Memorial de la Almudena con las placas retiradas

Asociaciones denuncian la retirada de los nombres del memorial de La Almudena

Recibe nuestro boletín de noticias

El Ayuntamiento ha retirado las placas del cementerio de La Almudena por considerarlo ‘sectario’

El gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha retirado las placas del memorial con los nombres de las personas fusiladas por el franquismo, ubicadas en el Cementerio de La Almudena. Según se ha confirmado, en su lugar habrá una placa con la siguiente inscripción: «El pueblo de Madrid, a todos los madrileños que entre 1936 y 1944 sufrieron la violencia por razones políticas, ideológicas y religiosas. Paz, piedad y perdón».

Placas del memorial de La Almudena

La asociación Memoria y Libertad ha denunciado al Ayuntamiento por la retirada de las placas. Estiman que se está cometiendo un delito de odio contra las víctimas del régimen franquista. El Gobierno municipal no se ha comunicado con los familiares de las 2.934 personas que fueron ejecutadas en la capital entre 1939 y 1944.

El memorial se empezó a construir en La Almudena durante el Gobierno de Manuela Carmena

De la misma forma, la Asociación Memorialista Ranz Orosas (AMRO) ha denunciado el acto ante la Fiscalía General del Estado y el Tribunal de Cuentas por un delito de prevaricación en el manejo de los fondos públicos en el desmantelamiento del memorial del cementerio de La Almudena. Los demandantes remarcan que es un «deber ineludible de los distintos órganos municipales la defensa de los intereses de las arcas públicas y de la corporación».

En el año 2018, el ejecutivo de Manuela Carmena aprobó la construcción del memorial. Una de las primeras decisiones del Gobierno municipal fue paralizar su construcción en La Almudena. En el momento que se intervino, el memorial ya estaba al 80% de ser completado. Ahora, el Ayuntamiento tendrá que desembolsar más de 100.000 € de dinero público en concepto de honorarios del creador y en otros gastos.

Criticas de asociaciones por la retirada del memorial

La localidad de Rivas-Vaciamadrid se ofrece a albergar el anterior memorial

Fuentes del Ayuntamiento explican que la retirada de las placas forma parte de las recomendaciones del Comisionado de Memoria Histórica, que les habría pedido un memorial sin nombres propios. El plan del Ayuntamiento respecto al monumento es «unificar el reconocimiento a las víctimas de ambos bandos». Según dicen, el memorial era «sectario» dado que no representaba a todas las personas que perdieron la vida de forma violenta.

La localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid se ha ofrecido a albergar el memorial a los fusilados. En un carta del alcalde Pedro del Cura, dirigida a Martínez-Almeida, le hacía conocer la propuesta y en ella no ocultaba la preocupación que le generó la retirada de las placas ya que contribuía a invisibilizar el rastro de aquel horror.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.