Imputan a dueños de ocho talleres por prácticas irregulares en vehículos diésel

Taller mecánico

  • Retiraban los filtros antipartículas y modificaban electrónicamente el software para evitar una costosa reparación.

  • Con este fraude, los conductores también conseguían burlar los controles de la ITV.

  • Esta acción, que resultaba mucho más barata que la reparación, supone un gran daño ecológico.

Los responsables de ocho talleres de la Comunidad de Madrid han sido imputados por retirar los filtros antipartículas y reprogramar el software de vehículos diésel. Los solicitantes conseguían así más potencia para los coches o evitaban reparar los filtros estropeados y burlaban con la modificación electrónica los controles en la ITV. Estas acciones provocan un impacto ambiental muy grave al emitir la totalidad de residuos de la combustión de los motores.

Los precios por llevar a cabo esta modificación en el vehículo rondaban los 100 y 200 euros, frente a los 1.200 que costaría cambiar los filtros. La investigación empezó con la denuncia de un ciudadano a la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid sobre una práctica fraudulenta que se cometía en una serie de talleres y que consistía en la anulación electrónica y el vaciado de los filtros anti partículas en vehículos diésel.

En las investigaciones lograron resolver los procesos por los que se cometían estas infracciones. En el caso de los filtros, no siempre se procedía a la retirada. A veces solo se perforaba. Con el software, este era modificado para subir la potencia del motor y ocultar los diagnósticos derivados de la manipulación del filtro y otra serie de irregularidades.

Estos servicios eran ofertados en internet y en los propios talleres. Algunos incluso estaban especializados en la alteración electrónica del software y remitían a otros talleres la retirada del filtro.

motor diésel trucado

Impacto ecológico

Los filtros antipartículas funcionan acumulando los residuos producidos por los motores diésel. Cuando el filtro llega a su capacidad máxima, las partículas son incineradas. El problema es que el sistema está pensado para trayectos largos. En rutas urbanas, más cortas, no se llega a la temperatura suficiente para la incineración y las partículas van quedando acumuladas en el filtro, que puede llegar a estropearse, y eso se traduce en una reparación de coste elevado.

Este fallo, que se notifica en el cuadro de instrumentos del vehículo, puede impedir superar la ITV. Retirar ilegalmente el filtro y anular electrónicamente el error es más barato, pero a cambio de contaminar altamente la atmósfera. Los investigadores han conseguido indicios de que esta práctica podría darse en más de ochenta talleres en toda España.

Recibe nuestro boletín de noticias
2 Comentarios
  • cambio de lunas Madrid
    Publicado a las 09:35h, 09 julio Responder

    Pues la verdad que no han sido los únicos que en estos años han sido pillados practicando practicas ilegales en el sistema de los coches aqui en Madrid. Un abrazo y gracias!!

    • El Mirador de Madrid
      El Mirador de Madrid
      Publicado a las 19:09h, 18 julio

      ¡Seguro! Gracias por tu comentario. Un saludo.

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.