Inicio Agenda Actividades El primer festival inmersivo de música, en abril en Madrid

El primer festival inmersivo de música, en abril en Madrid

94
0
festival elrow town en madrid

Elrow Town Weekend Festival se celebra el 27 y 28 de abril en Ifema

El 27 y 28 de abril tiene lugar el primer festival inmersivo de música, Elrow Town Weekend, en Ifema de Madrid. Se trata de un evento sin precedentes, donde el recinto se transforma en una ciudad efímera que transporta a un universo en el que la música techno y house y el arte son los protagonistas. 

Alrededor de diez escenarios, actividades lúdicas, espectáculos en vivo, actuaciones teatrales, colectivos creativos, más de 100 DJs y más de 450 actores componen los dos días de festival. Cuenta con la presencia de artistas como La Pegatina, Adam Beyer, Paco Osuna, Toni Vara, Sandunguera, Olive F, Ania Bruster, Alignment, Amotik, Andrea Oliva, Eli Brown, y Fer BR, entre muchos otros. 

Comienza a las 12 h de cada uno de los dos días y se extiende hasta la madrugada. Las entradas ya están a la venta y se pueden adquirir a través de la web oficial del evento por precios que rondan los 80€ todo el fin de semana. También se ofrecen pases de un día, el sábado a 65€ y el domingo a 50€.

¿Cómo es el universo inmersivo del festival?

Elrow Town Weekend Festival de Madrid «no es un festival de música cualquiera«, tal y como confirman desde su organización. Se trata de un evento que transporta al asistente a mundos alternativos en función de sus gustos. Así, en cada área se puede encontrar un mundo temático creado con colores vibrantes, elementos interactivos y efectos especiales, destacando su especial confeti. 

Cada lugar cuenta con un escenario donde se puede disfrutar de música y espectáculos acordes a ese mundo en cuestión. De esta forma, es posible introducirse en un bosque encantado, en un mundo submarino, en un sueño psicodélico o en una utopía futurista, entre otros muchos espacios.

festival elrow town madridLa ambientación la completan más de 200 bailarines, actores, acróbatas y gimnastas que, con sus shows, introducen al asistente aún más en el mundo correspondiente. Es característica, además, la presencia de compañías de teatro callejero de toda Europa que se puede encontrar en varios lugares del festival. Por lo tanto, que no te sorprenda si de repente te cruzas con artistas aéreos, zancudos o incluso criaturas que interactúan con la multitud. 

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces o escanea el QR!

WHATSAPP
TELEGRAM

En cualquier caso, la música techno y house sigue siendo el centro del festival con conciertos de artistas de todo el mundo, tanto consagrados como emergentes, que harán saltar y vibrar a todos los espectadores. Como en otros festivales, también se podrá disfruar de diferentes juegos y de los tradicionales food trucks y otros lugares para comer y descansar, para después retomar el evento con más fuerza. 

Elrow, desde el siglo XIX hasta nuestros días

El concepto elrow nació a finales del siglo XIX en Fraga, Huesca, de la mano de José Satorres, un joven cuyo sueño era abrir su propia cafetería: el Café Josepet. Se inauguró en 1870 y enseguida se convirtió en el punto de encuentro de los hombres de negocios del pueblo. Poco a poco, el local se fue convirtiendo en un club social que atraía a gente de otros lugares de la zona.

Poco antes de morir, cerró el bar, al no tener a nadie a quien poder traspasárselo. Sin embargo, unos años después Antonio Durán, el marido de la hija de su nuera, lo reabrió bajo el nombre Bar Victoria, que luego se transformó en el Teatro Victoria y en el Cine Victoria, a principios de los años 20.

elrow

Con el paso del tiempo, este nuevo espacio de entretenimiento fue expandiéndose hasta llegar a la creación del actual Club Florida, que se inició en la nueva música electrónica. Y, poco después, en 1993, derivó en la Monegros Party, un festival celebrado en la antigua finca de Josepet. Empezó con la asistencia de 200 amigos y llegó a alcanzar los más de 40.000 asistentes en 2014.

En 2001, los entonces propietarios, descendientes de los creadores originales, se mudan a Barcelona para crear el club Row, una marca que, con el tiempo, se transformaría en el festival que podemos disfrutar ahora. Está presente en 65 ciudades de más de 33 países ubicados en los cinco continentes.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.