Inicio Histórico Elecciones 2019 Las papeletas que los madrileños no encontrarán el 28 de abril en...

Las papeletas que los madrileños no encontrarán el 28 de abril en sus colegios electorales

457
0
Elecciones generales 2019

Solo 6 de los 14 partidos con posibilidad de escaño estarán entre las opciones de voto de los electores de Madrid

Las Elecciones Generales están a la vuelta de la esquina. Este 28 de abril, todos los españoles mayores de 18 años y en pleno disfrute de sus derechos políticos son llamados a las urnas para escoger a sus representantes en el Congreso y en el Senado. Los votos de los madrileños concentran la mayor cantidad de escaños del Congreso de los Diputados, 37 de los 350. Sin embargo, las opciones para votar son muy distintas de las de otras Comunidades Autónomas.

elecciones 2019 voto por correo

Puedes consultar aquí todas las candidaturas

Es más, de los 14 partidos que según la última encuesta del CIS correspondiente al mes de marzo tienen posibilidad de conseguir un escaño en estas elecciones generales, los votantes madrileños solo encontrarán las papeletas de seis de ellos: PP, PSOE, Ciudadanos, Unidas Podemos, VOX y PACMA.

Las demás candidaturas (en total 12 en Madrid) son de partidos que no suelen obtener representación; sin embargo, las de partidos que sí obtendrán, como ERC, Compromís, EH Bildu o EAJ-PNV, no estarán. ¿Por qué esto es así y cómo afecta a los votantes madrileños?

Partidos no inscritos en la Junta Electoral de Madrid

Esos partidos no están inscritos en la Junta Electoral de Madrid, sino solamente en las regiones que representan. Son regionalistas que aspiran a entrar en el Congreso de los Diputados para defender los intereses de su localidad. No presentan un proyecto de ámbito nacional, sino de ámbito regional.

Por eso no ven necesaria su participación en el resto de Juntas Electorales, ya que no tienen argumentos de persuasión para ganar electores, ni planes concretos en esas otras provincias. En otras ocasiones, hay partidos que no están presentes en todas las juntas porque no alcanzan el mínimo de firmas.

Sin embargo, todas las predicciones apuntan a que algunos de ellos serán partidos claves para la formación del próximo gobierno, pese a que en la mayoría del territorio español ni siquiera hay opción para darles o no el voto.

elecciones barómetro cis 2019

Por ejemplo, Esquerra Republicana de Catalunya, que según la última encuesta del CIS conseguiría entre 17 y 18 escaños, solo se presenta en las 4 provincias catalanas, las 3 valencianas e Islas Baleares. EH Bildu, con presencia en Navarra, Álava, Gipuzkoa y Bizkaia, alcanzarían de 3 a 5 escaños. Y Compromís, compitiendo únicamente en las provincias valencianas, se llevaría entre 1 y 2 escaños.

Según el politicólogo Alberto Sotillos, «al velar solamente por el beneficio de su localidad, pueden llegar a chantajear al Gobierno Central para imponer sus intereses por encima del de todos los españoles».

Las provincias como circunscripciones electorales

La razón de este gran poder de negociación de formaciones no representadas en la mayoría de provincias, se encuentra en el núcleo mismo del sistema electoral español. En la búsqueda de proporcionalidad en el reparto de escaños, el método de distribución aplicado es el de las circunscripciones, que equivalen a cada una de las provincias de España y a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Al no haber una circunscripción única para todo el país, cada partido tiene la potestad de inscribirse en la provincia donde les parezca que mayor opciones tienen de conseguir un escaño.

La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) asigna un mínimo de dos diputados a cada provincia y una a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. De esta forma, quedan ya asignados 102 escaños. Los 248 restantes se asignan en base a parámetros establecidos a partir de la población con derecho a voto en estas provincias. Por eso, además, las provincias más deshabitadas tienen más escaños de lo que les correspondería por población.

Sobrerrepresentación de algunos partidos

Así, los madrileños también ven damnificados sus votos en ese sentido. El método de distribución de escaños por circunscripción provincial provoca que en Madrid se necesite de un mayor número de sufragios para conseguir un asiento en el Congreso, en comparación con el resto de provincias. En las pasadas elecciones, por ejemplo, el escaño equivalía a 96.272 votantes madrileños, mientras que en la provincia de Soria el escaño se conseguía con 24.809 votos.

Este hecho termina por beneficiar a los grandes partidos y a las formaciones nacionalistas y de ámbito más local, y perjudica a las formaciones que compiten en todas las provincias pero que no gozan del apoyo electoral con el que cuentan los grandes partidos. En palabras de Alberto Sotillos, este sistema «en algunos casos sobrerrepresenta en exceso a algunos partidos».

elecciones 2019 logo

Es por esto, por ejemplo, que en las pasadas elecciones, ERC consiguió 9 escaños con 632.234 votos; mientras que Ciudadanos obtuvo 32 escaños con 3.141.570 votos; haciendo una media de 70.248 y 98.174 votos por escaño respectivamente. No es de extrañar entonces que los partidos más regionalistas prefieran centrar su esfuerzos en su localidad.

Madrid carece de partidos locales

En Madrid no existen partidos que representen, en exclusiva, los intereses de la región. «Esto quiere decir que los madrileños se consideran bien representados«, apunta Sotillos, «en el momento en que no fuese así, se formarían partidos locales».

Por eso, para el politicólogo resulta entonces lógico que ciertos políticos se presenten solamente donde tienen intereses territoriales, siempre y cuando estos partidos «ayuden a la mejor integración de los territorios». Por el contrario, «buscan el beneficio propio, en detrimento de las provincias que no han podido votarles y a las que no representan».

El sistema del Parlamento Europeo como alternativa

El sistema facilita la existencia de mayorías absolutas para los grandes partidos, que «tenía sentido en la transición, pero que ahora provoca ciertas desviaciones que son difíciles de corregir», en palabras de Sotillo. Por eso se debería revisar su funcionamiento, y posiblemente modificar, para asegurar un reparto más equitativo de escaños en el Congreso.

El modelo que actualmente se utiliza para las elecciones al Parlamento Europeo considera una circunscripción única para todo el país, que trae como resultado un reparto más proporcional respecto al modelo que se utilizará este 28 de abril en las elecciones generales.

[box type=»warning» ]Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.[/box]



Recibe nuestro boletín de noticias

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.