Ruta a las Pesquerías Reales

Un recorrido familiar y con historia desde el Real Sitio de La Granja de San Ildefonso

La ruta de las Pesquerías Reales es un lugar ideal para pasar un día en familia o tranquilo con los amigos. Hay dos maneras de recorrerla: desde La Granja, que es desde donde recomendamos hacerla, por ser este tramo el que más historia rebosa; o bien desde Valsaín, que es más corta y permite así recorrerla con los más pequeños, para que disfruten de un paraje idílico y lleno de magia.

A un cuarto de legua del real sitio tiene su cauce un modesto río, el Eresma, que proporcionaba a Carlos III uno de sus placeres favoritos, la pesca. El monarca hizo allanar en forma de aceras las tortuosas y quebradas orillas, con escalones de piedra y de césped cuando el terreno lo exigía.

El barón de Bourgoing

Camino de las Pesquerías Reales

Camino de las Pesquerías Reales

Cómo llegar a La Granja

  • En coche: por la autopista de A Coruña (A-6) a Villalba; M-601 al puerto de Navacerrada y CL-601 hasta La Granja. Dos kilómetros más allá de La Granja, nada más pasar el puente sobre el embalse del Pontón, arranca el paseo a mano izquierda. Muy cerca hay habilitado un aparcamiento.
  • En autobús: se puede llegar a La Granja con La Sepulvedana (Tel: 915 304 800).

Ficha Técnica

  • Tipo de itinerario: lineal
  • Dificultad: fácil
  • Distancia aproximada: 16.390 m
  • Duración aproximada: 6 h
  • Desnivel: 220 m
  • Tipo de público: familias, iniciación, cultural, etc.
  • Época aconsejada: todo el año es buena época para visitar esta ruta, aunque es aconsejable en verano debido a su sombra y diferencia de temperatura con respecto a las zonas altas

Ruta a las Pesquerías Reales

El camino más recomendable para conocer esta ruta, que lleva el nombre de Pesquerías Reales, arranca en la puerta de la rotonda que da acceso a los recintos de La Granja. Hay que seguir por el lado izquierdo de la carretera de Segovia, hasta el Paseo del Duque, primera calle que se abre a la izquierda.

La recorreremos hasta su final, donde enlaza con una pista que continúa en dirección suroeste. Sin tomar ninguno de los desvíos que surgen a mano derecha, continuaremos por el camino principal en suave descenso. Pronto quedan atrás las últimas construcciones de La Granja, penetrando la pista en un espeso robledal, donde al poco cruza el arroyo Carnero por el Puente del Niño. La pista conserva trazos del primitivo empedrado y siempre en descenso alcanza el Eresma, que cruza por un segundo puente protegido por barandillas de madera.

Ya en la orilla izquierda del río, empezaremos a remontar la corriente manteniendo siempre las aguas a mano izquierda. En este punto, un historiado mojón recuerda a los caminantes la historia de estas pesquerías. El camino emprende su largo recorrido, prácticamente horizontal y pegado sobre las aguas.

Pesquerías Reales

Hacia el puente del Anzolero

Pasado un primer tramo tranquilo, se alcanza el primer estrechamiento del cauce. Aquí se sitúa la Central El Olvido. Unos trabajados escalones permiten salvar la pendiente. Sigue un hermoso tramo que concluye en el segundo puente que nos encontramos, cuyo nombre nos evoca un oficio que en tiempos de Carlos III debió tener notable importancia: puente del Anzolero. Unos metros antes y en una peña plana en el suelo se conserva grabada en la roca una corona real y la inscripción ‘Año de 1768’.

Pasaremos bajo el puente y seguiremos junto a un trecho que reúne sucesivos saltos de agua. Llegaremos a una gran rampa de hormigón, actualmente en construcción, que permitirá a las truchas remontar el muro del embalse de Valsaín.

Superamos este desnivel y el camino se separa de la orilla. Encontramos un segundo mojón, donde se cuenta la historia de la Casa Real del Bosque, palacio construido en el siglo XVI por Carlos V sobre el viejo pabellón de caza de Enrique III, que concluyó con el devastador incendio de 1686. Desde entonces continúa en ruinas.

Pinares y más puentes

Cruzamos la carretera de Valsaín cerca de un crucero de piedra y seguimos junto a una cerca también de piedra hasta una puerta por la que se accede a una pasarela de madera que lleva de nuevo junto a las aguas. Al terminar las praderías debe remontarse un corto terraplén, ya en el borde del pinar. A continuación se alcanza un nuevo vallado y tras el mismo, el cuarto puente del recorrido.

