Inicio Distritos de Madrid La Ruda, una calle con nombre de planta medicinal

La Ruda, una calle con nombre de planta medicinal

1916
0
calle-de-la-ruda

Hoy repasamos la historia de la Calle de la Ruda, una de las más castizas del barrio

Al ser uno de los barrios más antiguos de Madrid, sus calles cuentan con una historia apasionante que se extiende a lo largo de varios siglos. Hoy queremos contaros la de la calle de la Ruda.

Aunque es una pequeña vía que nace en la Plaza de Cascorro y muere en la de Toledo, es sin duda una de las más castizas. Su nombre se debe a una planta medicinal y aromática que se cultivaba en el huerto del Convento de la Pasión, ubicado de 1565 a 1809 en la paralela calle de las Maldonadas. Su aroma era muy intenso y no agradaba a todos los  vecinos.

Entre los que no eran partidarios de este olor se popularizó un dicho «el que huele la ruda y besa a una vieja, no sabe lo que huele, ni lo que besa». Pero sin duda fue el mercado ilegal y al aire libre que la calle albergó desde mediados del siglo XIX hasta 1936 lo que la hizo muy conocida en todo Madrid.

Suciedad e infecciones

El mercado nació al abrigo del de la Cebada y en él se vendían alimentos a unos precios muy asequibles que para la inmensa mayoría de gente pobre garantizaba el poder añadir algo al puchero. No contaba con las más mínimas medidas de higiene y esto la convirtió en una de las calles más sucias y apestosas de la ciudad.

Los vecinos se quejaban constantemente del deterioro que supuso este mercado para la zona y los comerciantes, de la competencia desleal que suponía para sus comercios. Además fue foco de infecciones que se propagaron por el barrio.

Calle de la Ruda

Para los que no conocen la calle, es bastante estrecha y es difícil imaginar que allí pudiese haber un mercadillo con puestos y gente comprando. Los que vendían tenían que madrugar para coger sitio y los que compraban se apelotonaban delante de los puestos para conseguir los alimentos.

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!

Escritores como Benito Pérez-Galdós en su novela ‘Misericordia’ o Vicente Blasco Ibáñez en ‘La Horda’, situaron a sus personajes en algún momento en este popular mercado.

Robos e inseguridad

No es de extrañar que, en este ambiente, la Ruda se convirtiera en una calle insegura y, en muchas ocasiones, apareció en la prensa de la época a cuenta de sus disputas y robos con violencia. También eran famosos los motines que organizaban sobre todo las verduleras, con motivo del incremento de los impuestos que la autoridad les pretendía cobrar por establecer sus puestos.

Leyendas

Dentro de los hechos que conforman  la crónica negra de la Ruda, sin duda uno de los más conocidos fue el secuestro del bebé de Juana Villalba, una mujer pobre que fue engañada por María Lage, esposa del director de la cárcel de la Carolina.

Sin ser cierto y para salvar su matrimonio, María le dijo a su marido que estaba embarazada. Preparó su viaje a Madrid para robar un niño y seguir con su mentira. El secuestro se solucionó en tan solo cuatro días, pero hizo correr ríos de tinta en la prensa de la época.

Esta misma calle albergará el Hospital Asilo Oftalmológico ‘Santa Lucía’, que dirigía el doctor Santiago Albitos y que ocupaba casi la totalidad de uno de sus edificios. A él acudía gente de toda España para ser operada de la vista por el prestigioso médico, que también operaba gratis a la gente más pobre.

En la actualidad la calle de la Ruda es un lugar con mucha vida, sobre todo los días de Rastro, con variedad de comercios y bares. En ella, destaca el restaurante Malacatín, establecimiento centenario y conocido en Madrid por sus famosos cocidos.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias semanal!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.