Home Nacional e Internacional Explosivos de la Guerra Civil: el último, encontrado en Fuenlabrada

Explosivos de la Guerra Civil: el último, encontrado en Fuenlabrada

0
explosivos guerra civil
Foto: El Mirador de Madrid

Madrid es una de las ciudades con más explosivos de la Guerra Civil

Han pasado ya casi 100 años, pero todavía se siguen encontrando explosivos de la Guerra Civil en España, y es precisamente Madrid uno de los lugares que más cantidad de ellos alberga a día de hoy. El último que se ha localizado es un proyectil, en el parque del Olivar de Fuenlabrada, mientras se realizaban obras de canalización del riego. Una unidad de TEDAX de la Policía Nacional se desplazó hasta el lugar, y se hizo cargo del artefacto. 

Este es solo uno de los múltiples ejemplos que se pueden encontrar en la Comunidad de Madrid. Hasta hace poco la Guardia Civil ha estado retirando varios tipos de explosivos como ese, que estaban incrustados en los muros del Palacio de Oriente, en concreto, en la parte que está justo enfrente de los jardines del Campo del Moro. 

«Durante la guerra, se lanzaron muchísimos desde la zona de más allá de El Retiro, e impactaron, pero no detonaron, así que los hemos tenido que terminar de sacar«, explica el teniente de la Guardia Civil TEDAX, Salvador Serrano. «Con muchísimo cuidado se sacan y se destruyen porque los explosivos siguen funcionando aunque hayan pasado tantos años. No caducan, están contenidos en ese proyectil y no se deterioran«, puntualiza.

Foto: El Mirador de Madrid

En total, solo el año pasado, se localizaron unos 55 artefactos, bastantes de ellos en Madrid, ya que fue una zona caliente de la Guerra Civil. Esta cifra alcanza los 750 en los últimos diez años.

A pesar de ello, Serrano asegura que probablemente hay algunos más que no constan por haber sido destruidos por la gente civil que se los encuentra. Entre ellos, hay bombas de aviación, incendiarias, espoletas (la parte que al impactar hace que explote esa bomba), granadas de mano… 

¿Cómo se localizan los explosivos de la Guerra Civil?

La forma de encontrar estos explosivos de la Guerra Civil, tanto en Madrid como en otros lugares, es fortuita. Generalmente, los hallan senderistas por el monte. Probablemente, «ha llovido, ha arrastrado la tierra que cubría el artefacto y lo encuentran«, explica Serrano. También aparecen con frecuencia en los campos de sembrados que están arando, en terrenos en los que no se ha profundizado mucho antes o que son nuevos. (outdoorelementsusa.com) Al remover la tierra, allí se localizan. 

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces o escanea el QR!

WHATSAPP
TELEGRAM

Otra forma muy habitual de dar con ellos es en las casas antiguas en las que se realiza alguna reforma. «Hay gente que hace una obra en pueblos donde ha habido guerra, y al picar, de repente, aparece una granada o un proyectil que se quedó allí, no detonó y estaba tapado«, cuenta. O, incluso, algunos se encuentran en cajas en casas viejas de gente mayor que guardó detonadores, dinamita o granadas de la guerra. 

En cualquier caso, asegura que lo más importante, si se encuentra un artefacto de estas características es no tocarlo, pues el movimiento podría llegar a detonarlo. «Hay gente que piensa que no funcionan, incluso algunos que los cogen, los transportan, los manipulan, aparecen con ellos en el cuartel diciendo que se los han encontrado… es peligroso«, remarca. 

Foto: El Mirador de Madrid

Por ello, lo que se debe hacer es señalizar la zona, si es posible, y llamar a la Guardia Civil que, a su vez, avisará a los equipos de desactivación. Si se desea, se puede esperar por allí para indicar a la patrulla donde se encuentra el explosivo exactamente, y «ya dejarnos hacer nuestro trabajo«.

Además, puntualiza que, bajo ningún concepto, es recomendable llevarse el explosivo a casa. «Que la gente sea consciente de que no son trozos de hierro, que todavía el explosivo que tiene dentro sigue activo. Además, estar en posesión de ellos en un domicilio particular es un delito, está penado«, concluye. 

“Nosotros ya no desactivamos a mano una bomba de la guerra”

Lo primero que hace la Guardia Civil cuando se enfrenta a un explosivo de la Guerra Civil es observar el estado en el que se encuentra. «Si no se puede mover, optamos por hacer una detonación controlada in situ sin provocar incendios u otros daños. Otra posibilidad es transportarlo a una zona segura y ahí se desbarata«, narra. Al final, la mayoría de estos artefactos poseen carga explosiva por lo que lo más seguro es destruirlos. 

«Nosotros ya no nos dedicamos a desactivar a mano una bomba de la guerra porque no sabemos exactamente cómo el paso del tiempo ha afectado al sistema de iniciación que tiene«. En caso de que no tuviera carga explosiva, se abre, y comprueban que ya no sirve de nada. Seguidamente, se lleva a reciclado o se queda en el museo de la Guardia Civil. 

Foto: El Mirador de Madrid

A día de hoy, es «imposible» determinar cuántos explosivos de la Guerra Civil quedan por encontrar. Depende de la gente que hace senderismo o reformas en sus casas y que se topan con ellos de manera fortuita. Por lo que, lo más probable, es que todavía sigan apareciendo a lo largo de los próximos años. 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.

NO COMMENTS

Deja un comentarioCancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Psst, psst, antes de irte, ¿te gustaría tener las noticias de Madrid más a mano? Únete a nuestros canales de Whatsapp y Telegram y…¡Presume de estar informado antes que nadie!

×

Psst, psst, antes de irte, ¿te gustaría tener las noticias de Madrid más a mano? Únete a nuestros canales de Whatsapp y Telegram y…¡Presume de estar informado antes que nadie!

×