Inicio Madrid Montañeros madrileños organizan una ruta solidaria para ayudar a Nepal

Montañeros madrileños organizan una ruta solidaria para ayudar a Nepal

872
0
Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!

 

Carlos, Cristina, Laura, Miguel, Pepe y Dani
  • Antes de los dos terremotos, los seis excursionistas tenían previsto viajar en octubre al país asiático para hacer una ruta de trekking.
  • Pensaron llevar todo el dinero o material que pudieran en ese viaje, por lo que propusieron una ruta a La Maliciosa este sábado, donde se recogerán las donaciones.
  • Ellos entregarán en mano las aportaciones a los más necesitados en Nepal. 

Los dos terremotos que han devastado Nepal en el último mes (25 de abril, el primero, y 12 de mayo, el segundo) y que han acabado con la vida de más de 8.000 personas, han despertado la solidaridad en todos los rincones del mundo y en todos los sectores sociales. Las ONGs son las primeras que se han movido para recaudar fondos y poder ayudar al país asiático, pero también han surgido iniciativas particulares, como la del grupo de montañeros Komokabras.

Aprovechando que seis de ellos tenían previsto, desde enero, viajar a Nepal el próximo mes de octubre, para hacer un ‘trekking’ por Dhaulagiri, han decidido ser ellos mismos quienes acerquen la ayuda (alimentos, ropa, dinero…) a las gentes de aquellas tierras. Y para ello, han organizado una ruta solidaria con el objetivo de que la gente que se apunte, aporte lo que desee que se haga llegar al pueblo nepalí.

«Nos ofrecemos y proponemos llevar material de primera necesidad a esas zonas donde las ayudas no llegan prácticamente, ya sea cargándolo en nuestras mochilas o por medio de porteadores, quienes también se beneficiarían de nuestra ayuda dándoles el trabajo que hacen desde siempre», explican y así lo anuncian en su página de Facebook. La respuesta ha sido abrumadora.

Carlos cerca del CB Everest y otros dos compañeros

«Nos ha sorprendido que quiera colaborar tanta gente», explica Carlos, uno de los montañeros que viajará a Nepal, «puesto que algunos no nos conocen, aunque son amigos de amigos y se corre la voz fácilmente. Agradecemos muchísimo que depositen su confianza en los que vamos a ir en octubre. Es un gesto enorme».

Las donaciones, cosas prácticas y que no ocupen mucho
La ruta, que consiste en un recorrido a La Maliciosa, se celebra este próximo sábado. La gente que quiera acudir está citada a las 9 de la mañana. Antes de iniciar el recorrido, a las 9:30, se dedicará esta media hora a recoger las aportaciones de la gente y a tomar nota de los asistentes para posteriores agradecimientos. En cuanto al tipo de donaciones, el equipo de montañeros explica que lo mejor es que sean cosas prácticas y no muy grandes, «para que no den problemas de espacio ni peso en el avión», por ejemplo medicamentos, botiquín, linternas, potabilizadoras, etc.

No aconsejan la entrega de ropa o comida, piensan que es preferible aportar dinero: «no solo por la dificultad de llevarlo en el avión sino también porque es mejor comprar con el dinero este tipo de cosas allí, para beneficiar al negocio local, mover su mercado y además aportarlo a la gente que lo necesita in situ». Para las personas que deseen colaborar pero no puedan participar en la ruta, el equipo de Komokabras pone a su disposición un número de cuenta -en el caso que la aportación sea económica- o se ofrecen para quedar con ellas otro día y recoger el material (komokabrasaltashikang@gmail.com).

Cristina en el Thorung La (Annapurna 2009)

Dos propuestas de ruta, una más sencilla, otra más complicada
Más de 100 personas acudirán a la ruta de la Maliciosa este sábado. El recorrido se ha dividido en dos, para que lo pueda realizar gente más experimentada y otra menos acostumbrada al senderismo. La más dificultosa tiene 11 km, 800 metros de desnivel, y se tarda aproximadamente dos horas en finalizarla. La opción más suave son 12 km, llega hasta el Mirador de las Canchas y tiene 450 metros de desnivel. Aunque es una ruta bien conocida para los amantes del senderismo de Madrid, sin duda la de este sábado tendrá un sabor especial.