Arco Volado. Foto: Guadarrama Activa

Arco Volado. Foto: Guadarrama Activa

Para alcanzarlo lo mejor es descender con la valla a mano derecha hasta una talanquera muy próxima al Eresma. En el otro lado se pasa bajo el puente de los Canales, de estilizada figura con un único arco y veintisiete pilares, cuyo fin fue abastecer el agua que tomaba del arroyo de Peñalara para el palacio de Valsaín. El escudo real de la clave del arco certifica ese uso. Ha sido restaurado hace pocos años.

El puente de los Canales es la puerta que lleva a la parte más hermosa del paseo: la que discurre por los densos y prolongados pinares de Valsaín. El camino de las pesquerías se acopla en todo momento a los caprichos del Eresma, trazando al mismo tiempo meandros y tramos rectos con algunos mínimos saltos de agua.

Áreas recreativas

En esta segunda parte del recorrido, el enlosado se dispersa en algunos tramos, aunque su recorrido no ofrece dificultades en ningún momento. Los Asientos, primero, y La Boca del Asno, después, transcurridas dos horas de caminata desde el inicio, son lugares donde se rompe la calma pues se trata de sendas áreas recreativas, donde se concentran la mayor parte de los visitantes de esta parte de la Sierra del Guadarrama.

El paso del segundo paraje, una estrecha garganta formada por varias piedras cuya silueta, dicen, asemeja la quijada abierta de un borrico, exige superar una prolongada escalinata en piedra. Tras ello, el camino desciende aguas arriba y continúa su viaje, dejando atrás la algarabía.

Pesquerías Reales. Mapa de localización. Foto: Guadarrama Activa

Pesquerías Reales. Mapa de localización. Foto: Guadarrama Activa

Por la parte más cerrada de los bosques de Valsaín, el camino llega al puente de los Vadillos y, algo después, a la conjunción de los arroyos del cerro Minguete y del puerto del Paular. Continuaremos sin cambiar de orilla hasta la siguiente confluencia de riachuelos.

Fuente de la Canaleja

La forman el citado arroyo del Cerro Minguete con la del Telégrafo. Aquí mismo se alcanza una pista asfaltada. Hay que tomarla a mano izquierda y seguirla hasta su final, guardado por una barrera y ante la carretera del puerto de Navacerrada, unos metros por encima del puente de la Cantina.

Un senderillo a mano izquierda permite alcanzar ese puente y, en el otro lado, la Fuente de la Canaleja. Tras el obligado descanso, cruzamos de nuevo el puente y emprendemos el descenso por un nuevo camino que baja junto al Eresma y lleva, en una corta tirada, hasta el citado puente de Los Vadillo. Aquí se empalma con las Pesquerías Reales, camino ya conocido y por el que se regresa al punto de partida.

Granja de san Ildefonso

Granja de san Ildefonso

Qué ver en la zona

  • Real Sitio de La Granja de San Ildefonso (a 1,5 km): lo más característico es el increíble Palacio de la Granja, construido en el siglo XVIII por Luis V, después de que se quemase el antiguo Palacio de Valsaín en el siglo XVII. Está abierto de martes a domingo, y se puede visitar por un precio de 9 euros.
  • CENEAM – Centro Nacional de Educación Ambiental (a 7,5 km): es un centro digno de visitar, donde podemos ver una exposición de los diferentes recursos con los que se cuenta para cuidar el medio ambiente del Parque Nacional Sierra de Guadarrama y los Montes de Valsaín. 

Consejos para montañeros

  • Siempre que salgas a la montaña deja dicho donde vas. Nunca vayas solo.
  • El material y equipo que necesites deberá estar siempre en perfectas condiciones de uso.
  • Guarda fuerzas para el regreso. Nunca tengas prisa en la montaña. Si es preciso, hay que saber renunciar.
  • Utiliza los mapas y libros. Si careces de experiencia acude a los guías de montaña.
  • Realiza cursos de primeros auxilios y socorro en montaña. Te enseñarán a prevenir y a actuar en caso de accidente.
  • Inicia las excursiones consultando las previsiones meteorológicas y el riesgo de aludes. Atención a las tormentas en los barrancos.
  • Durante la semana cuida tu preparación física. El montañismo exige estar en buena forma.
  • Acude a los cursos de formación y reciclaje de los clubes y Federación de Montaña.
  • Diviértete, pero sé siempre prudente. Vela por tu seguridad y la de tus compañeros. Sé solidario.

Banner Guadarrama Activa

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.