Quinta Torre Arias

La Quinta Torre Arias se abrirá finalmente a los madrileños

El domingo se abre al público simbólicamente la Quinta Torre Arias

 

  • El Ayuntamiento ha organizado una apertura simbólica mañana domingo.

  • Dentro de unos meses, cuando se haya acondicionado la finca, será un espacio abierto para la visita de los madrileños.

  • La Quinta de Torre Arias, situada muy cerca de la Quinta de los Molinos, pasó a ser propiedad del Ayuntamiento en 2012.

  • Las protestas vecinales contra la cesión de la finca al Opus Dei para instalar la sede madrileña de la Universidad de Navarra, surtieron efecto.

Tras muchas protestas vecinales encabezadas por las asociaciones de San Blas-Canillejas, la Quinta de Torre Arias, ubicada al final de la calle Alcalá (nº 551), se abrirá al público. El espacio, propiedad del Ayuntamiento desde 2012, iba a ser cedido al Opus Dei para instalar una sede de la Universidad de Navarra, pero la reivindicación de los vecinos ha conseguido que se convierta en un espacio para los madrileños. Mañana, domingo 5 de julio, se abrirá por primera vez de forma simbólica.

El consistorio quiere, con este acto de mañana, demostrar el compromiso de que la Quinta de Torre Arias tendrá un uso público y reconocer a los vecinos su lucha. Se abrirán las puertas de la calle Alcalá y la entrada del público en la primera zona del parque. En unos meses, este espacio de 18,6 hectáreas, construido en el siglo siglo XVI, estará definitivamente a disposición del público, para que sea visitado y frecuentado por los madrileños. Será cuando se terminen de resolver algunos flecos judiciales y normativos y se reformen las instalaciones para que su uso sea seguro.

Historia de la Quinta de Torre Arias

La finca de Torre Arias era propiedad de los condes de Torre Arias, Tatiana y Julio Peláez Avendaño. En 1986, gracias a un acuerdo entre los dueños y el Ayuntamiento, la propiedad pasó a manos del consistorio a cambio de la recalificación de unos terrenos colindantes para la construcción de edificios de viviendas y oficinas. Sin embargo, se decidió que los propietarios mantuviesen su uso hasta su muerte con el compromiso de mantener las instalaciones.

Taquilla

Al no tener descendientes ni relación con parientes próximos, en 2012, cuando falleció la propietaria (el marido había muerto unos años antes), la Quinta pasa a ser completamente del Ayuntamiento. Aunque los vecinos empezaron a pedir que fuese un espacio público, el consistorio se plantea ceder la finca al Opus Dei para que instalara la sede de Madrid de la Universidad de Navarra. Sin embargo, finalmente el movimiento vecinal en contra de esta decisión y la suspensión por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid del plan que hubiese convertido ese espacio en un lugar privado, anularon esa vía.

Muy cerca de la Quinta de los Molinos

Ahora, los vecinos tendrán la posibilidad de disfrutar de esta joya histórica, cultural y paisajística de la ciudad de Madrid, atravesada por dos arroyos, con unos jardines de siglos y un palacio de unos 200 metros de fachada, que está rodeado de cuadras, pajares, horno, tinajones para aceite y grano, etc. También dispone de un matadero, dos invernaderos históricos, acequias, fuentes de bronce, puentes sobre los arroyos y otros elementos de gran valor arquitectónico.

En unos meses, este lugar que conserva su doble función de espacio de recreo y finca de producción agrícola en la zona colindante con la calle Alcalá, y que se encuentra a tan solo unos números de la ya muy visitada Quinta de los Molinos (C/Alcalá, 527), pasará a formar parte de un punto más de interés, visita y paseo en la ciudad.

Recibe nuestro boletín de noticias
1comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.