Inicio Para tí Belleza y Moda La primavera, ¿la piel altera?

La primavera, ¿la piel altera?

359
0
cuidado de la piel en primavera

Desde Nutritienda nos dan las pautas para que la piel luzca radiante en primavera

Con la primavera, el buen tiempo y las ganas de pasar más tiempo fuera de casa, como dice el dicho: «la primavera, la sangre altera», pero no es lo único que se altera, en esta época del año la piel de nuestro rostro es una de las partes del cuerpo que más «sufre» con los cambios. Aunque debemos cuidar nuestra piel durante todo el año, con la llegada de la primavera hace que esté más sensible y puedan producirse más problemas.

Esta es la época con más cambios ambientales, hay días de mucho calor acompañados de bajadas bruscas de temperatura, días de mucho sol o días de lluvia, la temperatura es muy variable y esto altera a la piel. Según los expertos de www.nutritienda.com, la empresa online líder en productos de salud y belleza, en primavera aumentan más de un 30 % los problemas relacionados con la salud cutánea.

Los cambios de temperatura y luminosidad provocan un cambio hormonal que afecta al estado de ánimo, que a su vez, se ve reflejado en nuestra dermis. Con el paso de los días, nuestro estado de ánimo va mejorando debido al aumento de la serotonina, lo que provoca que nuestra energía y motivación sean mayores.

cuidado de la piel

Además, en esta época del año se produce una mayor cantidad de alérgenos, que pueden afectar a las pieles más sensibles causando dermatitis, y unido a la exposición a los primeros rayos de sol y al aumento de la sudoración, hace que aparezcan posibles quemaduras y más granitos. Por eso, no es el mejor momento del año para la piel de nuestra cara. Los expertos de Nutritienda nos dan unas pautas para que luzca radiante en primavera.

1. Seguir unos rituales de belleza, una de las claves para cuidar la piel en primavera

Muchas de las imperfecciones que sufre la piel de nuestro rostro son por una inadecuada limpieza e hidratación, hay veces que, por falta de tiempo, por desconocimiento o por pereza no se hacen todos los pasos necesarios. Para que la piel este saludable es importante seguir llevar una rutina adecuada.

Limpieza diaria

Para tener una piel radiante es fundamental que esté limpia e hidratada. Lo primero que hay que hacer es limpiar el rostro, mañana y noche, con agua tibia y con un producto específico para cada tipo de piel, esto hará que los poros se abran y la piel se oxigene ya que, tanto a lo largo del día como de la noche, se acumula suciedad y residuos que los obstruyen.

hidratar la piel

Una buena limpieza facial ayudará a eliminar las células muertas, retrasará la aparición de arrugas, dará más luminosidad y es fundamental para evitar la aparición de puntos negros y granitos.

Uso de tónico

Una vez esté limpia la piel es conveniente utilizar un tónico, se trata de una fórmula que contiene agua purificada mínimamente mineralizada con un pH fisiológico, con unos tensioactivos no iónicos y glicerina, pero dependiendo para qué tipo de piel está destinada puede llevar otros ingredientes, como aceite de almendras dulces o agua de rosas.

Se puede usar por la mañana y por la noche para tonificar la piel y restablecer el pH del cutis echando en un algodón un poco de tónico y aplicarlo suavemente, o si es en formato spray, vaporizando directamente sobre el rostro.

limpieza diaria de la piel

Hidratar y tratar la piel con sérum y cremas

Una vez esté la piel limpia y tonificada es momento de aplicar un sérum. Este producto se caracteriza por incluir en su formulación mayor concentración de principios activos, por lo que elegir el sérum más adecuado para tratar las necesidades específicas de cada piel puede marcar la diferencia.

A continuación aplicaremos la crema hidratante. Su elección dependerá mucho del tipo de piel que tengamos, ya que necesitamos aportar la nutrición e hidratación que necesite sin pasarnos ni quedarnos cortos. Una buena opción es utilizar productos que contengan vitamina C y ácido hialurónico, ya que son muy buenos para estimular la producción de colágeno.

Exfoliar la piel una vez a la semana

La exfoliación elimina los restos de células muertas e impurezas y activa la microcirculación. Es un paso imprescindible para que la piel luzca sana. Se pueden usar exfoliantes que se venden en el mercado adecuados para cada tipo de piel o usar ingredientes naturales como el azúcar, café, sal marina o avena. Lo más importante es que la exfoliación sea suave ya que la piel del rostro es muy delicada, sobre todo en personas con pieles sensibles.

Para pieles grasas un exfoliante perfecto es un puñado de copos de avena triturados con dos cucharadas de azúcar y el zumo de medio limón. Para pieles normales y secas es mejor sustituir el zumo de limón para que no reseque, por lo que se podría combinar la avena con un poco de miel. La avena y el azúcar eliminan las células muertas, el limón es astringente por lo que limpia en profundidad y la miel es ideal para pieles secas ya que da una hidratación extra. En cualquiera de los casos se aplica sobre la piel húmeda con movimientos circulares, se deja actuar dos o tres minutos y se retira con agua fría.

