La atleta paralímpica Gema Hassen-Bey

Gema Hassen-Bey: «Subiré el Kilimanjaro en silla de ruedas para ayudar a otros»

La atleta paralímpica Gema Hassen-Bey.

 

  • La madrileña, deportista paralímpica y ganadora de cuatro medallas olímpicas inició su reto el pasado 10 de junio en el kilómetro 0 de Madrid.

  • «Para mí el éxito en la vida no está en ganar o en perder, está en el camino».

  • «Quiero ayudar a millones de personas a tener la vida más fácil, más movilidad, resolver el problema del frío, los entrenamientos… Al final lo de menos es la cima».

Se quedó paralizada de cintura para abajo a los cuatro años, pero ese accidente no ha frenado a Gema Hassen-Bey. Después de participar en cinco Juegos Olímpicos y conseguir cuatro medallas, se ha desarrollado en diversos campos del arte, trabajando, entre otros, en el programa de TVE ‘El mundo se mueve contigo’, que ella creó. Ahora se encuentra de preparación para su próximo proyecto: subir el monte Kilimanjaro con su silla de ruedas.

Su objetivo es poder encontrar los avances tecnológicos y sociales necesarios para las personas con movilidad reducida. Con su esfuerzo y las dificultades con las que se topará por el camino, espera llamar la atencion de empresas que financien esos avances. Cinco montañas entran en su programación hasta culminar el reto, un reto que comenzó el pasado 10 de junio en el kilómetro 0 de la Puerta del Sol de Madrid.

Sergio Rodríguez García: ¿Cómo te surge esta idea de subir el Kilimanjaro?
Gema Hassen-Bey: Por un amigo que fue y a la vuelta me lo propuso. Al principio yo no lo vi claro, hasta que le di unas vueltas y pensé que un reto tan grande me podía permitir generar una serie de tecnología y mejoras para unas personas. En ese momento fue cuando decidí ir a por el reto. No hacemos escalada, hacemos ascenso por selva, pendiente volcánica y nieve.

S.R.G: ¿Qué soluciones o mejoras habéis podido encontrar?
Gema: Estoy viendo la solución para fabricar una silla que facilite la movilidad en el campo y en la selva a las personas. Estoy encontrando apoyo en empresas a través de las redes sociales que me aconsejan, me animan… También estoy pensando en un pantalón térmico que me aísle del frío porque allí tendré temperaturas muy bajas. El tema de la hipotermia también hay que resolverlo.

S.R.G: Empezaste tu andadura en el Km 0 de Madrid y ya has terminado de escalar el Abantos…
Gema: Sí, hemos hecho el Abantos, casi un 2.000, y ha sido el primerito. La verdad es que ha ido muy bien, lo hemos culminado con éxito. Empezamos el reto en la Puerta del Sol y gracias al transporte de la Comunidad de Madrid me dirigí hacia el Escorial y de ahí subimos el monte Abantos. Escogimos esta montaña porque es bastante dura y me permitía tener una primera aproximación con el reto. Además de que está en la Comunidad de Madrid, que es donde yo vivo.

S.R.G: ¿Resultó este primer reto como lo esperabas?
Gema: Ha sido más difícil de lo que yo pensaba porque han sido 13 horas cuando esperábamos nueve. La montaña siempre sorprende. Pero finalmente hice un sprint final, y un tramo que podía llevarme 40 minutos lo hice en 10. Se acababa la luz y tenía que llegar. Han sido 13 horas de subida continuada. Al final de la cima hay un tramo bastante complicado porque no hay pista. He tenido que enfrentarme a la tierra, campo a través, a las rocas, a las raíces… Ha sido una buena prueba, un buen inicio. Los deportistas de alto rendimiento, paralímpicos y olímpicos, tenemos ese resorte: tu cuerpo y tu mente han trabajado para que no tengan límites, y eso ayuda mucho en la dureza de la montaña.

