gasolinera las rosas depósitos

Suspendidas durante dos meses las obras de la gasolinera del barrio de Las Rosas

La empresa dispone de un plazo para conseguir una nueva licencia o ajustarse a las condiciones

Tras una primera paralización cautelar por diferencias entre el proyecto presentado y el desarrollo de la obra, el Ayuntamiento ha comunicado a la empresa Beroil S.L. la orden de suspensión de las obras de construcción de la gasolinera que estaban levantando en el barrio de Las Rosas (San Blas-Canillejas). La compañía dispone ahora de dos meses para presentar una nueva licencia o ajustarse a las condiciones de la primera que se aprobó.

gasolinera las rosas edificio cercano

El pasado mes de diciembre, los vecinos se asomaron a la ventana para descubrir unas grúas que cavaban en una pequeña parcela contigua a otro edificio. Sin que nadie les informara, decidieron preguntar a los trabajadores para descubrir con sorpresa que estaban construyendo una gasolinera. Apenas 30 metros separan sus viviendas de ese terreno.

Indignados, iniciaron sus protestas y campañas de votación en contra. Tras varios debates entre los grupos políticos y las asociaciones de vecinos en la Junta Municipal de San Blas-Canillejas y algunas inspecciones sobre el terreno, el equipo de gobierno ha decidido dar marcha atrás al proyecto al detectar algunas irregularidades.

Si no hay cumplimiento, se demolerá lo construido

El expediente entregado a la empresa Beroil asegura que las obras que se estaban ejecutando no están “amparadas en la licencia nº 500/2017/1893 al existir variaciones en la construcción de los pilares de sustentación de marquesina y a la ubicación de isletas respecto a lo autorizado en la licencia urbanística”. Por eso, se procede a la suspensión inmediata de la edificación. Si no se paralizan las obras, se precintará el terreno y se retirará la maquinaria.

gasolinera las rosas construcción

Construcción de una gasolinera a 12 metros de distancia de un edificio

Además, se requiere a los titulares que soliciten, en el plazo de dos meses, la oportuna licencia o, en su caso, ajusten las obras a las condiciones señaladas en la licencia otorgada. En el caso de no hacerlo, se demolerá lo construido.

La gasolinera prevista para la parcela de la calle Sofía con Moscú iba a contar, según la licencia concedida, con dos unidades de suministro (o sea dos surtidores dobles para 4 vehículos al mismo tiempo) y un depósito enterrado de 70.000 litros compartimentado en dos (50.000 para gasóleo y uno de 20.000 para gasolina). Además, el espacio iba a alojar dos boxes para lavado manual, terminal de cobro, una pequeña edificación para aseos y una reducida zona comercial.

“La licencia se tramitó cumpliendo los requisitos”

Las asociaciones vecinales y los residentes afectados habían solicitado, desde que tuvieron conocimiento de esta construcción, que se detuvieran las obras, alegando que los depósitos estarían demasiado cerca de las viviendas. Sin embargo, hasta hace poco la concejala de San Blas Canillejas, Marta Gómez Lahoz, aseguraba que la licencia estaba concedida legalmente, aunque se haría un seguimiento para verificar que se cumplía la ley.

El equipo de gobierno, desde el Área de desarrollo Urbano Sostenible, había justificado también que “la licencia concedida en Sofía 36 para unidad de suministro de combustible y lavado de vehículos se tramitó cumpliendo con los requisitos”. Esto es: se emitieron informes favorables de evaluación ambiental y de movilidad y se ajustaba a la regulación que aceptaba la implantación de instalaciones de suministro minorista de carburantes en espacios que no constaran como suelo calificado.

gasolinera las rosas carteles protesta

Incumplimientos

Sin embargo, el grupo socialista en el Ayuntamiento aceleró la decisión que finalmente ha tomado el Ayuntamiento justificando algunos incumplimientos:

  • No era un depósito compartimentado en dos lo que se estaba construyendo, sino “uno con tres, de 35.000, 25.000 y 5.000 litros”, según palabras de la concejala de Urbanismo del PSOE, Mercedes González.
  • El uso de la parcela para instalar la gasolinera no estaba calificado como correspondería, ya que se trata de suelo industrial y en la licencia se afirmaba que era dotacional de servicio público.
  • No se cumplía la distancia a las edificaciones: para 70.000 litros debería existir un espacio de 17 metros al edificio más cercano. La que separaría la gasolinera del que está detrás de ella serían 12,8.
  • No se había informado a vecinos y afectados. “La ley de evaluación ambiental de la CAM exige que se informe a los colindantes“, aseguró González en el pleno municipal.

Por todo ello, se concluía que “la licencia que han dado es nula o anulable”.

Finalmente, las protestas han surtido efecto y el Ayuntamiento ha ordenado la suspensión de las obras. Sin embargo, los vecinos aún no tienen la garantía de que no habrá una gasolinera junto a sus viviendas. Si la empresa se ajusta a lo exigido, seguirá la construcción.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.