Usar mascarillas faciales una o dos veces a la semana

Para que la piel tenga un extra de hidratación es importante aplicarse una mascarilla una o dos veces a la semana. Se debe aplicar sobre la piel limpia y dejar actuar entre 20 y 30 minutos y después retirar con abundante agua tibia. Una buena mascarilla revitalizante se hace mezclando arcilla verde (una cucharada sopera), agua, zumo de limón y dos cucharadas de aceite de oliva.

mascarilla para el rostro belleza primavera

Con el buen tiempo la piel también se expone más a los rayos de sol y al aire por lo que una buena hidratación de la piel hace que ésta luzca más sana y calmada. Si la piel se ha expuesto al sol se pueden usar aceites esenciales como el aceite de almendra, de jojoba, el aloe vera o la manteca de karité que tiene propiedades calmantes y nutritivas. Se pueden mezclar 20 ml de gel de aloe vera puro con una cucharadita de miel, 5 ml de aceite de jojoba y 5 gotas de aceite de árbol de té para calmar la piel después de una sobreexposición prolongada al sol.

2. Usar protección solar incluso en primavera

Es muy importante usar protección solar durante todo el año, según una encuesta realizada por Nutritienda.com, un 60 % de los españoles sólo utiliza protección solar en la piscina o en la playa en sus vacaciones de verano, y no el resto del año.

Con la llegada de la primavera la piel se expone a los primeros rayos de sol que pueden provocar quemaduras, ya que la piel está más sensible. Hay que concienciarse que los rayos de sol son igual de dañinos que en verano. Por lo tanto, una de las pautas más importantes que hay que seguir para que la piel luzca radiante es usar una crema con protección solar alta todos los días, reaplicándola varias veces durante el día.

protección solar

3. Dormir las horas suficientes

La falta de sueño puede tener efectos negativos en el cutis. Es conveniente dormir siete u ocho horas para que la piel se oxigene, se produzca colágeno y aumente la elastina, además, las células se regeneran, lo que hace que la piel esté firme, luminosa y radiante. La falta de sueño produce radicales libres que causan envejecimiento prematuro y una temprana aparición de bolsas, arrugas y flacidez.

4. Cuidar la alimentación, muy importante para que la piel esté sana en primavera

Es recomendable aumentar la ingesta de frutas y verduras en esta época ya que, por ejemplo, la vitamina C contribuye a la formación de colágeno, una proteína necesaria para cuidar la piel. El kiwi, la naranja, el limón son buenas opciones. Otra de las vitaminas que juega un papel importante en el mantenimiento de esta, es la niacina, esta vitamina del grupo B, se puede encontrar en los huevos o las nueces.

La vitamina E es uno de los antioxidantes más potentes, estos son unas moléculas que ayudan a frenar las reacciones de oxidación de las células evitando la generación de radicales libres, unos componentes que pueden dañar la piel. Se puede tomar en forma de semillas y aceites vegetales, además son fuente de esta vitamina los pistachos y algunas hortalizas de hoja verde. El aceite de oliva y el aguacate también son indispensables para cuidar el cutis.

AguacateLos betacarotenos son precursores de la vitamina A, una vitamina fundamental para mantener la piel en condiciones normales. Estos tienen acción antioxidante que protege del envejecimiento prematuro, los alimentos fuente de vitamina A son las zanahorias y la batata.

El tomate es indispensable gracias al licopeno, un completo antioxidante. Por otro lado, es fundamental evitar los alimentos ultraprocesados ricos en sodio ya que retienen líquidos y acentúan la aparición de bolsas y ojeras, y la cafeína, una sustancia estimulante del sistema nervioso, que para algunas personas interfiere en el sueño y por tanto en la salud cutánea.

Otro de los ingredientes que hay que tratar de evitar es el azúcar refinado, por ello es importante priorizar las versiones integrales de los cereales y evitar los alimentos más procesados que es donde mayoritariamente se encuentra añadido. Además, es imprescindible evitar otras sustancias enemigos de la piel como el alcohol y tabaco.

5. Mantenerse hidratado también en primavera

Hay que beber un mínimo de dos litros al día para que el cuerpo esté hidratado, el agua es indispensable para lucir una piel sana y cuidada en primavera y en cualquier otra época del año. Se puede combinar con zumos e infusiones o con alimentos como el tomate, el pepino, el melón o la sandía.

beber agua mantenerse hidratado en primavera

6. Hacer deporte

Hacer deporte favorece la liberación de endorfinas, lo que hace que nuestro estado de ánimo mejore, reduce el estrés, mejora la circulación, favorece el descanso y es reparador, esto a su vez provoca que la piel esté más brillante, suave y con apariencia más joven.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.