Inicio Agenda Planes con hijos Museo Nacional del Prado, la gran casa del arte en el corazón...

Museo Nacional del Prado, la gran casa del arte en el corazón de Madrid

691
0
museo nacional del prado

El edificio Villanueva es la sede central del Museo del Prado, que se inauguró el 19 de noviembre de 1819

El Museo Nacional del Prado se alza imperioso en la calle Ruiz de Alarcón, 23, como una de las grandes joyas artísticas y culturales de Madrid. Su amplia colección de pinturas, esculturas, artes decorativas, dibujos, grabados y fotografías, es un reflejo de la historia de España, de sus cambios y vicisitudes. Asimismo, alberga célebres obras de autores europeos.

En la actualidad, y debido al incremento de sus fondos y del número de visitas, el Museo del Prado conforma un campus museístico que se compone de varios inmuebles:

  • el edificio Villanueva, sede histórica del museo;
  • el Claustro de los Jerónimos;
  • el Casón del Buen Retiro;
  • el edificio administrativo situado en la calle Ruiz de Alarcón;
  • el Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro, que se ha incorporado recientemente. Se encuentra en fase de rehabilitación.

Las obras de arte del Museo del Prado proceden, básicamente, de tres grandes legados. Por un lado, de la antigua Colección Real, que empezaron los primeros Habsburgo, Carlos V y Felipe II, y que continuó, sobre todo, Felipe IV, en el siglo XVII.

En segundo lugar, del Museo de la Trinidad, una entidad que se formó en el siglo XIX con las obras confiscadas a las propiedades eclesiásticas. Por último, de una gran herencia que se constituye por las piezas que el Museo del Prado ha ido comprando desde su inauguración.

 

museo nacional del prado

Las pinturas del Museo Nacional del Prado

La colección pictórica del Museo del Prado está formada por un total de 8.066 obras, aunque tan solo se expone una pequeña parte, al igual que sucede con el resto de colecciones. En este sentido, las pinturas se dividen en cuatro áreas de conservación.

La primera de ellas es la pintura española hasta el siglo XVIII, que abarca desde el románico hasta la muerte de Goya. Este periodo se caracteriza por pintores como Velázquez, Pedro Berruguete, El Greco, José de Ribera, Murillo, Paret, Menéndez o el mismísimo Francisco de Goya.

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!
las meninas de velazquez
‘Las meninas’, Velázquez

En segundo lugar, en el área de pintura italiana y francesa hasta 1800, destacan los pintores italianos del Renacimiento Rafael Sanzio y Tiziano, por el número e importancia de sus cuadros.

De igual modo, el siglo XVII se define por el monarca Felipe IV, que amplió notablemente las pinturas de la Colección Real española. Se tratan temas como la antigua Roma, la mitología, el paisaje o las flores. Algunos de los autores presentes son Guido Reni, Guercino, Carracci, Caravaggio o Andrea di Lione.

Todo ello se acompaña con la visita al Casón del Buen Retiro, donde se encuentra la bóveda al fresco que pintó el napolitano Luca Giordano.

casón del buen retiro
Casón del Buen Retiro

Pintura flamenca y siglo XIX, las dos últimas áreas de la colección pictórica del Prado

El Museo Nacional del Prado también alberga importantes obras flamencas y de las escuelas del norte, que comprenden desde el siglo XV al XVII. De este movimiento artístico, destacan pintores como van der Weyden, El Bosco, Joachim Patinir, Alberto Durero, Antonio Moro, Jan Brueghel, Rubens, -considerado en la época como el pintor de mayor éxito y fama-, o Rembrandt.

La última área se compone por obras del siglo XIX, que son las más numerosas y, a la vez, las menos conocidas de los conjuntos que se conservan en el museo. Algunos artistas relevantes son Vicente López Portaña, Pierre Guerin, Carlos de Haes o Joaquín Sorolla, entre otros.

museo nacional del prado

En la web del museo, se puede consultar el periodo exacto que abarca cada una de las pinturas y una lista con los autores y lienzos más destacados, como ‘Las meninas’, de Velázquez; ‘El jardín de las delicias’, de El Bosco; o ‘El 3 de mayo en Madrid’, de Goya. También se incluyen las exposiciones temporales y actividades que se organizan.

