La movilización vecinal recupera la Quinta de Torre Arias para la ciudadanía

Recibe nuestro boletín de noticias

Torre Arias

  • Ayer abrió definitivamente al público la finca, que se podrá visitar de martes a domingo.

  • Las obras de conservación continuarán indefinidamente en varios sectores de la Quinta.

  • Por ello, el acceso se verá temporalmente limitado y las zonas transitables se distinguirán por estar acotadas con vallas.

  • Se inicia ahora una nueva etapa en la que se deberá redefinir qué usos tendrá el espacio en el futuro. 

La lluvia no logró empañar el ambiente festivo que se respiraba ayer al mediodía en el distrito de San Blas – Canillejas. La Quinta de Torre Arias, una de las mayores joyas históricas, culturales y paisajísticas de la ciudad de Madrid, abría de nuevo sus puertas a la ciudadanía con una fiesta de inauguración.

En ella intervino un amplio número de representantes institucionales y sociales. Muchos de ellos, miembros de la Plataforma Ciudadana de la Quinta de Torre Arias. Esta asociación ha sido la principal canalizadora de las reivindicaciones vecinales. El orgullo por el triunfo conseguido era ayer claramente palpable.

Entre los asistentes se encontraban también la concejala del distrito, Marta Gómez, y la alcaldesa, Manuela Carmena. Esta última hizo hincapié en que los allí presentes estaban »haciendo historia en un parque que es la representación viva» de la capital. Asimismo, resaltó el valor de la Quinta como »atractivo turístico». Y afirmó que »ningún parque en Europa puede tener esta historia y esta vocación».

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, con otras representantes públicas en la inauguración de la Quinta Torre Arias

Una antigua finca nobiliaria que ha conseguido recuperar su belleza

Taquilla

A lo largo del día, centenares de vecinos y curiosos se fueron acercando a la celebración. La mayoría participó gustosamente en las actividades programadas. Incluyeron un pequeño concierto a cargo del coro de San Blas, una actuación de títeres y hasta un taller de jardinería. Mayores y pequeños disfrutaron por igual de la maravillosa finca que Madrid suma por fin a su patrimonio verde.

Hubo una época en la que no se respetó el compromiso de mantener las instalaciones de la Quinta. Sin embargo, todos los que ayer pudieron acceder al recinto coincidieron en alabar la belleza que hoy en día ostenta esta finca mixta del siglo XVI donde se combinaba el aprovechamiento agropecuario y el uso de recreo por parte de la nobleza.

La delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés, quiso reconocer la impagable tarea de los jardineros. Estos empleados municipales están encargados de cuidar las 51 especies diferentes de árboles que crecen repartidas por sus casi 17 hectáreas. Entre ellas destaca una encina cuya edad sobrepasa el tercer centenario.

Áreas delimitadas hasta que avancen las obras de conservación de la Quinta

El público general podrá pasear por la Quinta de martes a domingo, en horario de 10 a 17:30 horas. Este se ampliará hasta las 20:30 horas entre los meses de abril y septiembre.

Lamentablemente, de momento se trata de una apertura parcial. Esto se debe a que no han finalizado las tareas de consolidación y rehabilitación en algunas de las edificaciones. Conforme estas avancen se irán abriendo más zonas. Las áreas transitables se han acotado con vallas para proteger la seguridad de los visitantes.

Manuela Carmena pasea por la Quinta Torre Arias

Recuperar los usos rurales de la Quinta, nuevo objetivo vecinal

La Plataforma Ciudadana recoge así los frutos de una labor que ha durado años y que le ha llevado tanto a las calles como a los tribunales. Todo ello para defender la titularidad pública de la propiedad frente a los objetivos del anterior equipo de Gobierno municipal.

En 2014, el Consistorio trató de cederla a la Universidad de Navarra para la instalación de su sede madrileña. La renuncia de la institución y los sucesivos pronunciamientos judiciales terminaron por frustrar los planes privatizadores. Implicaban la fragmentación de la finca y la demolición de parte de las construcciones históricas.

Sin embargo, la asociación vecinal tiene claro que su andadura no acaba aquí. Lejos de permitir que la Quinta se convierta en »un parque histórico más de la ciudad», se dispone a partir de ahora a defender »un vasto proyecto agropecuario» que tendría como objetivo final »volver a la agricultura tradicional que lleva siglos funcionando».

Para ello será fundamental el diálogo con el Ayuntamiento. Carmena dio ayer pistas sobre cuál será su posición al insistir en el origen »rural» de la finca y manifestar ante los periodistas su »voluntad de intentar respetar el corazón de este espacio verde», que bajo su criterio ofrece »unas posibilidades agrícolas y ganaderas extraordinarias».

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook retuitearnos.

 

 

Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.