Inicio Madrid Las agresiones a gais se duplican en Madrid

Las agresiones a gais se duplican en Madrid

583
0
Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!

 

Agresión a una pareja de gais en Madrid.

 

  • De 2013 a 2014 han aumentado más del 115% las agresiones a homosexuales, transexuales y bisexuales.
  • De los 102 delitos de odio registrados en la Comunidad de Madrid, 26 lo fueron por la orientación sexual.
  • El pasado sábado, cuatro chicos gais fueron agredidos hasta en tres ocasiones por dos jóvenes en el barrio de Chueca.

Incidentes como el ocurrido el pasado sábado en el barrio de Chueca, donde dos parejas de gais fueron agredidas en diversos momentos de la noche por los mismos individuos, saca a la luz algunos datos preocupantes. No se trata de un caso aislado, ni este ni el que sucedió en febrero cuando otro chico gay fue atacado con una navaja en el McDonalds de Gran Vía, o el asalto a una pareja gay en la calle Hortaleza. Las agresiones homófobas aumentan cada año más del doble.

Según datos del Ministerio del Interior en el Informe Sobre Delitos de Odio, de 2013 a 2014 hubo un incremento de más del 115% en las agresiones a personas LGTB (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales) en la Comunidad de Madrid, siendo el mayor aumento entre todas las comunidades autónomas. De los 102 delitos de odio registrados en la región, 26 lo fueron por la orientación sexual o la identidad de género de la víctima.

Muchos casos no se denuncian
Una cifra que, según Yago Blando, coordinador de la asociación Arcópoli, que trabaja por la equiparación social y legal de lesbianas, gais, trans y bisexuales, “podría ser en realidad superior a 200 porque, si tomamos los datos de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales, cerca del 90% de estos casos no se denuncian, lo que coincide con nuestros datos”. Aunque todavía no hay cifras de 2014, al parecer a 1 de diciembre se había registrado ya oficialmente un 75% más de denuncias en este sentido.

Desde Arcópoli consideran que para acabar con esta situación, sería adecuado que las instituciones madrileñas crearan un plan de choque. “Se trata de animar a la denuncia, por ejemplo con carteles dirigidos directamente a homosexuales para que, si son agredidos, sepan que cuentan con una vía y un apoyo para denunciarlo”, comenta Blando. También afirma que la Policía debería estar más formada en este sentido y que este tipo de agresiones de odio no sean calificadas de la misma forma que “una agresión en un bar”.

Agresión el pasado sábado en Chueca
El coordinador de Arcópoli explica que la actuación de la Policía el pasado sábado en relación a los dos agresores de cuatro chicos gais, se basó en el protocolo, porque “no se diferencia un tipo de agresión de otra y debería, porque estas, que están calificadas de delitos de odio, deben ser consideradas como eso, un delito”.

El suceso del sábado deja clara la homofobia. Las dos parejas de gais, que caminaban por la Gran Vía agarradas, fueron primero increpadas por los dos individuos, que les gritaron “maricones” y golpearon violentamente a dos de ellos. Posteriormente, al ir a entrar en una discoteca de ambiente, se los volvieron a encontrar y fueron de nuevo agredidos.

Salieron del lugar y avisaron a una patrulla de la policía municipal, que detuvo a los agresores y les tomó los datos pero les dejaron ir a los pocos minutos, lo que provocó que estos volvieran a buscar a los cuatro chicos, que habían acudido a la comisaría del distrito Centro. Allí estaban esperándoles los agresores, que se les encararon y propinaron violentos golpes en la cabeza a uno de ellos y patadas hasta que quedó malherido en el suelo.

La crisis y los recortes
 “Con la crisis, esto se ha multiplicado”, aseguran desde Arcópolis, “porque se han eliminado muchas medidas correctivas y los recortes administrativos han provocado también que las asociaciones no tengan recursos ya para hacer campañas”. Además, consideran que “en épocas de crisis y de problemas económicos, se buscan culpables y recae sobre estos colectivos, también sobre inmigrantes, etcétera”.

Este tipo de agresiones suelen recaer en el colectivo gay más que en el de lesbianas, donde se registran menos casos de este tipo. “Las agresiones de mujeres tienen otro perfil, se producen de una manera menos continuada, se les hace la vida imposible entre la comunidad de vecinos por ejemplo…”, cuenta el coordinador, quien añade que “muchas veces las denuncias no se producen porque sigue existiendo mucho miedo a ‘salir del armario’ o porque hay una normalización de esa situación: aún hay un pensamiento de ‘me lo merezco’ en muchas ocasiones”.

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias semanal!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.