Los Jardines del Príncipe de Anglona, el secreto mejor guardado de La Latina

Los Jardines del Príncipe de Anglona, el secreto mejor guardado de La Latina

De inspiración hispano-árabe, fue uno de los lugares más visitados por la corte madrileña

La Latina, frenética e indescifrable, famosa por sus tabernas, su oferta cultural y su historia, es uno de los barrios madrileños más vivos y con más actividad tanto diurna como nocturna. Pero, entre todo su bullicio de gentes, esconde en su interior un tesoro oculto tras cuatro muros y que no muchos conocen.

Cercado por cuatro muros, esta es la entrada a los jardines | Foto: José Arguello

Contiguo a la famosa plaza de la Paja, se encuentra esta maravilla del siglo XVIII: el Jardín del Príncipe de Anglona, una de las pocas muestras de jardines nobiliarios que se conservan en la capital. Y es que, pese a que su acceso es libre y gratuito, pocos saben de su existencia, en parte por encontrarse cercado por cuatro muros de hormigón que lo rodean.

Espacio de recreo para la nobleza de Madrid

Originariamente, el jardín se construye como un anexo a la Casa-Palacio del Príncipe de Anglona y se convierte en hogar de ilustres nombres de la aristocracia madrileña a lo largo de su historia. Entre ellos destaca Pedro de Alcántara Téllez-Girón y Pimentel, príncipe de Anglona y miembro de la Casa de Osuna, de quien toman su nombre tanto el palacio como los jardines.

Construido en 1690, el Palacio del Príncipe de Anglona acogió a ilustres personajes de la Corte madrileña

Taquilla

Fue Javier de Winthuysen quien, en 1920, rediseñó el jardín como lo conocemos hoy en día por encargo de los Marqueses de la Romana. Con el paso del tiempo, los Jardines del Príncipe fueron perdiendo su fulgor de antaño por una falta de cuidado, y en 1978 pasó a manos del Ayuntamiento de Madrid.

Desde entonces se han llevado a cabo varias restauraciones hasta la última, realizada en 2002 y que supuso su apertura al público.

De visita por los jardines

En un marco tan incomparable como es el Madrid de los Austrias, este jardín de corte neoclásico, apoya su decoración en la vegetación y el agua. De inspiración hispano-árabe, sus árboles frutales, un enrejado plagado de rosales y sus setos interiores de boj nos acompañan en el recorrido, que desemboca en su fuente central. Paseando por sus sinuosos senderos empedrados casi parece recién salido de la pluma de cualquier poeta del Romanticismo.

Este ‘jardín colgante’ destaca por su belleza y lo variado de su vegetación | Foto: José Arguello

El lugar destaca, sobre todo, por su estructura. El hecho de estar situado sobre un terraplén artificial, salvando un fuerte desnivel entre la calle Segovia y la calle Príncipe de Anglona, le confiere la característica de jardín colgante.

¿Cuándo visitarlo?

Aunque cualquier momento es bueno para acercase a descubrir este tesoro oculto en el barrio de La Latina, en época de floración los Jardines del Príncipe de Anglona destacan aún más, si cabe, por la frondosidad y colorido de su vegetación.

Su horario es de lunes a domingo, de 10:00 a 18:00 en los meses de octubre a febrero y de 10:00 a 22:00 de marzo a septiembre.

Desde luego, los jardines suponen un oasis de paz inmerso en la frenética actividad de esta ‘jungla’ urbana, el lugar perfecto para sentarnos a disfrutar de un buen libro en soledad o una larga charla con amigos rodeados de un marco incomparable. Dan ganas de dedicarle una vista, ¿no crees?

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.
Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.