Un extraordinario museo de escultura, artes decorativas y obras sobre papel

Además de sus fondos pictóricos, el Museo del Prado acoge una fantástica colección de 1.001 esculturas, que van desde la antigua Grecia hasta principios del XX. Las estatuas antiguas, las más importantes, proceden de la Colección Real. Un ejemplo es el Conjunto de las Musas, que perteneció a Cristina de Suecia, y que luego adquirió Felipe V.

esculturas

El Renacimiento engloba piezas como las de los Leoni, que retrataron a Carlos V y a su familia, y a Felipe II. En la etapa barroca, sobresalen las obras en bronce que trajo Velázquez de su segundo viaje a Italia, así como pequeños grupos ecuestres de los monarcas españoles de los siglos XVII y XVIII.

El arte neoclásico también está muy bien representado y, a partir de 1856, se empezaron a adquirir los premios de las exposiciones nacionales de Bellas Artes y piezas de colecciones privadas.

En cuanto a la colección de artes decorativas, se compone de 3.623 obras, donde se pueden apreciar tableros de piedras duras, medallas, monedas o miniaturas, entre otras. No obstante, el conjunto más importante lo integran 120 piezas de cristal de roca y piedras duras que, junto con sus estuches, forman el Tesoro del Delfín. Perteneció al hijo de Luis XIV y después lo heredó Felipe V.

Por último, el Museo Nacional del Prado cuenta con una importante serie de obras en papel, que se constituye por 9.272 dibujos, 5.981 grabados y 6.593 fotografías. Son especialmente relevantes los dibujos, ya que están presentes los grandes artistas del barroco y la ilustración española, como Goya.

Y ahora… un poco de historia

La historia de este emblemático edificio comienza con el rey Carlos III, que encargó a Juan de Villanueva, arquitecto de los Sitios Reales, la construcción de un edificio para que albergara el Gabinete de Historia Natural y la Academia de las Ciencias.

El lugar que se escogió fue el entonces llamado Salón del Prado, en el que también se ubicaba el Jardín Botánico y el Observatorio Astronómico.

Paseo del Prado
Paseo del Prado

En 1811, en plena Guerra de la Independencia, fallece Villanueva y, por desgracia, las tropas francesas ocuparon el edificio, lo que propició un periodo de deterioro que finalizó en 1814. Así, tras la salida definitiva de José I Bonaparte, se aprobó un proyecto que pretendía recuperar el inmueble. Fue elaborado por Antonio Aguado, maestro mayor de Madrid.

De Real Museo de Pinturas y Esculturas a Museo Nacional del Prado

Cuatro años después, en 1818, el monarca Fernando VII, impulsado por su esposa la reina María Isabel de Braganza, decidió destinar el edificio a la creación de un Real Museo de Pinturas y Esculturas. Pronto se denominó Museo Nacional de Pintura y Escultura y, posteriormente, Museo Nacional del Prado.

foto antigua museo
Museo del Prado, 1860

Este prestigioso recinto de arte e historia abrió sus puertas el 19 de noviembre de 1819. En un primer momento, contó con casi 1.500 obras, de las que se exhibieron una pequeña parte. A medida que los fondos del museo crecían, se tuvieron que llevar a cabo varias intervenciones para ganar espacio.

Las más destacadas son las de los siguientes arquitectos: Narciso Pascual y Colomer (1847-1852); Francisco Jareño (1880-1892); Fernando Arbós y Tremanti (1918-1921); Pedro Muguruza (1943-1943); Fernando Chueca y Manuel Lorente (1954-1956); José María Muguruza (1964-1968); y José María García Paredes (1981-1983).

museo nacional del prado
Museo del Prado, 1864

Sin embargo, ante la imposibilidad de seguir ampliando el edificio Villanueva, se comenzó a incorporar otros inmuebles, como el ya mencionado Claustro de los Jerónimos, que pertenecía al antiguo monasterio de San Jerónimo el Real, o el Casón del Buen Retiro, que acoge el Centro de estudios del Museo del Prado, una espectacular biblioteca de arte.

El Museo del Prado en la actualidad

El Prado abre sus puertas de lunes a sábado, de 10 a 20 horas, y domingos y festivos, de 10 a 19 horas. La entrada general son 15 €, aunque se puede visitar, de manera gratuita, de lunes a sábados, de 18 a 20 horas, y domingos y festivos, de 17 a 19 horas. Cómo llegar: 

  • Líneas de autobús: 9, 10, 14, 19, 27, 34, 37 y 45.
  • Líneas de metro: L2, estación Banco de España; L1, estación Atocha.
  • Líneas de tren: estación Atocha.

Asimismo, la ciudad de Madrid alberga otros importantes museos que merece la pena conocer, como el Reina Sofía o el Thyssen-Bornemizsa.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.