S.R.G: ¿Te has manejado bien con los medios de los que dispones?
Gema: Ha sido muy difícil por la silla con la que estoy ascendiendo ahora, que en realidad es de descenso y yo la hago subir. Además es una silla para hombres y me hago bastante daño en el pecho, porque está pensada para el pectoral masculino y me queda grande. No estoy aprovechando el 100% de mi potencial, sino un 50% debido a los medios. Pero ojalá podamos conseguir la financiación y que alguna empresa se comprometa con el reto, comprenda que no es un reto deportivo ni de eventos ni de marketing ni empresarial, sino que es un proyecto de responsabilidad social humanitario pensado para ayudar. No es fácil encontrar la empresa que entienda que no solo quiero subir, sino que quiero hacerlo con esos valores.

Gema Hassen-Bey

S.R.G: Una vez terminada esta primera prueba del Abantos, ¿el equipo ya ha encontrado alguna posible solución a la silla?
Gema: Las vi hace un par de años y contacté con una empresa, les pasé cómo tenía que ser esta silla, pero no sabemos si la empresa al final va a colaborar con nosotros o no. Las modificaciones ya las conocíamos porque tengo un equipo muy bueno, multidisciplinar, que me ha ido aconsejando. Ahora con la experiencia, lógicamente, los conocimientos son mayores y esta silla tiene que transformarse. Me gustaría para la siguiente cima subir con algo que me facilitase más el trayecto. Mi equipo también ve las necesidades fisiológicas con las que puedo trabajar en esa silla, y las valoraciones del terreno porque voy con un guía de montaña que ya ha subido el Kilimanjaro y lo conoce.

S.R.G:  ¿Confías en encontrar pronto esa empresa que os ayude?
Gema: Este es un proyecto que parte de cero para llegar a lo más alto y hay un camino con obstáculos y dificultades que ir superando. Pienso que, al igual que hacía en los entrenamientos, cuando tienes un entrenamiento duro, si luego las cosas son más favorables, trabajas mejor. Ya me lo he planteado como un entrenamiento duro, porque al final la meta es subir los casi 6.000 del Kilimanjaro.

S.R.G: Comentaste al principio que esto no tiene nada que ver con el deporte, sino con una responsabilidad social. ¿No considerarías entonces un fracaso no lograr el reto?
Gema: Es que para mí, el concepto de éxito, después de 5 Juegos y muchos años en el deporte, es que a veces ganas y a veces no. El éxito en la vida no está en ganar o en perder, está en el camino. Yo quiero hacer esto no por la cima, sino por el camino y todo lo que pueda conseguir. Este reto surgió en la cama de un hospital, empezaba completamente a cero económicamente, y ahora acabo de subir un 2.000, es la primera vez que una mujer ha subido un 2.000. Todas las ayudas que consiga a partir de esto serán un éxito, no para mí, sino para ayudar a tantos millones de personas a los que podemos facilitar la vida, la movilidad, el problema del frío, los entrenamientos…, si yo consigo desarrollar esa tecnología. Se va a ayudar a tanta gente que al final lo de menos es que consiga esa cima.

S.R.G: Te sientes un poquito con la fuerza y la capacidad de conseguir cosas para otros…
Gema: Sí, lo que más me mueve es conseguir cosas para ayudar a los demás. El éxito está ahí. Por supuesto que voy a llegar a llegar a la cima, pero todo lo que está pasando en el camino es de verdad lo interesante, todas personas que se está uniendo al reto en las redes sociales, que me dicen cosas, es lo que me impulsa, me da fuerza… No quiero subir con 15 personas de apoyo, que por supuesto me van a ayudar, sino con 15 millones de personas, de causas, de asociaciones que se unan al reto, y entre todos demostrar que se puede trabajar en un proyecto para ayudar y se puede hacer con los valores del deporte de superación, esfuerzo, compromiso, trabajo en equipo, y sobre todo, de honestidad y juego limpio.

Para conocer más sobre ese reto, se puede visitar la página web diverscity.es

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.