leones contra Bélgica

El rugby español tropieza al final del camino

Los Leones perdieron ante Bélgica y se esfumó la clasificación directa para el Mundial de 2019 en Japón.

La selección española de rugby no pudo conseguir la victoria contra Bélgica el pasado domingo. La clasificación directa para el Mundial de 2019 en Japón se fue en el peor partido que hicieron los Leones en estas semanas en las que nos creímos mejores de lo que España ha sido nunca en rugby. Prueba de ello fue el triunfal partido contra Alemania una semana antes, en el Campo Central de la Universidad Complutense de Madrid con presencia del rey Felipe VI.


rugby leones contra BélgicaEl papel arbitral tuvo bastante influencia. Ya la sola designación de un árbitro rumano, Iordachescu, cuando los del roble necesitaban una derrota de España para lograr el acceso directo, fue protestada por España. A las sospechas no ayudó precisamente la actuación del colegiado. El juego de España se veía interrumpido continuamente por el exceso de rigurosidad, mientras que con Bélgica la permisividad era visiblemente mayor, y todas las decisiones polémicas caían de su lado.

Mal partido

Pero, con todo, España, con solo un madrileño esta vez entre sus filas (Brad Linklater, del Alcobendas) no hizo precisamente un buen partido. Bélgica es un equipo diferente en su casa, y sin la tensión de una clasificación o una permanencia salieron mejor y fueron, en general, mejores. Al descanso, Vincent Hart había convertido cuatro golpes de castigo y otro más en la reanudación, dejando un parcial de 15-0.

rugby leones contra BélgicaCuando España consiguió sus primeros puntos, mediante un ensayo convertido por Linklater y Gibouin y un golpe de castigo de Peluchon, ya no quedaba tiempo para la remontada. Lo peor no fue la imagen del partido, sino la de después, cuando algunos jugadores españoles fueron a por el árbitro, afectados por la frustación vivida durante 80 minutos.

Sin embargo, España aún no ha perdido su último tren, y la motivación es máxima, como así expresó el capitán Jaime Nava, después del partido. Ahora las miradas están puestas en Portugal, en un choque en el que el ganador podrá mantener la esperanza. El que lo supere se medirá contra Samoa, difícil como todas las selecciones oceánicas. En caso de caer aquí, el último recurso será en un cuadrangular en el que también participarán Canadá y los segundos clasificados de África y Asia.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.