Turistas pasean por Madrid en busca de su alojamiento.

Limitación a los alquileres de viviendas para turistas

El plan quiere prohibir las viviendas turísticas en Centro que no tengan entrada desde la calle

El Ayuntamiento de Madrid quiere garantizar que el centro de la ciudad siga conservando su uso residencial, frente al auge de viviendas que cada vez se utilizan más como alojamiento para turistas y menos como alquiler permanente. Así, se está preparando un plan para regular los usos complementarios y autorizables del hospedaje en viviendas en la ciudad.


Actualmente, la proporción de viviendas destinadas al uso turístico en la ciudad de Madrid es del 0,54%. Sin embargo, el porcentaje para el distrito de Centro asciende al 6%, por lo que la media de uso turístico para el resto de la ciudad baja al 0,23%. Esto significa que en el distrito Centro duermen 23 veces más turistas que en los otros 20 distritos de Madrid juntos.

División de la ciudad en cuatro áreas

La proporción entre población residente y población turística es muy distinta según las zonas de la ciudad. Así, el borrador plantea la división en cuatro áreas en función de la saturación de alojamientos turísticos que soporten y una mayor o menor restricción para cada una de las áreas. En el siguiente cuadro pueden verse las grandes diferencias existentes dependiendo de esas áreas:

Tabla que muestra la división de la capital en cuatro áreas y la proporción de población turística y población residente. Fuente el Ayuntamiento de Madrid

Tabla que muestra la división de la capital en cuatro áreas y la proporción de población turística y población residente. Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Según esta nueva división, el Área 1 correspondería al distrito de Centro; la 2, a los distritos de Chamberí, Arganzuela, el barrio de Argüelles y parte de los distritos de Salamanca y Retiro; la 3, al resto de la almendra central y zonas de Puerta del Ángel, Príncipe Pío y Chamartín; y la 4 al resto de la ciudad.

Acceso independiente desde la calle

Entre las medidas más importantes que se están planteando se encuentra una que limitaría en gran medida el alquiler a turistas: la de prohibir abrir cualquier tipo de vivienda turística en edificios de uso residencial salvo que cuente con acceso independiente desde la calle (que su entrada no sea por el portal de los residentes). Otra de las propuestas contempla la prohibición total de cambiar el uso residencial a uso terciario en las zonas A1 y A2.

Este tipo de restricciones ha despertado grandes protestas entre propietarios e inmobiliarias que destinan viviendas al alquiler turístico y han asegurado que el plan provocará un aumento de la economía sumergida.

Suspensión de licencias

El plan especial se aprobará previsiblemente en junio y llegará al Pleno en noviembre o diciembre. Mientras, sigue vigente la moratoria que aprobó la Junta de Gobierno en enero por la que se suspende durante un año la concesión de licencias turísticas en los principales barrios del centro de la ciudad.

Esta suspensión afecta a todas las modalidades de alojamiento turístico en inmuebles destinados actualmente a vivienda: establecimientos hoteleros, albergues, hostels, apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.