Mahou-Calderón

El Vicente Calderón se demolerá en febrero de 2019

Las obras del proyecto de urbanización Mahou-Calderón durarán dos años y diez meses

El 2 de octubre de 1966 se inauguraba oficialmente el Estadio del Manzanares con un encuentro entre el Atlético de Madrid y el Valencia C.F. 52 años después Madrid se despide de uno de los grandes iconos urbanísticos de la capital. El estadio Vicente Calderón, lugar de peregrinación para muchos aficionados atléticos, tiene las horas contadas. El Ayuntamiento de Madrid, Mahou San Miguel y el Club Atlético de Madrid han firmado el convenio para programar las actuaciones a realizar en el ámbito Mahou-Calderón y una de las primeras es la demolición del estadio, en febrero de 2019.


La transformación de la superficie total de 193.804 m² ha pasado por varias fases: una en julio pasado, con un período de información pública del proyecto de urbanización Mahou-Calderón, y otra, a mediados de noviembre, con la aprobación en junta de gobierno. Los trabajos durarán dos años y 10 meses y se abordarán en 3 etapas.

mahou calderón

Etapas de las obras del proyecto Mahou-Calderón

En la primera, se urbanizarán los viarios entre el paseo de Pontones, el paseo Imperial y el paseo de los Melancólicos. También se demolerá el estadio, excepto la grada que está situada sobre la M-30 para no interferir en el tráfico de la vía de circunvalación. A continuación se realizarán los trabajos necesarios para proceder al desvío del tráfico por la zona demolida y, por fin, se derribará el graderío oeste.

En la segunda etapa, se reordenará el paseo de los Melancólicos y la calle Duque de Tovar. Y la tercera comprende la ampliación del parque Madrid Río. Se llevará a cabo después de ocultar la M-30. El trabajo estructural de cubrimiento de este tramo de Calle 30 será tarea del Ayuntamiento: incluirá instalaciones generales, aislamientos acústicos e impermeabilizaciones, y la ejecución -y posterior demolición- del desvío de la Calle 30 y su reposición al trazado definitivo.

Mahou-Claderon-proyectoCalendario para las obras

  1. Enero de 2019: comienzan las obras de urbanización de la 1ª Fase ‘Zona Mahou’.
  2. Febrero de 2019: se empieza con el derribo del estadio Vicente Calderón en las áreas que no afecten a la actual configuración de la Calle 30 a su paso por debajo de la Tribuna (Fase 1 Graderío).
  3. Junio de 2019: inicio de las obras de urbanización de la 2ª Fase ‘Zona Melancólicos’.
  4. Julio de 2019: se desvía provisionalmente la Calle 30 para derribar de la segunda fase del estadio (Fase 2 Tribuna).
  5. Septiembre de 2019: comienza el derribo de la Fase 2 Tribuna del estadio Vicente Calderón.
  6. Diciembre de 2019: desvío de la Calle 30 para permitir las obras de cubrimiento.
  7. Marzo de 2020: empiezan las obras para cubrir de la Calle 30. Será necesario que el Pleno del Ayuntamiento haya aprobado el Presupuesto General para el año 2020.
  8. Agosto de 2021: se derruye el desvío y se repone la Calle 30 a su trazado definitivo.
  9. Septiembre de 2021: comienzan los trabajos de continuidad del parque Madrid Río sobre la losa de cubrimiento de la Calle 30 (3ª Fase ‘Zona Parque del Río’).
  10. Noviembre de 2021: obras para completar y dar continuidad al parque Madrid Río.

Vivienda protegida, actividad privada y zonas verdes

De los más de 132.000 m² dedicados a uso residencial, un 11% se destinará a vivienda protegida. El uso terciario, es decir, la actividad privada, tiene reservados casi 15.000 m² y el resto se empleará, casi a partes iguales, para zonas verdes y viario.

mahou calderón maqueta

Con este plan, el Ayuntamiento pretende establecer una estructura urbana de acuerdo con la tipografía existente, resolver la discontinuidad del parque Madrid Río y prolongar el espacio verde hacia los terrenos que ocupaba la antigua fábrica de Mahou. Permitirá una conexión peatonal y mediante un carril bici. Se favorecerá el dinamismo socioeconómico y urbano de la zona, mejorando la atonía que presenta el entorno con la introducción de nuevos usos y actividades.

Descontento de las asociaciones vecinales

Este gran proyecto, junto al de Madrid Nuevo Norte, intenta garantizar un número suficiente de viviendas sociales y equipamientos básicos para hacer frente a los nuevos flujos de población.

Sin embargo, la FRAVM (Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid) insiste en que estos proyectos solo sirven para alimentar los beneficios de los propietarios del suelo: la empresa cervecera y el club rojiblanco.

Creen que el suelo público debería destinarse a equipamientos, zonas verdes o viviendas sociales así como a desarrollos económicos que favorezcan la creación de empleo. Para el grupo ‘No al proyecto Mahou Calderón’, una buena gestión hubiese sido “eliminar el acuerdo de edificabilidad desproporcionada”.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.