Multitudinaria marcha contra la violencia de género

Marcha estatal contra la violencia de género. Foto: Carlos Bouza

  • Más de 200.000 personas, según la organización, acudieron a la cita.

  • Partió del Paseo del Prado, frente al Ministerio de Sanidad, a las 12 horas, y finalizó en la Plaza de España.

  • Los manifestantes, en su mayoría mujeres, lucían el color morado en homenaje a las víctimas por la violencia de género.

El color morado tiñó ayer, sábado 7 de noviembre, las calles del centro de Madrid, igual que la fachada del Ayuntamiento, que se iluminó con el color de la Marcha Estatal contra las Violencias Machistas. Esta convocatoria, organizada por más de 400 organizaciones feministas de toda España, agrupó a varios cientos de miles de personas – más de 200.000 según la organización-, en su mayoría mujeres, procedentes de todo el país. El domingo, en la Puerta del Sol, zapatos rojos homenajeaban a las víctimas.

El Ayuntamiento se vistió de morado contra la violencia de género.

La marcha comenzó a las 12 horas en el Ministerio de Sanidad, ubicado en el Paseo del Prado. Varias pancartas- la más grande con el lema ‘Contra las violencias machistas‘, en castellano, gallego, euskera y catalán, abriendo la manifestación-, banderas moradas y camisetas del mismo color, con lemas contra la violencia de género, contra el machismo y en defensa de la mujer, inundaron las calles, desde ese punto hasta finalizar en la Plaza de España.

Otras consignas como ‘No más muertes por ser mujeres’ o ‘Educación machista, ni a chicos ni a chicas’ lucían en otras pancartas; y protestas, no solo contra el maltrato hacia la mujer sino también en favor del aborto, la igualdad laboral etc, protagonizaron la marcha.

Tras subir por Paseo del Prado, continuó por la plaza de Cibeles, donde se colocaron unas flores al pie de la fuente, para continuar por la calle Alcalá, pasar por Callao y concluir en la Plaza de España. Al final del recorrido, se leyó el manifiesto en el que se reclamaba más implicación por parte de las instituciones en la erradicación de este problema social.

Los asistentes a la marcha acudieron desde todos los rincones de España: se fletaron autobuses y otros muchos viajaron en avión y en tren desde sus lugares de origen.

Tensión en la marcha y zapatos rojos en Sol el domingo

Durante la marcha, no faltó algún momento de tensión, sobre todo cuando un grupo de personas con una pancarta que rezaba ‘La violencia no es cosa de género’ provocó la reacción de las manifestantes hasta que la Policía decidió intervenir e invitó al grupo a abandonar la marcha.

Zapatos rojos en la Puerta del Sol

Al día siguiente, domingo, en la Puerta del Sol aún permanecía un grupo de mujeres que han pasado varios días en huelga de hambre para luchar contra la violencia de género. En el suelo, cientos de zapatos rojos formando una T, rodeados de los nombres de algunas de las mujeres asesinadas en nuestro país, homenajeaban a estas víctimas.

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.