Inicio Deportes Cierra la estación de esquí Puerto de Navacerrada

Cierra la estación de esquí Puerto de Navacerrada

696
0
Acceso Puerto Navacerrada

El cierre de tres de sus pistas obliga a clausurar toda la estación

La estación de esquí Puerto de Navacerrada ha anunciado su cierre tras la decisión de no renovarse la concesión de los terrenos a los que pertenecen las instalaciones de tres de las pistas de esquí, por parte del Organismo Autónomo Parques Nacionales, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

«Las tres pistas que desean suprimir son las que generan más días de esquí en el Sistema Central por lo que supondría el cierre de la estación y la quiebra de la empresa al hacer inviable la explotación de la Estación de Esquí de Navacerrada», han explicado desde la empresa Puerto de Navacerrada.

Estas tres pistas son las de Escaparate, Telégrafo y Bosque de Navacerrada, que están situadas en el entorno del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Según alegan desde el Ministerio, esta decisión revertirá estos montes al dominio público forestal, «garantizando la restauración ambiental y paisajística de estos terrenos de alto valor». De esta forma, pasarían a formar parte de la Zona de Uso Limitado de Cumbres.

Además de las pistas de esquí, en la zona también se encuentran tres telesillas con sus construcciones complementarias. Igualmente, hay un sistema de innivación artificial compuesto por un edificio depósito, que alberga los compresores, las conducciones de agua y aire y los cañones de impulsión. Por último, se ubica también «un remonte tipo tapiz rodante instalado sin autorización», apuntan.

La empresa Puerto de Navacerrada tiene hasta el próximo 30 de octubre para desmontar los remontes, eliminar los edificios y retirar sus escombros, cables y tomas de agua.

Despidos y otras posibles consecuencias por el cierre del Puerto de Navacerrada

El cierre de la estación de esquí Puerto de Navacerrada va a suponer el despido de sus más de 30 trabajadores directos y va a afectar a más de 200 puesto de trabajo indirectos, según afirman desde la empresa responsable. Además, es un hecho que también se va a notar posiblemente en la actividad económica de los municipios cercanos.

Cercedilla, Navacerrada, Becerril de la Sierra, Rascafría o La Granja de San Ildefonso son las localidades que, como consecuencia, pueden ver disminuida la afluencia de turistas en la zona. Desde la empresa Puerto de Navacerrada, declaran además que en el plano social, el cierre de la estación podría suponer el «abandono y vandalización de las instalaciones». 

Acceso al Puerto de Navacerrada

La empresa dependiente de las pistas no ha sido la única que se ha mostrado en desacuerdo con la decisión. Dos peticiones en la plataforma change.org protestan pidiendo que se evite el cierre e incluso ofreciendo alguna posible solución.

Según sugieren en un de las peticiones, se debería «renovar la concesión y controlar el acceso al parking durante los fines de semana porque el problema no es la estación de esquí». Aseguran además que «la estación de esquí esta vacía en comparación con la parte de fuera y los residuos no están dentro de la estación si no fuera, los esquiadores respetamos la montaña». 

Motivos sociales y ambientales en torno al cierre de la estación de esquí del Puerto de Navacerrada

Desde la empresa Puerto de Navacerrada también han querido aclarar su posición respecto a los motivos sociales y ambientales que se han aportado para no renovar la concesión de los terrenos.

  • Problemas de tráfico. Aseguran que «no se deben a la estación de esquí, sino al elevado tráfico en la carretera que une Madrid con Segovia, y a la existencia de un paso de peatones muy frecuentado que hace que la circulación se ralentice».
  • Masificación de visitantes en la zona por el esquí. Desde la empresa aseguran que esta actividad «no genera la masificación de visitantes a la zona». Añaden que la estación abre únicamente entre 70 y 90 días al año, y el aforo medio es de 500 esquiadores. «Su presencia además se restringe a las pistas», apuntan.
  • Cambio climático. Aducen que «no compromete la viabilidad de la estación». De hecho, explican que «el agua de lluvia se recoge y almacena por la propia estación para innivar las pistas, y no ha habido ningún año que las temperaturas no hayan producido nieve». 

Esta decisión acaba con uno de los entornos para la práctica del esquí más frecuentados por los madrileños en el Sistema Central.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.