«Escogimos la Maliciosa simplemente por ser una montaña conocida por todos los que vivimos en Madrid y muy querida por el colectivo montañero madrileño, además uno puede adaptarse a cualquier nivel escogiendo varias alternativas de subida», explican los montañeros, que añaden que «en realidad la ruta no la organizamos, solo organizamos la colecta, luego cada uno puede subir a la hora que quiera o por el camino que prefiera, aunque estaremos ahí para la gente que quiera ir en grupo».

Los seis amigos cuentan cómo les surgió la idea de organizar esta ruta solidaria: «al tener conocimiento del terremoto y ponernos en contacto con conocidos que tenemos allí, pensamos que podríamos hacer algo para ayudar, ya que teníamos la expedición proyectada para octubre y además teníamos idea de llevar material escolar a zonas rurales». Primero se unieron amigos que les siguen en el grupo senderista Komokabras; después se han unido muchos más.

La Maliciosa

«Es como si fuéramos todos allí, aunque solo vamos seis»
Nunca habían ideado una iniciativa solidaria en conjunto como esta aunque sí han colaborado a menudo con fundaciones montañeras y otras asociaciones. Creen que la base de su propuesta está en la confianza: «es como si fuéramos todos allí; somos gente que nos hemos ido conociendo desde hace más de tres años cuando creamos el grupo Komokabras, y a los que no nos conozcan personalmente queremos hacerles partícipes a través de un seguimiento de la expedición en nuestra página de Facebook, en el grupo o en el blog, donde agradeceremos a todos la confianza depositada».

Y la clave de esa confianza está en la ausencia de intermediarios: son ellos mismos los que van a hacer toda la tarea, desde la recogida de donaciones hasta la entrega. «La idea es poder vivir en primera persona el contacto directo con la gente que lo necesite de las zonas rurales por las que pasaremos en nuestro ‘trekking’ y compartir con ellos su recuperación cuanto antes, dándoles en mano el material que llevemos». Una solidaridad completamente directa.

La expedición a Nepal, «resultado de una idea ilusionante que tuvimos en 2004»
Carlos, Cristina, Laura, Miguel, Pepe y Dani son los seis expedicionarios, dos de los cuales ya habían estado anteriormente en Nepal: «no es que realmente regresemos porque como se dice ‘Nepal no se visita, se siente y se queda dentro de ti’», comenta Carlos. «Esta expedición», relatan, «es el resultado de una idea ilusionante que tuvimos seis amigos a finales de enero de 2014, que era hacer un trekking por un valle remoto, el del Dhaulagiri , y culminarlo con la ascensión al Tashi Kang, un seismil muy desconocido del que tenemos pocas reseñas, y cuya primera ascensión fue realizada muy recientemente, en 2003″.

Cristina con algunos niños cerca de Manang (2009)

Ahora no tienen claro que puedan realizar esta expedición en octubre, ya que ha habido desprendimientos y aludes en esa zona. Cuando supieron del terremoto, sintieron «incredulidad y una gran pena por la gente de Nepal, porque no son hospitalarios como en otros sitios, son mucho más, son tremendamente humanos, te dan lecciones de humildad y solidaridad en cualquier momento, por lo que haces amigos de verdad muy fácilmente».

Su primera preocupación fue hacia «Dipendra y Shankar, y sus familias respectivas, dos amigos que hicimos en los viajes de 2009 y 2012, y a quienes queremos visitar en este viaje». De aquí a octubre, confían en encontrar «un Nepal más fuerte y con ganas de salir de esta situación, gracias a su gente tan maravillosa, trabajadora  y excepcional que te reciben siempre con el típico ‘Namaste’ y una sonrisa».

Muchas son las acciones solidarias, cada vez más frecuentes, sin embargo pocas son tan directas como esta. Cercanos, amigables, generosos, los seis montañeros serán un poquito de cada uno de los que desearían entregar en la mano de un nepalí afectado por las consecuencias de los terremotos, esa pequeña ayuda y saber que llega directamente al que lo necesita.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o seguirnos en Twitter. Y suscribirte a nuestro boletín para recibir a diario en tu correo las noticias que publicamos. ¡Gracias!

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias semanal!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.