisión judicial y cree que es el momento de redefinir el modelo de ciudad.

Mientras, la mudanza del Atlético de Madrid a La Peineta y, por ende, la remodelación de la zona de Arganzuela que todavía acoge al club rojiblanco siguen paralizadas. La constructora FCC no avanza en su adecuación del estadio olímpico -que depende del aprovechamiento que obtenga de los terrenos de Mahou-Calderón- y, por tanto, no podrá acoger al club de fútbol madrileño hasta que esté en condiciones. Este, a su vez, no se marcha del Calderón hasta que eso se produzca; y esto no tendrá lugar hasta que se decida qué se hace en esa ‘golosa’ zona del centro de Madrid. Un culebrón por capítulos…

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.