Inicio Para tí Belleza y Moda Operación antimanchas. ¡Bórralas de tu cara!

Operación antimanchas. ¡Bórralas de tu cara!

1442
0
Existe una gran variedad de productos para eliminar las manchas
Existe una gran variedad de productos para eliminar las manchas

 

Existe una gran variedad de productos para eliminar las manchas.

 

Las manchas cutáneas son una de las principales preocupaciones de las mujeres a partir de los 35 años y, en la mayoría de los casos, el alto precio que deben pagar por haberse sometido en exceso a la radiación solar sin la protección adecuada. Por eso, no es casual que las manchas aparezcan en las zonas del cuerpo más expuestas al astro rey, como la cara, las manos, el escote y, en el caso de los hombres, la calva.

El primer paso: la protección solar
Ahora que hay una conciencia colectiva de los efectos nocivos del sol, no solo en lo que se refiere al envejecimiento cutáneo sino también a su consecuencia más grave, que es el cáncer de piel, es probable que no te expongas al sol sin un fotoprotector de alto espectro. Pero, ¿hacías lo mismo décadas atrás?

Para nuestra desgracia, la piel tiene memoria y el daño de los rayos UV es acumulativo, así que las quemaduras solares que hayamos padecido en el pasado pasarán factura en nuestra piel en forma de manchas y arrugas. La buena noticia es que se ha demostrado que si una piel dañada se protege con protectores solares de la radiación ultravioleta durante un tiempo prolongado, existe la posibilidad de que la red de fibras de colágeno y elastina de la dermis se vaya recuperando y sea capaz de detener las lesiones provocadas por los rayos UV. Por ello, tu primer aliado en la lucha contra las manchas es una crema con factor de protección alto, ¡también en invierno en cara y manos!

Sin embargo, el sol no es el único culpable de las hiperpigmetaciones que se producen en nuestra piel. La edad, la herencia genética, factores hormonales (principalmente el embarazo y la toma de anticonceptivos orales), así como el uso de productos sensibilizantes (como los antibióticos), también inciden en la aparición de las temidas e indeseables manchas.

Hasta hace unos años, el objetivo de gran parte de los activos antimanchas eran los melanocitos (células de la epidermis que producen la melanina, un pigmento de color pardo negruzco que hace que nos pongamos morenos). Hoy en día las investigaciones se centran en los fibroblastos (las células de la dermis) y concluyen que, cuando estos son alterados por el sol y el envejecimiento, producen un exceso de melanina, lo que conlleva la aparición de manchas.

¿Qué tipo de mancha tengo?

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!

A cada mancha, su tratamiento. Es importante conocer al enemigo para saber la estrategia a seguir para ganarle la batalla:

  • Mancha de sol: Las personas de tez clara son más propensas a tener pecas o efélides, pequeñas hiperpigmentaciones que aparecen en la piel. Se trata de un trastorno de la pigmentación muchas veces relacionado con factores genéticos, por lo que es complicado erradicarlas totalmente, aunque sí se pueden aclarar.
  • Léntingos seniles: Conocidas popularmente como manchas de la edad, tienen forma redonda con bordes irregulares y pueden llegar a ser muy oscuras. Aparecen a consecuencia de la pérdida de capacidad de renovación de una piel madura y de la previa exposición continuada al sol sin protección. La solución definitiva para su extinción pasa por el uso de un láser médico adecuado.
  • Manchas hormonales (cloasma): Son de color más claro que los léntigos seniles. Su aspecto es alargado e irregular y se localizan en ambos lados de la línea media de la cara, la frente, las mejillas y el labio superior. Este tipo de manchas aparecen durante el embarazo, el post parto, con la ingestión de anticonceptivos y en tratamientos de reemplazo hormonal durante la menopausia. 

Cómo tratarlas de una manera eficaz

  • Productos cosméticos despigmentantes: los dermatólogos los recomiendan. Después del verano, cuando el bronceado nos ha dicho adiós, es posible que hayan aparecido nuevas manchas o que se hayan intensificado las que ya teníamos y hay que pasar a la acción. Los más eficaces son los formulados con ácido kójico, salicílico, glicólico, retinoico o vitamina C.
  • Complementos nutricionales: se prescribe como ayuda a la cosmética, que puede atenuarlas, pero no borrarlas por completo.
  • Tratamiento con láser: la luz del láser tiene afinidad para destruir la melanina y, como las manchas tienen mayor concentración de esta sustancia que la piel circundante normal, captan toda su energía y por calor se destruyen, por lo que es altamente eficaz.

No dejes pasar más tiempo, ¡empieza ya tu lucha contra las manchas! No es un rival fácil a batir y hay que ser constante. Descubre cuáles son tus aliados para plantarles cara.

Laura Villa Ruano es periodista especializada en Belleza.

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias semanal!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.